Buscar
sábado, 24 de febrero de 2024 22:33h.

¿No es posible una política que lleve a la producción dispersa en las azoteas de las ciudades?

Bailando con lobos  - por Antonio Cabrera de León

 

FRASE CABRERA

Bailando con lobos  - por Antonio Cabrera de León *

Teresa Ribera baila con lobos y cree que son perritos falderos. Es ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico. Pregunto ¿Se le ocurrió el nombre a ella sola? A la vista de sus declaraciones sobre la subida de la electricidad, es posible que sí, que semejante nombre y otras ideas luminosas se le hayan ocurrido jugando al parchís.

Teresa ha descubierto la pólvora: para bajar el desorbitado precio de la electricidad su política consiste en pedirles a las compañías eléctricas que “reflexionen”. No había oído algo tan brillante desde el impuesto al sol.

A eso lo llamo yo una política progresista. No se había implantado política tan dura contra la patronal desde Lenin. Nada de nacionalizaciones: “reflexionen”. Tiembla Endesa. Siguiendo esa línea la ministra de Hacienda rogará a los defraudadores “que se lo piensen”, el ministro del Interior suplicará a los agresores sexuales “que asesinen menos, o que asesinen más flojito”. Hasta el nuevo ministro de Cultura y Deporte puede pedirle a Florentino Tolili “que sólo insulte a los jugadores de otros equipos”.

La muy izquierdista Ribera no cree que fueran los lobbies de las compañías eléctricas los que consiguieron un mercado europeo en el que es legal cobrarnos toda la electricidad generada cada hora al precio de la más cara que se produzca ¿Es boba o quiere silla? Es más, advierte a las eléctricas de que la CNMC sigue de cerca sus movimientos para evitar que alteren los precios del mercado. Terrible amenaza, Iberdrola, que igual van y te sancionan con el 1% de los beneficios que obtengas manipulando precios.

Por último, dice la ministra que “hay que hacer una reflexión colectiva de cuánto de soportable es esto”. ¿Soportable para quién Teresa? ¿Vas a considerar que hay clases sociales y no todas soportan lo mismo, o nos vas a poner a todos a reflexionar por igual? Esto es lo que ocurre cuando un gobierno pretendidamente progresista, pone a una persona de escasa cualificación política al frente de un ministerio. Puede estar cualificada técnicamente, pero su acción política no se distingue de la de un gobierno conservador. En su ignorancia, y su conservadurismo, ella cree sinceramente que no puede hacer más.

Si solo cabe optar entre lo conservador y lo muy conservador ¿No es posible la izquierda, entonces? ¿No es posible un gobierno que ponga tarifa fija para quien tenga unos ingresos en niveles de pobreza? ¿No es posible volver a crear una compañía eléctrica estatal? ¿No es posible la renacionalización de alguna de las privatizadas en su día? ¿No es posible una política que lleve a la producción dispersa en las azoteas de las ciudades? Todo eso son acciones de gobierno para otra política que no sea Teresa Ribera y quizá para otro gobierno que defienda a las clases trabajadoras más que éste.

Y fuera del gobierno ¿No es posible una gran campaña de activismo dirigida específicamente contra una sola de las grandes compañías para que sus clientes se den de baja en masa y se pasen a otra? Son 10 minutos de ordenador. En enero de 2021 un grupo de activistas puso de rodillas a poderosos fondos bajistas en Wall Street ¿Cuándo vamos a actualizar la lucha política con los métodos del siglo XXI?

* En La casa de mi tía por gebntileza de Antonio Cabrera de León

ANTONIO CABRERA DE LEÓN RESEÑA

mancheta 35