Buscar
martes, 16 de abril de 2024 13:10h.

Pleitesía a Marruecos - por Rafael Álvarez Gil

 

fr r a g
Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista, señala este artículo

Pleitesía a Marruecos

Rafael Álvarez Gil

TELDE ACTUALIDAD

Las formas en las que se organizan las visitas a Rabat, con semejante sigilo, enterándonos de la agenda en el último instante, denota la problemática que acompaña a Pedro Sánchez en sus relaciones con Marruecos. Un entendimiento entre países vecinos, siempre bienvenido, pero que por último ha estado sometido a una renuncia y desprotección al pueblo saharaui por parte de la potencia colonial administradora (España). Un precio muy alto a pagar por Madrid que, me temo, conllevará complicaciones a largo plazo para las futuras generaciones en Canarias. Aceptar un chantaje, incluso desdeñando el Derecho Internacional, no conduce a nada bueno con el tiempo. Una cosa es la conllevancia entre Estados próximos, deseable, faltaría más, y otra bien diferente quedar sujeto por completo a lo que el otro te disponga.

Tanto que Felipe González critica a Pedro Sánchez por la deriva del PSOE y, sin embargo, en la cuestión de cómo establecer relaciones con Marruecos el segundo es heredero del primero. En realidad, hasta José Luis Rodríguez Zapatero está en línea. Los tres presidentes del Gobierno socialista han primado el contentar a Marruecos a costa de arrinconar y olvidar la causa saharaui de la que España es corresponsable. Un distanciamiento desde Madrid hacia El Aaiún creciente que, fruto de la aceleración posterior a la pandemia y la Administración Trump, ha hecho que Sánchez actúe de manera descarnada para los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia).

El rey Mohamed VI no da todo lo que Sánchez le pide. El jefe del Ejecutivo y líder socialista ha traicionado la causa saharaui. Malo para Canarias; geopolíticamente hablando dentro de unas décadas. Es verdad que Sánchez no cuenta con el respaldo del Congreso de los Diputados que ya le hizo ver la pasada legislatura su rechazo al ‘volantazo’ protagonizado desde La Moncloa.

El único que ha puesto pie en pared a los excesos de Rabat ha sido José María Aznar. Este supo recabar la complicidad de Estados Unidos. Por supuesto, la Administración Bush lo necesitaba para resquebrajar la unidad de actuación europea a son de la invasión yanqui de Irak. Pero Aznar, reflejándolo en la crisis de la isla de Perejil en el verano de 2002, le ganó el pulso a Rabat.

El monarca Mohamed VI huele la debilidad del poder central. Masculla que puede apretar a Sánchez lo que le plazca. Con la salvedad de las reacciones que pueda tener Argelia, el gran valedor del Frente Polisario, el tablero es propicio para Marruecos desde que este, amén de instrumentalizar la presión migratoria, ha obtenido las cesiones de Sánchez. La guerra entre Marruecos y el Frente Polisario proseguirá. La Moncloa, con su ministro José Manuel Albares como acompañante, ha perpetrado un roto enorme.

 

* Gracias a Rafael Álvarez Gil y TELDE ACTUALIDAD y a la colaboración de Antonio Aguado

https://teldeactualidad.com/art/159622/pleitesia-a-marruecos

 

RAFAEL ÁLVAREZ GIL
RAFAEL ÁLVAREZ GIL
TELDE ACTUALIDAD La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE
TELDE ACTUALIDAD La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE
mancheta pequeña