Buscar
miércoles, 08 de febrero de 2023 00:08h.

23, Rojo o negro [de todos depende] - por Antonio Cabrera de León

 

fr A C D L 23

23, Rojo o negro [de todos depende] - por Antonio Cabrera de León *

Si unimos la victoria del Partido Demócrata en el Senado de los EEUU y la obtenida por Lula en Brasil, el último mes ha sido extraordinariamente bueno para la supervivencia de la democracia en el mundo. Como ocurrió con los triunfos de Petro en Colombia y de Boric en Chile, han sido victorias encabezadas por la izquierda pero que no se habrían conseguido sin aliados claramente conservadores y democráticos.

En unos momentos de auge del fascismo entre las derechas del mundo, algo habrá influido el que conozcamos la Historia más de lo que creemos, y quizá por ello evitemos que se repita. No es necesario recurrir al manido ejemplo de cómo la falta de diálogo entre socialdemócratas y comunistas aupó a Hitler al poder en 1933. Ciñéndonos sólo a nuestros días es fácil comprobar que allí donde los demócratas han paladeado el sabor del autoritarismo, surge más fácilmente la unidad para salvar la democracia. Uribe, Duque, Piñera, Bolsonaro, o Trump, son todos ellos precursores del totalitarismo. En sus países se ha acabado armando cualquier tipo de alianza entre demócratas que les impida gobernar ni un minuto más.

Algo de eso ha pasado en España, aunque lo destaquemos poco. El pacto del PSOE con la izquierda estatal y la nacionalista, tiene mucho de frente amplio “a posteriori”. No fue, en efecto, un frente electoral común. Pero finalmente ni toda la oligarquía del país con sus cañones mediáticos pudo impedir el gobierno votado por la población.

Aquí se vivió con perplejidad y con ira los manejos de un gobierno corrupto que, al tiempo que nos robaba, recortaba el estado de bienestar. Ayer los madrileños, que llevan 20 años votando gobiernos corruptos, demostraron que verse sin pediatra para sus niños, sin médico de urgencias, o sin centro de salud, les ha despertado del sueño individualista e insolidario. Ayer se cogieron de la mano y salieron juntos a ejercer la solidaridad, a pedir respeto a lo común, y a descubrir que en realidad la libertad no estaba en los bares.

Se viene el año 23 con una guerra activa en Europa, con mayor inflación desde los Cárpatos a los Pirineos que en España, y con un evidente acoso de EEUU a la China que lo va a desplazar inminentemente como primera potencia económica mundial. Es año electoral. Si los pueblos de España se mantienen unidos en la defensa de la solidaridad salvaremos el estado de bienestar. Quienes en la izquierda no tengan la talla política para alcanzar un acuerdo unitario deberían apartarse o ser apartados. De todos depende que sea 23 rojo o negro.

* En La casa de mi tía por gentileza de Antonio Cabrera de León

ANTONIO CABRERA DE LEÓN RESEÑA

 

MANCHETA AGOSTO 22