Buscar
martes, 31 de enero de 2023 12:11h.

La democracia avanza sin parar en los EEUU

Lucha o fuma - por Antonio Cabrera de León

 

FR A C D L
FR A C D L

Lucha o fuma - por Antonio Cabrera de León *.

Los supervisores policiales de San Francisco, California, acaban de aprobar el uso de robots policiales con licencia para matar. No para matar ratas en las alcantarillas, no, sino personas en la calle o en sus casas. La democracia avanza sin parar en los EEUU, por lo que veo. Aún les hace falta el permiso de la alcaldesa de la ciudad para ponerlos a “funcionar”. No sé si quedará en ese ayuntamiento un gramo de sensatez que lo impida.

ROBOT POLICIAL SAN FRANCISCO excelsior.com
ROBOT POLICIAL SAN FRANCISCO excelsior.com

En San Francisco, robots letales serán policías

Que yo sepa, hasta ahora sólo algún ejército dispone de máquinas para asesinar sin orden humana de por medio. Robots que, con morfología de drones o con otra, asesinan personas que a la población “nacional” del ejército le importan poco porque son gentes de “países de mierda” (sic). Recuerdo asesinatos de niños y familias enteras en Afganistan. Pero ahora ya hablan de volver las armas robóticas contra sus propios ciudadanos. Gran avance.

Sabemos hace tiempo que el futuro ya no es lo que era y parece que llegados al borde del precipicio hemos decidido dar un nuevo paso al frente. Ya no seremos los seres humanos quienes consideremos que una máquina se ha estropeado sino al revés. Los algoritmos que le inserten a los robots en sus circuitos seleccionarán si deben matar más negros, como hace la policía humana, o si es mejor asesinar igualitariamente sin distinguir sexo, etnia, edad y otras pequeñeces.

No imagino a las personas sin hogar diseñando esos algoritmos, así que ellas serán los primeros objetivos. Después pueden disparar a la cola del paro o la de los bancos de alimentos. Si el diseño de los robots de matanza incluye un volquete, podrían ellos mismos recoger los cadáveres y limpiar de pobres la ciudad en breve tiempo. Como en “El viaje del Voyager”, la conversación entre dos robots al término de su jornada laboral será del estilo de “¿Tú cuántas unidades de carbono has retirado hoy?”.

En la España de Franco el uniforme de la policía era gris como el país. Tiempos de tabaco rubio y policía tan violenta como vemos que es aún la marroquí. No necesitaban robots ni gastaban muchas balas ¿Para qué si podían matarte a palos? Durante la transición, quienes acudíamos a las manifestaciones a favor de la democracia acuñamos la frase “Fuma, que si no te mata un rubio te mata un gris”. Recomiendo a los americanos pobres que, a menos que quieran organizarse y manifestarse contra el uso de armas, compren tabaco. Fumar mata, como la policía y sus robots, pero al menos es “un placer sensual”.

FUMA

* En La casa de mi tía por gentileza de Antonio Cabrera de León

ANTONIO CABRERA DE LEÓN RESEÑA

 

mancheta dic 22