Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 06:42h.

El Parlamento, templo de la palabra, es cada vez menos respetado por los políticos - por Erasmo Quintana

 

FR E Q

 

El Parlamento, templo de la palabra, es cada vez menos respetado por los políticos

Erasmo Quintana

CORRUPCIÓN EN ESPAÑA - AL ASALTO, DEMÓCRITO, 1881
CORRUPCIÓN EN ESPAÑA - AL ASALTO, DEMÓCRITO, 1881

La cultura de la corrupción (que siempre la hubo) es hoy en España más laxa, más permisiva para la sociedad. Los desmanes de las corruptelas en anteriores épocas eran algo más penalizadas y, por ende, rechazadas sin contemplación. Desde que se produce alguna circunstancia como la pandemia del Covid-19, en que se dieron situaciones de total desconocimiento y el alcance del problema de salud pública que entrañaba, así como la urgencia de disponer de medidas preventivas, entre ellas las mascarillas, propició dada la premura que se allanaran medidas oficialmente establecidas anticorrupción. Dicha causa ante la anómala situación fue determinante para favorecer la humana tentación de ganar dinero fácil para todo el que se hallaba en situación favorable de hacerlo, por aquello de que todo lo que puede suceder finalmente sucede.

Aumenta la corrupción en Europa DW

La corrupción en nuestro país es sistémica, algo que por repetida ya no extraña a nadie y porque el propio rey emérito y exjefe del Estado, supuestamente también es corrupto, teniendo que salir de España y fijar su residencia en el lejano país árabe Abu Dabi; y de ahí para abajo todo el que podía, imitándolo. Sobre este fenómeno sabemos algo cuando aparecen casos iceberg del que vemos aquella pequeña parte que sobresale en superficie, mientras que la más importante está sumergida, invisible a nuestra mirada.

JUAN CARLOS BORBÓN Y AMIGOS VANITY FAIR
JUAN CARLOS BORBÓN Y AMIGOS VANITY FAIR

El Partido Popular, condenado en firme por corrupción en numerosos casos, lo que le ha supuesto el calificativo oficial de “corrupto” señala de corrupto al PSOE como si ellos pudieran presumir de conducirse por donde quiera con la máxima honestidad.

PP CORRUPTO
PP CORRUPTO

Tendríamos que recurrir a los orígenes de la moral humana para llegar a entender si las ideas sobre el egoísmo es el resultado del instinto evolutivo de los hombres. Ese arcano deseo irrefrenable de amasar dinero sin medida, el cual, ni viviendo cincuenta vidas serían capaces de gastar, ejerce sobre estas personas esclavas de una poderosa inclinación que justifica el latido cardis de sus vidas, un poder sobrehumano del que les resulta imposible zafarse.

QUINO
QUINO

Así mismo, observemos que la callejera y salvaje violencia cainita viene siempre por la ultraderecha de las ideas políticas cosa que ha ocurrido nada más llegar Vox.

PP VOX
PP VOX

Encontrar, además, un político de verdad entre esos que convierten en un estercolero el Templo de la palabra, arquetipo que vengo señalando, sería un gran descubrimiento. ¿Por qué se dará con tanta frecuencia esa algarabía barriobajera de niños de colegio malcriados, fenómeno que viene siempre de la misma bancada: el PP? Políticos de estos mimbres, distinguidísimos representantes de la nación, en nuestra opinión dejan mucho que desear pues con sus actuaciones poco o nada edificantes, choca el suponerles una capacidad intelectual normal, allí donde hay más sombra que luz, iniquidad más que inocencia. No. Más bien se ven espoleados en su ánimo lucrarse lo que pueden y es todo ello lo que les anima; no están allí para ser útiles a la sociedad que les dio su voto dejando un trabajo bien hecho y un buen sabor de boca.

PP CONGRESO, JIMÉNEZ-BECERRIL INCREPANDO
PP CONGRESO, JIMÉNEZ-BECERRIL INCREPANDO

La inmensa mayoría de estos “profesionales de la política” están ahí no sabemos bien para qué. Circunstancias como las expuestas nos llevan a la conclusión de que quienes necesitan del cargo público como medio de subsistencia y tengan tal vez que dejarlo, quedándose sin nada, son los más peligrosos, los que más daño hacen al partido al que pertenecen y al cargo público; porque la vulnerabilidad en que se encuentran sitúales en una posición francamente delicada y por ello bastante maleables: son rehenes, nunca dueños de su voluntad.

Si derramáramos la mirada en el hondón de la galerna dramática particular, símbolo de aquella necesidad colaborativa de los partidos Popular y Vox, enseñoreada además, por la condición única de la mentira, nos percataríamos que no están en política para hacer todo lo que es posible en mejorar la vida de los más necesitados y vulnerables de nuestra sociedad, incluyendo a esos menesterosos que, a pesar de todo, les renuevan su confianza con el voto.

POLO
POLO

* Gracias a Erasmo Quintana

ERASMO QUINTANA M24

 

MANCHETA MARZ 24