Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 06:35h.

Conrado Domínguez no ha caminado sólo - por Antonio Aguado

 

FR AAS C D

 

Conrado Domínguez no ha caminado sólo - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

 

Hasta llegar al caso llamado “mascarillas” que, por su gravedad y probables responsabilidades jurídicas, es lo más aparatoso y grave que le ha ocurrido a Conrado Domínguez que, de la figura hasta recientemente denominada como imputado, ha pasado a ser a la de investigado. Por supuesto, hay que respetar la presunción de inocencia, pero ya con lo que se sabe según el sumario de la instrucción judicial, con sus actuaciones al menos ha venido cometiendo indecencias e irregularidades, que sino penalmente le pasará factura éticamente, pues él ha estado en el epicentro institucional donde se adoptaban las decisiones que como se han demostrado eran manifiestamente fraudulentas. 

El fraude de cuatro millones de euros no es un hecho menor, ya no solamente por el montante de ese dinero y si, por todas las connotaciones tan negativas en las que se ha puesto en cuestión la credibilidad del Gobierno de Canarias y más concretamente su Consejería de Sanidad, con el Servicio Canario de la Salud del que Conrado Domínguez era su director.

Hasta llegar a esta situación, Conrado Domínguez ya había desempeñado este mismo cargo en la anterior legislatura Gobernada por Coalición Canaria. Habíamos constituido en junio de 2018 la Plataforma Reivindicativa Sociosanitaria de Canarias y en varias ocasiones nos reunimos en ese entonces con él para tratar de lograr que el anterior edificio de la antigua Facultad de Ciencias de la Salud o llamado CULP (Centro Universitario de Las Palmas), que llevaba más de once años cerrado y abandonado, lo recuperara el Cabildo como legitimo dueño, pues lo tenia cedido a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y lo volviera a ceder, pero en esta ocasión al Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Sanidad, para poderle hacer frente a las tantas necesidades y carencias que viene padeciendo el Hospital Insular, con sus diversos servicios y fundamentalmente el de Urgencias, muy hacinado y masificado.

Antes de empezar a reunirnos con Conrado Domínguez lo hicimos en varias ocasiones con el presidente del Cabildo Antonio Morales, que fue de los primeros cargos institucionales que, nos apoyó en nuestras reivindicaciones firmando el manifiesto que al respecto habíamos redactado. Pero en la última reunión que sostuvimos en su despacho de la Presidencia, poco antes de las ultimas elecciones autonómicas y municipales, inexplicablemente en contra de nuestros criterios, apoyó a Conrado Domínguez en sus pretensiones de derribar el referido CULP, con lo que eso significaría de varios años para construir un nuevo edificio y mientras tanto los pacientes sufriendo diariamente lamentables y muy penosas situaciones. 

Eso, aun teniendo constancia de nuestra alternativa mucho más ágil, operativa, eficaz y sumamente económica, como es trasladar el Servicio de Consultas Externas situado en la misma planta que el de Urgencias, lo que posibilitaría la ampliación muy considerablemente de éste. El caso es que, en la referida reunión le preguntamos a Conrado Domínguez, si sabía donde estaba situado el mencionado Servicio de Consultas Externas y al contestarnos que si, le interpelamos para que nos dijera su situación y se demostró que no tenía ni idea. A lo que le dijimos que, estábamos hartos de políticos que se dedicaban a hacer proyectos desde sus despachos y no se preocupaban en comprobar desde el terreno, la situación deficiente de las instalaciones objeto de mejoras.

Ya y entre otras cosas, también nos había ocurrido en una reunión en su despacho del SCS, que sin haber cedido el Cabildo el referido CULP a la Consejería de Sanidad, nos manifestó que ya él le estaba pagando y tenia a cuatro técnicos, en esa instalaciones para comprobar la viabilidad del proyecto que pensaba acometer. Le manifestamos nuestra perplejidad y es que, sino se disponía oficialmente del edificio, no podría hacerse ninguna inversión en el mismo, pues podría ser motivo de malversación. Además, en esa misma reunión se paso todo el tiempo ególatramente utilizando el yo como expresión de la primera persona, a lo que le tuvimos que decir estar hartos de escucharle arrogarse él sólo al conjunto del Servicio Canario de la Salud, compuesto por muchas más personas.

Por supuesto en esta legislatura, no hemos querido saber nada más de este nefasto personaje. Pero el caso es que Conrado Domínguez no ha andado sólo, ni él ha sido quien ha ocupado los cargos por su cuenta, por el contrario ha sido el actual Gobierno de Canarias, que le ha otorgado de nuevo el cargo institucional como director del Servicio Canario de la Salud, en detrimento de militantes socialistas que habrían ocupado muy dignamente y con total garantía este cargo, igualmente el de la Consejería de Sanidad y todos los que dependían de sus competencias. La impresión es que haber ganado el PSOE las elecciones autonómicas no le ha servido para nada y es que gran parte de los cargos actuales, formaban parte de la anterior legislatura y se ven fortalecidos, incluso volviendo muchos a la práctica de indeseables actuaciones.

Inconcebible que Conrado Domínguez, continúe en el organigrama de la Consejería de Sanidad, pero ahora como responsable de Calidad e Innovación, según denuncia la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública Canaria y los cada vez más conciertos que se vienen produciendo con la sanidad privada.  

 

* En La casa de mi tía por gentileza de Antonio Aguado Suárez 

          

ANTONIO AGUADO RESEÑA

 

          

 

MANCHETA AGOSTO 22