Buscar
domingo, 21 de abril de 2024 03:34h.

Coronel Jacques Baud de la inteligencia militar suiza: en Occidente no tenemos idea de lo que queremos lograr en Ucrania - entrevista de SWISS STANDPOINT / Mucho que agradecer al coronel Baud - comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante

 

fr j b fac cht
Federico Aguilera Klink y Chema Tante recomiendan y comentan esta entrevista

Mucho que agradecer al coronel Baud - comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante *

FEDERICO AGUILERA KLINK CHEMA TANTE
FEDERICO AGUILERA KLINK CHEMA TANTE

Una muy buena reflexión.... insisto en esa palabra REFLEXIÓN, pues cada vez hay menos políticos y no políticos que reflexionen con claridad y honestidad... y así nos va, de eslogan en eslogan y la gente aborregada, instalada en la creencia propagandística de que piensa por cuenta propia cuando solo se ha convertido en un loro que repite majaderías sin saber lo que dice ... como ocurre con la guerra actual contra Rusia....

Hay que agradecer mucho el que haya personas como el coronel Baud, ya que la Universidad hace tiempo que renunció a enseñar a pensar y a reflexionar con honestidad y se dedica a transmitir la cretinización de alto nivel, con títulos y diplomas, para vergüenza de profesores y de estudiantes...

Las descerebradas élites empresariales que manejan los hilos de la política en Occidente, mantienen en el engaño a la opinión pública que, como nos dice Baud, piensa que lo lógico es seguir con una guerra que "Ucrania está ganando". Con eso, consiguen seguir con el colosal negocio de las armas y, mientras tanto, esperan que el milagro se reproduzca y en Rusia se abra un movimiento de oposición a Putin que permita aparecer a otro Yeltsin que ponga en liquidación al estado. Con esto, lo que provocan esas élites es el sufrimiento de mucha gente y la desaparición de Ucrania, que acabará destrozada, con su territorio repartido. Pero no importa el dolor ajeno si se obtiene el beneficio.

------------------------------------------

Coronel Jacques Baud de la inteligencia militar suiza: en Occidente no tenemos idea de lo que queremos lograr en Ucrania - entrevista de SWISS STANDPOINT *

 

Coronel ¿cómo evalúa la situación actual en Ucrania? ¿Por qué no hay negociaciones?

Jacques Baud: Estamos en una fase extraña. En Occidente, la gente piensa que Ucrania está ganando y por eso no hay razón para negociar.

Recientemente, François Hollande, el ex presidente francés, fue cogido por una trampa telefónica por comicos rusos que se hicieron pasar por Petro Poroshenko . En la radio Hollande reconocio explicitamente que los Acuerdos de Minsk no fueron más que una estrategia para ganar tiempo, de tal manera que Ucrania pudiera preparar sus fuerzas armadas, y afirmó que “mientras gane Ucrania, no hay razón para negociar”. Esa es la creencia general.

En Occidente, la desinformación es tan fuerte que la gente ni siquiera se da cuenta que Ucrania no puede ganar. Piensan ¿por qué deberíamos negociar si los rusos están en problemas, no los ucranianos? Por la parte rusa, la negativa deliberada de los países occidentales a implementar los acuerdos de Minsk ha provocado la pérdida de toda confianza en nuestra sinceridad.

¿Qué pasó con los acuerdos de Minsk?

JB: El año pasado y principios de 2023, Petro Poroshenko , Angela Merkel , François Hollande , y luego el propio Zelensky , han declarado que nunca tuvieron la intención de implementar los Acuerdos de Minsk. ¿Qué significa esto para los rusos? Tras una primera derrota ucraniana sobre el terreno, las autoproclamadas repúblicas del Donbass firmaron un acuerdo con Kiev en septiembre de 2014 (Minsk 1). Kiev no cumplió con el acuerdo. Justo después de una segunda derrota en Debaltsevo, se firmó un segundo acuerdo (Minsk 2) en febrero de 2015. Alemania y Francia fueron los garantes de la implementación del acuerdo para Ucrania, Rusia fue el garante para las repúblicas del Donbass. Además, dado que el acuerdo Minsk 2 se había convertido en la Resolución 2202 del Consejo de Seguridad, los otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (EE. UU., Reino Unido y China) también eran responsables de su implementación. Sin embargo, desde entonces, más de 10.000 civiles de habla rusa han muerto en el Donbass.

Los rusos han hecho todo lo posible para implementar estos acuerdos, ya que estaban destinados a proteger a la población de habla rusa. Sin embargo, ningún país occidental ha intentado que Ucrania los cumpla. Hoy, los rusos dicen que Occidente no honra su palabra, ¿cómo pueden confiar en nosotros?

¿Cuál es la situación de los combates en Ucrania? ¿Cuáles son los objetivos de Rusia?

JB: La creencia común en Occidente es que el conflicto se ha estancado. Esto proviene de una narrativa que dice que Rusia quiere apoderarse de Ucrania. Pero esto es un error. El objetivo declarado por los rusos es eliminar la amenaza militar para la población del Donbass. Lograron este objetivo por primera vez al destruir las capacidades materiales de las fuerzas ucranianas en mayo/junio de 2022. Desde entonces, Ucrania ha dependido casi exclusivamente de Occidente para su armamento. Debido al flujo constante de armas, los rusos han entendido que esto no es suficiente y que tienen que destruir su mano de obra. Esto es exactamente lo que está sucediendo ahora.

El 18 de octubre de 2022, el recién ascendido Comandante del Grupo Conjunto de Fuerzas ruso en Ucrania, Sergey Surovikin, lo dijo claramente: “Tenemos una estrategia diferente. […] No apuntamos a altas tasas de avance, nos ocupamos metódicamente ‘moler’ al enemigo”. Utiliza el término “picadora de carne”. Esto nos lleva de vuelta a los conceptos de “desmilitarización” y “desnazificación” que usó Vladimir Putin el 24 de febrero de 2022. Desde entonces, los rusos se han mantenido con los mismos objetivos. El objetivo de “desnazificación” se logró el 28 de marzo de 2022.

Hoy, podemos ver en los documentos secretos filtrados recientemente lo que le queda del ejercito ucraniano. Por ejemplo, en febrero de 2022, los ucranianos tenían alrededor de 850 carros de combate T-64; hoy solo tienen 43 disponibles para su gran contraofensiva. Ciertamente todavía tienen algunos en reserva en alguna parte, pero la gran mayoría ha sido destruidos. Entonces, los rusos ya han logrado su objetivo de «desmilitarización» dos veces, y es probable que pronto lo logren por tercera vez. Es la triste realidad, aunque en occidente se diga exactamente lo contrario.

¿Qué sabe sobre el número de víctimas de guerra en ambos lados?

Nos han convencido que los rusos han perdido una gran cantidad de soldados y que la extensión de la guerra conducirá a la inestabilidad en Rusia. Pero aquí nuevamente, ocurre lo contrario. Suponemos que los rusos sufrieron entre 100.000 y 200.000 muertes. Sin embargo, estas cifras no se basan en absolutamente nada. Nadie sabe las cifras exactas porque ni los ucranianos ni los rusos comunican sus pérdidas.

Sin embargo, hay un medio de oposición ruso, Mediazona, que, junto con la BBC, está haciendo conjeturas fundamentadas sobre el número de muertos rusos basándose en los avisos de defunción de los medios.

Mediazona es un medio pro-occidental y ciertamente no está controlado por el gobierno ruso – que tiende a sobrestimar el número de muertos rusos- ha estimado que entre 10.000 y 20.000 soldados rusos murieron en combate, pero ciertamente nadie medianamente serio habla de 100.000. 

En Occidente, tendemos a confiar exclusivamente en la propaganda ucraniana. El 31 de diciembre, se celebró en Kiev el número 100.000 de soldados rusos muertos. Pero ese mismo día, la cifra de Mediazona estaba en 10.000, lo que significa 10 veces menos.

Cuando se ventilaron otras cifras para Ucrania, por ejemplo cuando en noviembre Ursula von der Leyen dijo que habían muerto más de cien mil ucranianos, el gobierno ucraniano se quejó con vehemencia. Y la declaracion de Von der Leyen fue rápidamente desmentida. De hecho, creo que la cifra era correcta, y lo más probable es que Von der Leyen la haya visto en alguna parte y no se la haya inventado. Pero se suponía que no debía decir eso.

¿Como obtienen la información los estadounidenses?

JB: Los documentos secretos estadounidenses filtrados por sus medios en abril nos dan pistas valiosas sobre cómo Occidente obtiene su información. En cuanto a los ucranianos, no hay misterio, ya que sus datos son en su mayoría abiertas. En cuanto al potencial desplegado por Rusia, EEUU y la OTAN tienen una intensa actividad de reconocimiento aéreo que les proporciona una buena visión general de las fuerzas disponibles.

Pero cuando se trata de la ubicación de las tropas en el campo, de la situación táctica, de las pérdidas o de las operaciones de las fuerzas contrarias, Occidente está casi ciego. Obviamente no tienen capacidad de inteligencia para cubrir estos objetivos. Su única fuente de información es Ucrania. 

En otras palabras, la mayor parte de nuestra toma de decisiones se basa en la propaganda. Ese, para mí, es uno de los aspectos más interesantes de este conflicto. Se dice que la CIA está profundamente involucrada en el conflicto. Esto es cierto en lo que respecta a las operaciones especiales de sabotaje y terrorismo, pero es completamente erróneo en lo que respecta a las capacidades analíticas . 

¿Cual es su análisis?

JB: En mi análisis no expresó mis opiniones o sentimientos. Trato de entender lo que pasa en función de la informacion disponible, como la cantidad de muertes. Se trata de tener una imagen lo más objetiva posible. Trabajo a partir de una hoja en blanco con la menor influencia externa, sin importar si viene de la izquierda o de la derecha.

Tomemos como ejemplo a John J. Mearsheimer, él escribe cosas interesantes y verdaderas. Dice que occidente mintió a los rusos desde el principio. Eso es cierto. Pero luego tiene sus propias ideas sobre el conflicto. Esas ideas no corresponden a la realidad histórica del conflicto. Puedo estar de acuerdo con algunas de sus conclusiones, pero no necesariamente con el camino que conduce a ellas, y ese camino es importante para resolver el conflicto.

Para mí, no se trata de acusar o excusar a nadie. Se trata de tener la imagen correcta para encontrar la solución correcta. Y por eso estoy de acuerdo en que occidente le mintió a los rusos Occidente desde los años 90. Ese es el trasfondo del conflicto, pero no es la razón por la que Rusia intervino en Ucrania. Esto es importante.

Es un elemento de fondo, es lo que dificulta la comunicación. El principal motivo de la intervención es proteger a la población del Donbass. Por eso Putin tiene tanto apoyo en la población rusa. Este es un punto clave.

Cuando se trata de negociaciones, los rusos ciertamente aprovecharán su victoria en el campo de batalla para lograr sus objetivos políticos. Eso está claro, es básicamente la teoría de Carl von Clausewitz. Sin embargo, para lograr objetivos políticos, existen otros métodos. Esto debería haberse logrado a través de los acuerdos de Minsk. Por eso los rusos insistieron en esa solución política. Como falló, usarán el conflicto para lograr el objetivo de manera diferente. Esto idea está asentado en la lógica más básica, una consideración típica de Clausewitz que nosotros en Occidente no aplicamos. Hemos librado numerosas guerras por nada, sin objetivos claros.

En Occidente, no tenemos idea de lo que queremos lograr con Ucrania. Si quisiéramos felicidad y prosperidad para los ucranianos, habríamos promovido la implementación de los acuerdos de Minsk. No hicimos eso, los empujamos a prepararse para la guerra.

No perseguimos objetivos constructivos. Las guerras de Irak, Afganistán, Libia, etc., fueron todas guerras sin objetivos. Por eso es difícil encontrar la paz, una salida después del enfrentamiento. Si tienes un objetivo de guerra, por ejemplo, ocupar París, entonces cuando llegas a París has logrado tu objetivo y estás satisfecho. Pero si no conoces la meta, la guerra se vuelve interminable.

Los soviéticos tenían un objetivo en Afganistán: fortalecer un gobierno. Ese gobierno duró dos años después de que se fueron, hasta que los estadounidenses lo derribaron con la ayuda de los yihadistas. Veinticinco años después, la coalición occidental en Afganistán no tenía ningún objetivo: el gobierno que establecieron se derrumbó dentro de las 48 horas posteriores a su partida.

Este es exactamente el problema de los estadounidenses y los europeos tanto en Afganistán como en Irak. Se han retirado de Irak, pero ¿qué han logrado? Ni siquiera ellos mismos lo saben. Lucharon, pero ¿con qué fin? Destruyeron el país, pero ese no es un objetivo.

Algunos dicen que Estados Unidos lo hizo por el petróleo. Pero eso no es cierto. Las compañías petroleras en Irak hoy no son compañías estadounidenses. Eso significa que no tenían ningún objetivo. Si no tienes un objetivo, nunca puedes ganar. Por eso Malí pidió a los franceses que abandonaran el país. Hacen guerras sin una estrategia y sin objetivos claros: simplemente matan personas, incluidos civiles inocentes ( tambien los torturan). El resultado es que por cada persona muerta, emergen diez nuevos combatientes de la resistencia. El conflicto se transforma en interminable

Por eso los africanos cuestionan con razón la presencia militar francesa y su propósito. Los militares de hoy (incluso en Suiza) ya no son estrategas, sino tácticos (a menudo malos). Esto se puede ver en Ucrania, donde el ejército que fue entrenado por Occidente: no puede seguir el ritmo de los rusos en términos del arte operativo. Este es un problema adicional para Occidente.

¿Cuáles son los objetivos de los polacos en el conflicto de Ucrania?

JB: En la década de 1920, Jozef Pilsudski tenía un proyecto. Es el llamado Intermarium [entre los mares]. Es una idea que tiene su origen en el principado de Polonia y Lituania del siglo XVII . Hoy, se trataría de unir los países entre el Mar Báltico, el Mar Negro y el Mediterráneo en una sola comunidad. Esos son los tres mares. Pilsudski quería restaurar eso. Y hace unos 15 años, a principios de la década de 2000, Polonia redefinió la recreación del Intermarium como objetivo de su política exterior. 

En enero se firmó un acuerdo de cooperación entre Lituania, Polonia y Ucrania . Este es el llamado primer Triángulo de Lublin, que data del siglo XVI. Es una alianza que podría ser uno de los primeros elementos de este Intermarium que Polonia quiere conseguir.

El grupo de Visegrad con Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia también juega un papel aquí. Es también un elemento del Intermarium. Para ello, incluso se ha formado militarmente un Grupo de Batalla de Visegrad, un “Grupo de Batalla” que no está subordinado a la OTAN . Esto existe. No se sabe exactamente qué quiere Polonia con él. Pero, curiosamente, Inglaterra y Alemania informaron preocupadas, que en dos años (2025) Polonia tendrá el segundo ejército más grande de Europa.

Existe la idea de formar un Intermarium independiente, una pequeña Europa dentro de Europa, con Polonia como centro. Por supuesto, los polacos quieren encabezar este grupo.

En esta etapa, es difícil distinguir entre retórica y realidad. Ciertamente hay elementos retóricos, pero también los hay concretos, como los enumerados en los objetivos de política exterior de Polonia. Esto significa que algunos están considerando seriamente este proyecto.

De vez en cuando se alzan voces, como la de Emmanuel Macron, que pide un “ejército de defensa europeo”. Eso es pura retórica, son solo palabras. Si es lo mismo para los polacos, no estoy seguro, porque hay ciertos elementos concretos, como la fuerza de combate y los nuevos tratados. Es difícil predecir la forma en que finalmente encajarán estas piezas del rompecabezas, pero podría ser una Europa diferente de la que tenemos en mente.

¿Cuales son los objetivos de los grupos de extrema derecha en Ucrania?

Es interesante observar los objetivos de quienes apoyan a Volodymyr Zelensky en Ucrania. No solo son fanáticos, sino que también tienen una doctrina. Nuestros medios intentan negar su existencia, porque muchos europeos retirarían su apoyo a Ucrania si lo supieran.

Estos movimientos están generalmente en contra de la Unión Europea y prefieren la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) (a la que también pertenece Suiza). Se han dado cuenta que la economía ucraniana no está preparada para competir con otros países de la UE. En muchísimas manifestaciones de la población se tacha con una cruz la bandera de la UE.

Por otro lado, también tienen en mente la participación en el Intermarium propuesto por Polonia. Su idea de Europa no es la de compartir e integrar, sino una Europa gobernada por naciones, lo que incluso va en contra de los principios de la UE . Es su “idea de nación” (la N unida a una I) que se puede ver en el emblema del movimiento AZOV y que es reivindicada por varios grupos de extrema derecha en Ucrania y otros lugares. Por eso apoyan a Intermarium. Cuando dicen que están por Europa, no se refieren a la Unión Europea o a la Europa que tenemos en mente. Es la Europa como la imaginó Hitler. Esa es la diferencia. Y eso está claramente establecido en su doctrina politica.

¿Puede que estemos en una dinámica que no controlemos?

Estamos en una dinámica que considero muy peligrosa.  Los europeos y los estadounidenses estamos apoyando eso. Por supuesto, los EEUU tienen interés en tener una Europa que no funcione como solía hacerlo. En otras palabras, no quieren una Europa disfuncional, pero si quieren una Europa incapaz de fortalecerse. Esta es la esencia de la llamada Doctrina Wolfowitz.

Puedes leer esta estrategia es sus documentos, palabra por palabra. No quieren una Europa fuerte. Se supone que Europa debe funcionar, la gente debe estar tranquila y trabajar con normalidad, pero nada más. Europa está muy vigilada. Por eso tenemos esta diferencia entre Europa Occidental y Europa del Este, y por eso Estados Unidos promueve esta diferencia. No solo le ayuda en sus esfuerzos por contener a Rusia, sino que evita que Europa se vuelva fuerte.

Es interesante ver en el mapa cómo fluye el dinero en la UE y quiénes son los destinatarios. Por un lado tenemos a Alemania, Francia e Italia, estos son los pagadores netos, y todos los países de Europa del Este son los receptores netos. Y estos son precisamente los que quieren tener “su propia Europa”. Esta es una dinámica extraña.La influencia de estos destinatarios en Europa es enorme.

Personalmente he notado esto en la OTAN. Esta es la política que los estadounidenses están dispuestos a apoyar. En otras palabras, estos estados tienen más peso que Alemania y Francia, que fueron miembros de la OTAN desde el principio, pero han sido críticos con Estados Unidos y en algun momento no estuvieron dispuestos a alinearse en su política exterior. Es por eso que los EEUU. tienden a favorecer a estos estados de Europa del Este.

Esa es la situación actual. De hecho, hay una tendencia que creo que es peligrosa para Europa. Son estas fuerzas agresivas encabezadas por Polonia. Los polacos y los países bálticos no sólo son agresivos, sino que odian a los rusos. Esto va más allá del comunismo. El odio es mucho más antiguo. Estos países son extremadamente conservadores, en el mal sentido de la palabra.

Estos países todavía respetan al Tercer Reich. Celebran a los veteranos que se ofrecieron como voluntarios en la Wehrmacht alemana y las Waffen SS. Tenemos que recordar que en Occidente vemos al Tercer Reich como una fuerza de ocupación, mientras que en Europa del Este tienden a ver a los nazis como libertadores de los soviéticos. 

Esto es exactamente lo mismo en Ucrania. Si esto va acompañado de un espíritu de tolerancia mental en un contexto democrático, está bien. Puedo entender que los veteranos quieran recordar estos días difíciles, independientemente del lado por el que lucharon. Pero se convierte en un problema cuando va en una sola dirección y deja de estar abierto a otras perspectivas. Esto conduce a la polarización. Eso es exactamente lo que puedes observar hoy, y ahí es donde veo cierto peligro.

¿Cuáles son las conexiones con Canadá de estos grupos ?

JB: Por un lado, está Christya Freeland, vicepresidenta de Canadá. Su abuelo fue colaborador nazi en Polonia y Ucrania. Miles de ucranianos emigraron a Canadá en 1945/46 porque ya no podían quedarse en Ucrania después de la victoria soviética. En su mayoría eran miembros de la antigua 1ª División Galicia de las SS. Desde entonces, a la personas que han muerto se les erigieron monumentos en Canadá para recordarlos. Esto es en gran parte desconocido en Europa. Se trata de estatuas con esvásticas que ofenden y provocan grandes problemas .Christya Freeland hizo campaña para que se permitiera que estas estatuas permanecieran en pie.

¿Hay huellas nazis en algunos líderes de Occidente?

El abuelo de Ursula von der Leyen también era nazi y Victoria Nuland tiene origen ucrania. El bisabuelo de Anthony Blinken también era ucraniano. Sin embargo, estas personas ciertamente no son nazis hoy. Pero la irracionalidad con la que se está conduciendo el conflicto de Ucrania parece demostrar que estos líderes fueron educados en un espíritu de odio y venganza. Algunos tienen esta actitud de venganza hacia los rusos, otros hacia los soviéticos. Es una mezcla que converge hoy contra la Rusia moderna. Tiendo a ver en esta relación enfermiza la “venganza de los nietos”. Esto es ciertamente parte de la forma irracional en que Occidente está manejando este conflicto.

Con Irak no tuvimos este problema en absoluto. No tenemos ministros que vengan de Irak. Pero con Ucrania tenemos una constelación de elementos que tienen un origen histórico ucraniano. No digo que sean elementos dominantes, pero uno puede sentir su presencia en el fondo.

¿Desde cuando Ucrania es un país independiente?

Cuando Putin dice que Ucrania fue creada artificialmente por la Unión Soviética, tiene razón. Ucrania solo ha sido un país independiente desde 1991. Eso es solo 30 años. Anteriormente, no existía. Hoy Polonia contempla recuperar una parte de ella, lo mismo que Bulgaria, incluso en Hungría dice que partes de Ucrania les pertenecen. Lo mismo ocurre con Rumanía y Moldavia. 

La propia Moldavia era parte de Rumania. Todo esto fue una creación artificial de Stalin. Es una simplificación decir que los rusos están en contra Ucrania. Es mucho más complejo. Son precisamente estos elementos los que no sólo son estatales, sino también culturales.

“IN”, la “Idea de Nación” es la insignia del regimiento Azov. Es similar al emblema de la 2ª División Panzer SS «Das Reich», que «liberó» Kharkov en 1943, excepto por la «N» invertida. El trasfondo de esta idea es la noción de “natiocracia” que implica que la gobernabilidad se basa en el concepto de nación en el sentido racial. Por eso quienes apoyan al régimen de Kiev hablan de “pureza racial”, porque el poder no se puede compartir con naciones impuras. Esta es la “idea de nación” basada en la superioridad de una raza.

La nación debe ser pura. Por lo tanto, ningún ruso debería estar en Ucrania; no pertenecen a la “nación ucraniana”. Esta es la posición de los extremistas de derecha, apoyados por nuestros medios, la fuerza de choque de Zelensky. Esta es la lógica de la “idea de nación”, se trata de la cuestión de la pureza. La pureza es un elemento que sigue resurgiendo en la narrativa ultranacionalista ucraniana.

Debido a esta idea racista, los nuevos amos de Kiev decidieron en 2014 acabar con la minoría de habla rusa en Ucrania. Con este espíritu, el 1 de julio de 2021, Ucrania aprobó una ley que otorga diferentes derechos a rusos y ucranianos en Ucrania. Es por eso que nuestros medios no informaron sobre las víctimas en el Donbass, ni sobre las medidas tomadas contra las minorías étnicas. Sin embargo, esta fue la razón de la intervención rusa.

Cambiemos de tema: ¿Es posible una “desdolarización” en las relaciones comerciales globales? 

JB: El dólar seguirá siendo la moneda más importante para el comercio durante los próximos años. Sin embargo, es una espada de Damocles para la economía estadounidense. El problema es que si tu economía depende del dólar, es vulnerable a las sanciones estadounidenses. Los países no occidentales se han dado cuenta de la irracionalidad de nuestros mecanismos de toma de decisiones y de las limitaciones de los líderes políticos en Occidente. Ante la imprevisibilidad de Occidente, por lo tanto, están tratando de reducir su vulnerabilidad frente al dólar y al euro.

Muchos países han perdido la confianza en Occidente. Suiza también se ve afectada por esto. El año pasado, se retiraron del Credit Suisse unos 130.000 millones de francos suizos (145.000 millones de dólares estadounidenses), lo hicieron, especialmente los países de Oriente Medio.

¿Las sanciones suizas contra Rusia son una mala señal?

Estas naciones pensaron que si Suiza impone sanciones Rusia, también podria confiscar los fondos de otros paises, entonces decidieron retirar el dinero rápidamente. Esa es la razón. Ellos tienen miedo. No quieren tener dólares en reserva. Han visto que si se han aplicado sanciones a una gran potencia como Rusia, les podría pasar a ellos en cualquier momento. Es lo mismo con Arabia Saudita. Biden ha dicho que convertiría a Arabia Saudita en un estado paria. Los saudíes han entendido correctamente que ha llegado el momento de alejarse del dólar.

El llamado “Resto del Mundo” se ha dado cuenta de que Occidente actúa exclusivamente de acuerdo a sus propios intereses. Más precisamente, EEUU. actúa de acuerdo con sus intereses y los europeos no están en condiciones de resistir y se ven obligados a aceptar. Esto se ha visto, por ejemplo, con Alemania y el gasoducto Nord Stream 2.

Desde el año pasado, Occidente ha estado discutiendo qué hacer con el dinero ruso congelado. ¿Deberíamos quedarnos con el dinero para financiar la guerra en Ucrania, etc.? Esta situación naturalmente ha preocupado a otros actores que podrían estar sujetos a sanciones similares. Los que tenían dinero en nuestros bancos estan retirado su dinero.

¿Está Suiza en problemas ahora?

JB: No, probablemente no haya motivos para preocuparse, pero nuestra situación no ha mejorado, lo que creo,es que la posición de Suiza se está debilitando.

¿Cuál es la situación de Alemania y Occidente en general?

JB: Alemania tiene que soportar una perjuicio adicional debido a su situación energética. En febrero de 2022, Occidente creía y esperaba que Rusia colapsara inmediatamente después de la imposición de sanciones masivas. Eso es lo que dijo el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire. Sin embargo, esto no sucedió. El mundo necesita las mercancías de Rusia. Por lo tanto, Rusia podría redirigir sus lazos económicos hacia Asia. Rusia nunca usó el petróleo o el gas como palanca contra Occidente. Entonces, Occidente ha sentido los efectos indirectos de estas sanciones.

Si escuchas lo que dijo Oleksei Arestovich en marzo de 2019 y lees la estrategia de EEUU. para desestabilizar a Rusia escrita en ese mismo tiempo, queda claro que Washington quería esta guerra. Los paises europeos simplemente han seguido subordinadamente a EEUU, utilizando a Ucrania no para salvar a los Ucranianos sino para sus propios intereses.

La idea era generar una hiperinflación en Rusia, que hubiera creado las condiciones para un cambio de régimen por parte de una población descontenta. Esto no sucedió porque nuestra toma de decisiones evaluó la situación de Rusia con datos obsoletos. Como resultado, hemos abandonado innecesariamente una fuente de energía barata. Europa no depende de Rusia, pero si depende de su energía barata. Los líderes europeos atendieron la demanda de Donald Trump, quien no quería que se completara Nord Stream 2.

¿Cual es la situación de Rusia?

La economía rusa funciona, incluso muy bien, porque estaba bien preparada. Ciertamente puede sobrevivir independientemente de Occidente. Tras las sanciones occidentales adoptadas en 2014, la dirigencia rusa comprendió que el problema volvería a presentarse y tuvo que endurecer su economía. A principios de 2022, Rusia era uno de los países menos endeudados del mundo, y hoy tiene menos deudas aún. Rusia y China tienen deudas externas muy bajas. ¿Y qué debilita a un país? Sus deudas externas.

¿Se puede hablar de una guerra entre la OTAN y Rusia?

JB: Esta afirmación es inexacta. La OTAN como organización no tiene la capacidad de tomar decisiones independiente de los EEUU. Por lo tanto, el problema no es la OTAN, sino los Estados Unidos. Obviamente, es una guerra en Ucrania entre los EE.UU. y Rusia. Los demás (países de la OTAN, Suecia, Finlandia, etc.) son simplemente “idiotas útiles”, como diría Lenin. El problema es que ningún país europeo ha hecho una valoración independiente de esta guerra desde 2014. Están pagando el precio y lo seguirán pagando.

Así lo confirma, por ejemplo, el informe de situación “Seguridad de Suiza 2022” del Servicio Federal de Inteligencia de junio de 2022 . El análisis muestra que definitivamente no hay comprensión de la guerra. La comprensión es cero. La evaluación de la situación se basa simplemente en la propaganda ucraniana. Y cosas como esta me preocupan porque indican que no tenemos capacidades de análisis de inteligencia independientes.

El problema no es a quién decides apoyar, a Ucrania, a Rusia o cualquier otro país. El hecho de que no podamos evaluar el problema de forma independiente es muy preocupante. Muestra que cuando encuentras un problema y no sabes que hacer es porque lamentablemente no has entendido nada. Es como actúa un niño. Cuande se encuentra con un problema dificil no sabe lo que está sucediendo 

¿Se puede salvar la neutralidad de Suiza?

JB: La neutralidad es un problema complejo. La política exterior se basa en los intereses nacionales. Eso es unilateral. Pero la neutralidad en sí misma no es unilateral y ahí radica el problema. La neutralidad funciona sobre la base de la confianza. Debe ser creíble. La neutralidad no es unilateral, es multilateral.

De hecho, la neutralidad suiza fue garantizada y especificada por las Grandes Potencias en 1815. Por eso se volvió tan robusta. Si otros países no reconocen esa neutralidad, entonces no hay nada que podamos hacer. No se puede pedir a Irán, por ejemplo, que confíe en nosotros. Una vez que se pierde la neutralidad, la confianza o, sobre todo, la credibilidad, la neutralidad no se puede restaurar unilateralmente mediante una política de corto plazo. Se necesita tiempo para restaurar la confianza.

¿Por qué nuestra evaluación de la situación no es independiente?

JB: Es lo mismo que con el terrorismo. A la hora de evaluar una situación, lo más difícil es superar los propios sesgos. Ese es el mayor problema que tenemos. No podemos deshacernos de nuestros prejuicios. Hoy, los rusos son los malos designados de antemano , antes eran los soviéticos. Entonces hablábamos de dictadura. Pero cuando miro lo que está sucediendo en Francia ahora, me pregunto qué significa realmente la palabra «dictadura».

Esta crisis es importante porque nos muestra que el problema no es sólo entre Ucrania y Rusia, sino también pone de relieve la debilidad de nuestra sociedad. Cerrar una cuenta de Twitter se considera normal en nuestro país, pero no es normal cuando otros lo hacen lo mismo, en el fondo tenemos una comprensión muy limitada de la democracia.

Sin embargo, esto no es nuevo. No pertenezco a ningún partido político, pero aquí en Suiza a algunos partidos apenas se les permite hablar. La democracia es un proceso que incluye la capacidad de presentar los mejores argumentos. Si prohíbo a alguien que hable, significa que no tengo argumentos. Eso ya no es democracia. Esta crisis lo demuestra claramente, y esa es nuestra debilidad.

Recuerdo una famosa cita atribuida (probablemente de manera erronea) a Voltaire: “No estoy de acuerdo contigo, pero lucharé hasta la muerte para que puedas decirlo”.

Desafortunadamente, estamos más allá de este punto. Nuestro liderazgo está formado por políticos muy jóvenes sin experiencia de vida y sin cultura, son tan narcisistas. Para estos políticos la democracia significa pensar como ellos.

 

JACQUES BAUD
JACQUES BAUD

Jacques Baud estudió seguridad internacional y economía en Ginebra. Es coronel en el Estado Mayor General del Ejército Suizo y trabajó para el Servicio de Inteligencia Estratégica de Suiza. Durante varios años, desempeñó diversas funciones en nombre de la OTAN en Bruselas y Ucrania. Para el mantenimiento de la paz de la ONU, estuvo principalmente desplegado en países africanos. Es autor de numerosos libros y artículos sobre inteligencia, guerra asimétrica, terrorismo y desinformación. Sus análisis actuales del conflicto de Ucrania, publicados en medios independientes, son bien recibidos en la prensa seria.

* Gracias a SWISS STANDPOINT; a OBSERVATORIO DE LA CRISIS y a la colaboración de Federico Aguilera Klink 

LA CASA DE MI TÍA

https://www.schweizer-standpunkt.ch/HOME_ENG.html

https://observatoriocrisis.com/2023/06/17/coronel-de-la-inteligencia-militar-suiza-en-occidente-no-tenemos-idea-de-lo-que-queremos-lograr-en-ucrania/

SWISS STANDPOINT
OBSERVATORIO DE LA CRISIS

 

 

 

 

mancheta ene 23