Buscar
lunes, 26 de febrero de 2024 15:45h.

Un escándalo que deja a algunos jueces en la picota y al PP de Rajoy en la desvergüenza política - por Erasmo Quintana

 

FR E Q

Un escándalo que deja a algunos jueces en la picota y al PP de Rajoy en la desvergüenza política - por Erasmo Quintana

FRANCISCO MARTÍNEZ FERNÁNDEZ DÍAZ
FRANCISCO MARTÍNEZ FERNÁNDEZ DÍAZ

La Audiencia Nacional ha abierto una investigación a los dos años de persecución policial (sin amparo legal) a Pablo Iglesias por el PP de Mariano Rajoy. La querella señala que agentes policiales a cargo del Ministerio de Interior, bajo órdenes del exministro Fernández Díaz, acompañado de Francisco Martínez, éste aprovechó ser miembro de la Policía Nacional para realizar investigaciones prospectivas sobre miembros de Podemos, como a Pablo Iglesias, en el Informe Pisa, o en cuentas falsas de la isla Granadina, todo ello ajeno a cualquier interés de tipo policial y sin ser sometidas ni compartidas con la autoridad judicial.

ANA TERRADILLOS
ANA TERRADILLOS

Lo dicho: emplearon recursos públicos de la Policía con el único fin de perseguir al partido Podemos. Entre los montajes fabricados contra el partido de los morados por esta estructura policial se encuentran la investigación, ilegítima, a Pablo Iglesias mediante la maquinación y su difusión del Informe PISA, acrónimo que responde a Pablo Iglesias, S.A. y que publicó Ana Terradillos en Cadena SER, y la obtención y filtración de documentos (falsos) sobre una inexistente cuenta bancaria a nombre de Pablo en el Euro Pacific Bank Limited, la conocida cuenta en Granadina, que sería difundida por el digital del ínclito Eduardo Inda (Okdiario). Así mismo, se mencionan en la susodicha denuncia los viajes de policías pagados con dinero público (de usted estimado amigo y mío) en diferentes ciudades de Sudamérica, a fin de obtener información para perjudicar a Podemos, y la manipulación del exministro venezolano Rafael Isca, prestándose a parecer supuesto testigo en contra del partido de los morados y de sucesos inexistentes, además de penal y políticamente irrelevantes. 

EDUARDO INDA
EDUARDO INDA

A más de dichos episodios, el texto que se remitió al Juzgado incluye la manipulación de documentos y registros policiales internos para otorgar apariencia de legalidad a la ilícita actuación de los querellados, además de la investigación (ilegítima) de los antecedentes penales de aquel Grupo Parlamentario de Podemos-En Comú Podem-En Marea. Así que Jorge Fernández Díaz, exministro de Interior (PP), imputado ahora por la Trama Kitchen, es llamado a declarar por espionaje a Bércenas. Le sigue Francisco Martínez Vázquez, número dos del anterior. Ambos son claves en las distintas operaciones y formaban parte, como todo el mundo sabe, del ejecutivo de Mariano Rajoy. Aquellos se valían de medios de comunicación como el tabloide El Mundo, de Fernando Lázaro, para propagar las falsedades en contra de Podemos y Pablo Iglesias, las cuales revestían credibilidad, pues se aseguraba que eran informaciones policiales. Para el logro de toda esta maquinación se valían de miembros de la Policía Nacional, donde destacó en estos casos Ignacio Cosidó, que era a la sazón Director General de la Policía Nacional, además de afiliado al PP, el que en varias ocasiones fue, representando al partido conservador, diputado y senador.

IGNACIO COSIDÓ
IGNACIO COSIDÓ

A este más que despabilado señor se debe lo que expresó en un WhatsApp del Partido Popular, que el pacto de este partido con el PSOE para la renovación del Consejo General del Poder Judicial era “una jugada estupenda” que permitiría a los conservadores colocar un presidente del Tribunal Supremo que controlaría “desde atrás” a la Sala Segunda y que, entre otras causas, instruye las relacionadas con la corrupción y las vinculadas al Tsunami Democratic.

FERNÁNDEZ DÍAZ EUGENIO PINO
FERNÁNDEZ DÍAZ EUGENIO PINO

Eugenio Pino, exDirector Adjunto Operativo del Cuerpo Nacional de Policía, además de imputado en Kitchen, era quien daba las órdenes para que funcionara la estructura corrupta de la Policía Nacional (Policía Patriótica). Dicho todo esto clarito, porque es bueno a estas alturas que todo el mundo sepa con quiénes puede gastarse lo que lleva en los bolsillos. Considerar también que la respetable oposición, ese Partido Popular con Núñez Feijóo y Vox con Abascal, no acaban de entender que el poder y el Gobierno estén en manos de las izquierdas, esto es PSOE-Sumar, de Padro Sánchez y Yolanda Díaz. 

PP VOX
ABASCAL NÚÑEZ FEIJÓO PP VOX

Es para los ultraconsevadores una anomalía democrática. Lo natural y más lógico para éstos es que sean las derechas quienes estén al mando del timón nacional. Éstas, en su riguroso criterio, son las únicas que saben mandar y gobernar, y su hipótesis, que son las que han demostrado que están en verdad capacitadas para tan alta responsabilidad, junto a la incontrastabilidad del meollo de la cuestión. Y lo último: Pablo Iglesias se ha personado como acusación particular pidiendo la imputación del PP por el corrupto uso de la “policía patriótica” de Mariano Rajoy, para ir en su contra y de Podemos.

PABLO IGLESIAS
PABLO IGLESIAS TURRIÓN

* Gracias a Erasmo Quintana

ERASMO QUINTANA R
mancheta pequeña