Buscar
sábado, 02 de marzo de 2024 09:51h.

AMÉRICA LATINA: AVANCES Y RETROCESOS EN EL CAMINO DE LA SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA

América Latina XXI - por Emir Sader / "América Latina: La desneocolonización" - por Francisco Morote (2006)

 

fr e s f m
Francisco Morote  señala el certero manálisis de Sader, aporta el antetítulo y recupera reflexiones de hace 18 años

Nota de Francisco Morote:

Recupero, una vez más, el artículo de 2006: "América Latina: La desneocolonización", puesto que abordaba el camino a seguir por Latinoamérica, con avances y retrocesos, para alcanzar su Segunda y Definitiva Independencia: 

En Rebelión,2006: https://rebelion.org/america-latina-la-desneocolonizacion/

En La casa de mi tía,2019, con una Nota de Chema Tante:

https://www.lacasademitia.es/articulo/firmas/america-latina-desneocolonizacion-francisco-morote-2006/20191125111215093510.html

frase morote 3

Nota de Chema Tante (2019): En el texto que publicara Francisco Morote, de Attac Canarias, en 2006, sobre el proceso de desneocolonización latinoamericana, no se equivocaba, como pudiera parecer, a la vista de los actuales acontecimientos en la región. Todo lo contrario. lo que está pasando es la reacción neoliberal USA a la resistencia popular. Pero, lejos de lo que ocurría en otros tiempos, los golpes y las violencias tienen inmediata respuesta de los pueblos que va obligando al usaco respectivo a volver sobre sus actitudes. Elecciones en Bolivia, inopia de Piñera en Chile, llamada a la transigencia de Linera en Chile y de Duque en Colombia, Bolsonaro, obligado a excaarcelar a Lula, esto no es más que otro capítulo de la secuencia pronosticada por Morote hace trece años.

 

América Latina XXI

Emir Sader

LA JORNADA

 

En este siglo América Latina tuvo cambios radicales, aunque en direcciones distintas. En la ultima década del siglo pasado fue la región privilegiada por el neoliberalismo y, en la primera década de este siglo, la región privilegiada del antineoliberalismo.

En Venezuela y en Brasil se ha iniciado el proceso de superación del neoliberalismo, con el paso de la prioridad de los ajustes fiscales al de la implementación de las políticas sociales. Como el continente más desigual del mundo, con los correspondientes procesos de exclusión social, los gobiernos de Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador han erigido un bloque de países que, en el plano internacional, han comandado la lucha por la implementación del posneoliberalismo.

Éste ha consistido no solamente en la prioridades de las políticas sociales, sino también en el rescate del rol activo del Estado, en las políticas de integración regional en lugar de los tratados de libre comercio con Estados Unidos.

Así, a lo largo de por lo menos una década y media, América Latina ha sido la región del mundo que ha liderado la lucha antineoliberal. En esa lucha se proyectaron los principales líderes políticos como Hugo Chávez, Lula da Silva, Tabaré Vázquez, Néstor Kirchner, Evo Morales y Rafael Correa.

Hacia el final de la segunda década del antineoliberalismo han comenzado a surgir procesos de resistencia, incluso de corte golpista, como fueron los casos de Brasil y en Bolivia, aunque de corta duración.

Pero lo cierto es que el momento de mayor auge del antineoliberalismo latinoamericano se ha agotado, sin perder su vigor.

El continente ha vivido una segunda ola de políticas antineoliberales, de distribución de la renta, de fortalecimiento de los estados, de disminución de las desigualdades sociales.

¿Que situación vive hoy América Latina? Después de procesos de reflote de la derecha, que tienen en Argentina y en Ecuador sus expresiones mas fuertes, la situación se ha vuelto más inestable y menos clara.

Brasil y México siguen teniendo, con Lula y López Obrador, los gobiernos más sólidos, que de forma más consistente implementan políticas antineoliberales. Colombia, con Gustavo Petro, aun con inestabilidades y todavía sin mayor continuidad, también puede ser sumado a estos gobiernos antineoliberales.

En el conjunto del continente, se puede decir que hubo avances, pero la hegemonía del capital especulativo sigue vigente, no fue rota. La concentración de renta se mantiene, así como la exclusión social. Aunque la economía ha vuelto a crecer, no ha disminuido la cantidad de gente viviendo, abandonada, por las calles.

Algunos países, entre ellos Brasil, México y Colombia, han demostrado capacidad de avanzar hacia la superación del neoliberalismo. Pero no está claro qué modelo vendría después del neoliberalismo. ¿Qué tipo de Estado democratizado puede suceder al Estado actual? ¿Qué tipo de estructura social seguiría a la del neoliberalismo?

Lo que es cierto es que hay un movimiento social y político fuerte, con partidos, sindicatos y movimientos sociales que expresan políticamente la izquierda en el continente. El siglo XXI seguirá contando con una América Latina progresista, de lucha contra el neoliberalismo.

La tercera década del siglo, sin embargo, es un periodo de contradicciones entre los avances logrados y los retrocesos en algunos países. Con una presencia fuerte del liderazgo de Lula en el continente y en el mundo y con la existencia de un gobierno extremamente conservador como el de Javier Milei.

La disputa es para saber cuál de los dos liderazgos será determinante para el futuro del continente, lo cual definirá el destino de América Latina en la primera mitad del siglo XXI.

* Gracias a Emir Sader y LA JORNADA y a la colaboración de Francisco Morote

https://www.jornada.com.mx/2024/01/28/opinion/012a2pol

EMIR SADER
EMIR SADER

https://es.wikipedia.org/wiki/Emir_Sader

LA JORNADA LA CASA

 

mancheta pequeña