Buscar
sábado, 02 de marzo de 2024 09:51h.

Llueve sobre mojado en Telde: un Presupuesto 2015 que da la espalda a la ciudadanía - por Carmen Hernández

Desgraciadamente, que Telde es uno de los municipios en España con mayor endeudamiento es una realidad conocida. En el imaginario colectivo de los teldenses –mal que nos pese- está la auténtica causa, a lo que se debe sumar la ineficaz gestión del actual Gobierno de PP, CC y CCN, más atento al marketing político, al autobombo y al interés de unos pocos que a la desesperada situación que viven muchas familias y a los pésimos servicios públicos que se ofrecen a la ciudadanía pese a una fiscalidad cada vez más asfixiante.

Llueve sobre mojado en Telde: un Presupuesto 2015 que da la espalda a la ciudadanía - presidenta de Nueva Canarias en Telde y candidata a la alcaldía

Desgraciadamente, que Telde es uno de los municipios en España con mayor endeudamiento es una realidad conocida. En el imaginario colectivo de los teldenses –mal que nos pese- está la auténtica causa, a lo que se debe sumar la ineficaz gestión del actual Gobierno de PP, CC y CCN, más atento al marketing político, al autobombo y al interés de unos pocos que a la desesperada situación que viven muchas familias y a los pésimos servicios públicos que se ofrecen a la ciudadanía pese a una fiscalidad cada vez más asfixiante.

La última prueba de ello son los presupuestos de 2015. Fuera de todo plazo legal y por la vía de urgencia, hurtando una vez más el debate al que todos los teldenses teníamos derecho, el Gobierno ha aprobado un documento absolutamente insensible con quienes peor lo pasan, que ahonda en ese endeudamiento a costa de aumentar el gasto político sin sumar un solo euro a los Servicios Sociales.

No es necesario volver a recoger aquí la gravedad del momento que vivimos. Más que nunca, los presupuestos, que recogen en qué gastamos el dinero de todos los ciudadanos, son de una importancia vital.  Con 16.000 desempleados y la pobreza y la exclusión social cuatriplicadas según datos de Cáritas, la sociedad está demandando la cobertura de unas necesidades básicas, la sensibilidad para mirar a los barrios y esforzarnos por priorizar muy bien sus problemas, está demandando una gestión seria y responsable de los servicios públicos. Pero lo que retrata este documento es un Gobierno ajeno absolutamente a los problemas reales de su ciudad, cuyo saldo cuando abandone el poder dentro de menos de 100 días será más deuda, menos servicios públicos, más impuestos, más paro y más pobreza.

Puede que haya quienes piensen que exagero cuando le acusamos de insensibilidad. Déjenme analizar con ustedes algunos aspectos concretos. Hablamos de unos presupuestos expansivos. La Alcaldía se jacta en la memoria de haber aumentado el gasto en 1,9 millones de euros. Pero en el capítulo de ingresos no aparece ninguna fórmula destinada a mejorar los resultados. Gastaremos más a costa de seguir endeudándonos y ¿a qué lo destinaremos? Desde luego, si fuera para atender la emergencia social, o para sostener unos Servicios Sociales desbordados o para generar empleo, no cabría crítica alguna. Pero no, ambas partidas se quedan como estaban: un millón de euros para la emergencia y un exiguo 2% para la concejalía encargada de atenderlos. ¿Dónde sí ponen más dinero? Cuesta creerlo, pero todavía, hoy en día, en la situación de este Ayuntamiento en concreto y del Estado en general, cuando hasta el Rey se ha bajado su propia retribución –y aquí NC ya propuso en 2013 rebajar los sueldos de los políticos un 20% en el paquete de 60 medidas que presentamos para la sostenibilidad del municipio-, Telde aumentará un 17% la partida destinada a los salarios de los cargos de confianza, y añadirá 250.000 euros a lo que han tenido el cinismo político de denominar “desarrollo de programa”, para la promoción de la Alcaldesa.

Creo que ningún Gobierno con un mínimo de sensibilidad se atrevería hoy a hacer algo así. Como tampoco se olvidaría de los desempleados. Pero no hay ninguna consignación específica para políticas de estímulo del empleo, y la destinada a personas de difícil inserción -17.200 euros- creo que es ofensiva para los colectivos a los que va destinada. Ni se olvidaría de todo el tejido social –e incluyo al ámbito cultural, educativo, deportivo, vecinal e incluso ONG- que está jugando un papel tan relevante desde el punto de vista de la cohesión y para la atención a necesidades a las que no llega la administración pública.

Seguimos pagando, eso sí, unos servicios públicos costosos que este Gobierno tampoco se encarga de gestionar con eficacia, como son la recogida de basura, limpieza y mantenimiento de parques, recibiendo los ciudadanos unos servicios de pésima calidad.

Creo, en definitiva, que estamos ante un documento que ahonda, más si cabe, en el desánimo de una ciudadanía que ve como se gobierna en contra de las verdaderas necesidades de sus vecinos y vecinas.

Nueva Canarias por el contrario apuesta por unos presupuestos por y para las personas, esa es nuestra prioridad, que garanticen antes de cualquier otra cosa las prestaciones sociales básicas, el empleo y unos servicios públicos de calidad, y en cuyo diseño participe la propia ciudadanía. Todo ello hemos tratado de plasmarlo en las alegaciones que el grupo nacionalista ha presentado aún sabiendo que llueve sobre mojado en Telde y que solo nos queda esperar a que amaine después de mayo.

* Publicado con autorización del autor