Buscar
martes, 06 de diciembre de 2022 00:08h.

En recuerdo de un socialista ejemplar: Ramón Álvarez Braun - por Antonio Aguado Suárez

"Después de tantos años de militancia, en el transcurso del tiempo llegas a conocer y relacionarte con cientos de militantes. Al principio durante la clandestinidad y hasta bien entrada la Transición (mediados de los 80), compartíamos compromisos desinteresados en la lucha para la consecución y asentamiento de la democracia y el logro de una sociedad más justa."

En recuerdo de un socialista ejemplar: Ramón Álvarez Braun - por Antonio Aguado Suárez


Después de tantos años de militancia, en el transcurso del tiempo llegas a conocer y relacionarte con cientos de militantes. Al principio durante la clandestinidad y hasta bien entrada la Transición (mediados de los 80), compartíamos compromisos desinteresados en la lucha para la consecución y asentamiento de la democracia y el logro de una sociedad más justa.

La llegada del PSOE al gobierno de las instituciones produjo aspectos positivos como salir del retraso secular que teníamos y una mayor modernización de  España, con mejores y más justos servicios como el sanitario y el educativo.

Sin embargo desde ese entonces, también hemos “tirado por la borda” muchos de nuestros valores que nos identificaban como el democrático, hasta el extremo de llegar a la anulación o secuestro del Partido desde las instituciones y el ideológico desvirtuándonos y confundiéndonos con cualquier partido de centro o centro derecha.

He tenido la suerte de conocer y compartir mi militancia con compañeros admirables, como a quien considero fue mi maestro el inolvidable Felo Monzón, que fue durante la II Republica secretario general de Juventudes Socialistas y sin lugar a duda como referente de mi generación al ejemplar Ramón Álvarez Braun, fallecido este pasado domingo 19 de agosto.

Ramón ha sido durante toda su vida un socialista coherente. A diferencia de muchos compañeros (sin mencionar los advenedizos) de nuestra época, nunca hizo dejación de sus principios y convicciones. Su militancia fue sacrificada y comprometida y la desarrolló siempre desde posiciones de izquierda, incluyendo la etapa que tan dignamente protagonizó en Izquierda Socialista desde su fundación en el año 1980, siendo uno de los principales responsables de esta Corriente de Opinión del PSOE en Canarias.

Era indudable el aprecio y reconocimiento que tenía de los buenos socialistas, como se demostró en el congreso regional del Partido Socialista Canario – PSOE-  de 1986, celebrado en Santa Cruz de Tenerife, donde los oficialistas cuestionaban la continuidad de Jerónimo Saavedra al frente del Partido como secretario general, siendo sustituido por el malogrado compañero Alberto de Armas. Izquierda Socialista en ese congreso contaba con la mitad de los votos como se demostró en votaciones importantes como fueron las elecciones al  Comité Regional y Federal, candidaturas que obtuvieron el respaldo del 48 y 52% respectivamente, esta estaba encabezada por Ramón.

Igualmente la comunidad educativa le había demostrado su reconocimiento,  confianza y estima, cuando en la legislatura 1983-1987 el PSC -PSOE- gobernando nuestra Comunidad Autónoma realizó una magnifica gestión, sobre todo en lo concerniente a la educación con Luís Balbuena de consejero y Ramón Álvarez Braun como director de Planificación Educativa, que no escatimó esfuerzos, para con cercanía y presencia personal, hacerle frente y darle soluciones, a los problemas tan graves que en aquel entonces tenía la enseñanza en Canarias.

Decepcionado del PSOE (incluyendo Izquierda Socialista) abandonó su militancia, pero demostró que nunca dejó de ser socialista y como tal, de forma individual lo ha venido practicando  y es que estar afiliado al PSOE, no significa ser socialista.  

Durante varios años sobre todo por la insularidad dejamos de vernos. Nos vimos de nuevo cuando con ocasión de un homenaje que por su jubilación le organizaron compañeros y amigos, estando al frente de la organización entre otros Luís Balbuena y Antonio Martinón.

Nos abrazamos en nuestro encuentro y durante el acto en las breves palabras que le dediqué, hice alusión a la añoranza, expresión que se suele utilizar de forma despectiva (“no hay que estar recordando o vivir del pasado”). Recordaba y sigo recordando, todos aquellos años de militancia conjunta con Ramón con bastante nostalgia y añoranza, no en vano por encima de todo en el PSOE primaba el respeto y la solidaridad entre todos los militantes, algo que desde hace mucho tiempo se ha perdido, en favor de los intereses particulares a los generales.

Aprovechamos ese encuentro y desde entonces no dejamos de comunicarnos por teléfono o Internet, hasta que ayer su inseparable y querida compañera y esposa Carmen, me llamó para darme la triste y lamentable noticia de su fallecimiento.

Ramón fue de los mejores socialistas que he conocido, buen compañero y amigo. Así es como siempre le recordaré.

Antonio Aguado Suárez

Militante del Partido Socialista Canario –PSOE     

Más información sobre la muerte de Álavrez Braun:

http://www.canariasahora.com/topsecret/ampliar/17512/