Buscar
sábado, 02 de marzo de 2024 09:51h.

Amada Constitución - por Juan García Luján

 

fr j g l

Amada Constitución

Juan García Luján 

SOMOS NADIE

Amada Constitución nuestra que estás en los cielos. Santificado sea tu nombre, pero no quienes se quieren santificar en tu nombre. Venga a nosotros tu Reino de Derechos como el Derecho a la Educación , el Derecho a la Salud  o el de la Alimentación, aunque hay que esperar una veintena de artículos para reconocerlos, mientras que la forma de estado como Monarquía Parlamentaria ya sale desde el articulo 1, y la indisoluble unidad de España desde el artículo 2. Por no hablar del derecho a la vivienda digna, que para encontrarlo debemos pasar unas cuantas páginas hasta llegar al artículo 47.

Este día en el que cumples 45 años olvidamos las rimas y deseamos que disfrutes de tu madurez. Tú que tuviste tantos padres y ninguna madre, esperamos que llegue el momento en el que te adaptes un poco, amada Constitución, porque suena bastante carca que en pleno siglo XXI el rey al que amparas tenía dos hermanas mayores que no accedieron a la corona porque eran mujeres.

Perdona a quienes dicen que no duermen para defenderte y que el mayor ataque que has recibido es una ley de amnistía. Déjalos con su amnesia que les hace olvidar las décadas que llevamos de gobiernos que han amnistiado a corruptos y a delincuentes fiscales. Esos gobiernos, tanto de gaviotas como de rosas, perdonaron a defraudadores de Hacienda mientras en las cárceles mantenían a roba gallinas. Debe ser que se saltaron la lectura de tu artículo 31 que dice que “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad”.

A ti que te reformaron una vez en 2011, en agosto, con nocturnidad y sin consulta al pueblo, para que el Estado no se relajara y considerara siempre prioritario pagar los intereses de la deuda a la banca, acepta, amada Constitución, que las próximas reformas sean producto de un debate democrático y no de los intereses de los de siempre.

Que se haga tu voluntad, amada Constitución, y el artículo 25 (“toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, …”) se cumpla alguna vez sin necesidad de acudir a la caridad ni a los bancos de alimentos.

Amada Constitución, no nos dejes caer en la tentación de despreciar la democracia, ni de dejar el poder en manos de quienes no han sido elegidos. Líbranos del mal de la desafección política y líbranos, sobre todo, de los salvadores de la patria, de  quienes se envuelven en banderas y gritan mientras se tocan el pecho diciendo que te aman, porque la historia está llena de ejemplos de que ese derroche de amor patriótico acabó siempre con medio país en la cárcel y el otro medio vigilándolo. Gracias por los servicios prestados, amada Constitución, y que los cambios de madurez se parezcan al país que avanza en derechos y libertades, no al que quiere regresar a los tiempos grises. Amén.

* Gracias a Juan García Luján. Publicado originalmente en la web del autor SOMOS NADIE

https://juanglujan.wordpress.com/2023/12/05/amada-constitucion-juan-garcia-lujan/

JUAN GARCÍA LUJÁN por Erik G.J.
JUAN GARCÍA LUJÁN por Erik G.J.
SOMOS NADIE
SOMOS NADIE