Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 07:31h.

Crece el número de militares que se movilizan en favor de la Paz - por José María Alfaya González y Miguel Medina Fernández-Aceytuno

 

fr hd

 

Crece el número de militares que se movilizan en favor de la Paz - por José María Alfaya González y Miguel Medina Fernández-Aceytuno 

HOJAS DE DEBATE

Amalia Papasotiriou, teniente coronel en servicio activo de la Fuerza Aérea de Grecia: «La bandera de la OTAN es la bandera de los depredadores que, ante los intereses que representan, pisotean sin piedad la condición humana. Está manchada con la sangre de millones de civiles, mujeres y niños inocentes.»

 

Cada día nos llega una declaración que nos obliga a realizar análisis de contenido sobre lo que nos dicen los medios de comunicación. Ya sabemos que la OTAN ha movilizado a los europeos para que hagamos de carne de cañón y nos llegan manifestaciones belicistas altisonantes que juegan con la paz amenazada por la guerra.

Por ejemplo y, para empezar, Margarita Robles: «La amenaza de guerra es absoluta y la sociedad no es del todo consciente», nos dice en La Vanguardia.

La titular de Defensa asegura que Ucrania «debe ganar la guerra» tras dos años de conflicto, en el que el ejército de Zelenski muestra preocupantes síntomas de fatiga: «Es un momento crucial para Europa».

Afortunadamente no es la única opinión que podemos tener en cuenta: ocho generales del ejército francés se revuelven contra el envío de tropas a Ucrania, indica el rotativo Tercera Información.es. Estos altos mandos militares en activo han firmado un manifiesto fechado el 4 de marzo pasado contra el plan de Macron de enviar tropas francesas a combatir en Ucrania. De ellas, ocho son generales del ejército próximos a jubilarse. Es evidente que una parte de la plana mayor de la oficialidad se opone a los ensueños del Presidente de la República. El ejército francés comienza a dar muestras de no estar unido, al menos en este crucial asunto del envío de tropas que podría provocar que la guerra de Ucrania se extendiera por toda Europa.

Constituye, desde luego, una rebelión abierta contra Macron, en nombre del honor del ejército francés. Los firmantes piden un alto el fuego en Ucrania y añaden que: «la guerra ruso-ucraniana ya es un desastre absoluto […] La devastación futura podría ser exponencialmente mayor a medida que las potencias nucleares se acerquen a una guerra abierta. Hoy algunas voces tímidas se aventuran a hablar de paz […] Nosotros, los franceses, nosotros los europeos, debemos buscar el acuerdo de ambas partes para que se pueda declarar inmediatamente un alto el fuego. Para convencer, será necesario que los negociadores, por mandato de la ONU, presenten un marco sobre las modalidades de su implementación.»

La oposición a Macron crece. No son solo los militares de alta graduación, también en las calles con los agricultores y entre el funcionariado de mayor grado y responsabilidad en el aparato de estado, de forma especial, los encargados en materias de Seguridad Social y de Educación.

Macron les ha dicho: «Tenemos el deber de interrogarnos colectivamente para avanzar más rápido, para que nuestro trabajo sea más perceptible e involucrar mejor a las personas […] Siento una urgencia porque de lo contrario la gente sólo escuchará la ira”. La gran crisis de las democracias occidentales es “sobre todo una crisis de eficacia de la acción pública».

En los medios franceses, sus ciudadanos dicen que es muy fácil hablar de enviar tropas, pero que las puertas están abiertas: «todos los que quieran ir, que vayan como voluntarios». En España, que somos más descarados todavía, se lee en las redes sociales que es una lástima que Margarita Robles no tenga hijos porque los podrían mandar al frente para “dar ejemplo”. Mientras la ministra de defensa nos arenga para la contienda armada contra Rusia.

Macron moviliza 1.500 militares y se prepara para enviar tropas a Ucrania

Según el diario South Front Francia ya ha comenzado a formar y entrenar unidades de combate para enviarlas al frente ucraniano. A finales del pasado mes de febrero, por orden del mando francés, se inició la formación de tres compañías de combatientes de la Legión Extranjera. Al mes siguiente, el gobierno francés concretó el número de unidades del grupo táctico del batallón, que incluirá a 1.500 militares, y se espera que el despliegue del grupo en Ucrania podría tener lugar en la segunda quincena de abril de 2024. Además. el gobierno francés está movilizando a 1.800 camioneros reservistas para transportar gasolina y material militar a Ucrania.

En Saona y Loira está el cuartel de Carnot, especializado en el suministro de combustible al ejército francés, una parte fundamental de cualquier operación militar, y los movimientos que allí se suceden encajan perfectamente con el envío de tropas terrestres anunciado varias veces por Macron.

Los rusos, que tienen su servicio de inteligencia, han captado la jugada y responden con contrainformaciones que hablan de muertos franceses y de que el ejército francés está preocupado. No se ha traslucido que hayan hablado con Margarita (se llama mi amor) Robles para levantar el ánimo.

Macron ya prepara a militares franceses para enviarlos “al matadero” en Ucrania, dice Rusia

El informativo RT señala que: «según la inteligencia exterior de Rusia, el Ejército francés, por su parte, ya “está visiblemente preocupado por el aumento del número de franceses muertos” en Ucrania, pero las autoridades ocultan el número de bajas para evitar la indignación pública…El Ejército francés está visiblemente preocupado por el aumento del número de franceses muertos en el teatro de operaciones ucraniano».

Los planes belicistas de Macron preocupan a la cúpula militar del país, dado que el número de franceses que han perdido la vida en el campo de batalla es alto. Como dicen en el Palacio del Elíseo, el número de muertes francesas «ya ha superado un umbral psicológicamente significativo».

En Francia ya se está preparando un contingente de unos 2.000 efectivos que se enviará a Ucrania. Los militares franceses temen que una unidad tan grande no pueda ser trasladada al país discretamente y se convierta en un «objetivo legítimo y prioritario» de los ataques rusos.

Margarita Robles, ministra de defensa y promotora del rearme militar en España.

Los soldados de Europa no quieren servir en el Ejército

Sébastien Lecornu, ministro de las Fuerzas Armadas de Francia, ha presentado un plan con el fin incentivar al personal militar a permanecer en sus filas. Y en el Parlamento de Alemania unos 1.537 soldados abandonaron la Bundeswehr en 2023, reduciendo el total del ejército germano a 181.514 efectivos.

Asimismo, Lecornu expuso que en el Reino Unido ha habido un déficit de contratación anual de 1.100 soldados a pesar de que el reclutamiento se contrató con una empresa privada. El Ejército británico pasará de unos 75.000 efectivos a 73.000. Los aliados occidentales sopesan ya restablecer el servicio militar obligatorio o consideran ampliarlo para incluir a las mujeres.

 «La cuestión no es el reclutamiento sino la retención; necesitamos retener también a las familias», dijo la almirante Lisa Franchetti, jefa de operaciones navales de la Armada estadounidense. En Polonia, el nuevo Gobierno anunció a principios de este año aumentos salariales de alrededor del 20 % en un esfuerzo por retener a las tropas.

El ejército francés está preocupado y por aquí y por allá surgen voces militares críticas con el belicismo insensato de los dirigentes políticos europeos que se dejan mandar por la OTAN.

Una teniente coronel en activo denunciando a la U.E y la OTAN

Amalia Papasotiriou, teniente coronel en servicio activo de la Fuerza Aérea de Grecia, destacó en su intervención en Atenas ante miles de personas que: «Hoy me encuentro entre vosotros con profunda emoción, pero también con un sentido de responsabilidad, como oficial griega en activo de la Fuerza Aérea. Hace varios años presté juramento al pueblo de este país: servir y defender a mi patria. Por el camino, veo cómo mis colegas son enviados a misiones que no tienen nada que ver con la defensa de la soberanía y los derechos soberanos de nuestro país. Ha llegado el momento de decir «¡hasta aquí y no más allá! …Nuestra participación en sus guerras no nos corresponde ni a mí, ni a mis colegas, ni a ningún joven soldado de las fuerzas armadas. La bandera de la OTAN es la bandera de los depredadores que, ante los intereses que representan, pisotean sin piedad la condición humana. Está manchada con la sangre de millones de civiles, mujeres y niños inocentesMe niego a hacer lo mismo por los intereses de quienes hoy están masacrando a los pueblos de Palestina y Ucrania, a los pueblos de Siria, Irak, Yugoslavia, hace unos años. Esas intervenciones causaron millones de víctimas, muertos, heridos, desarraigados, muchos de ellos niños pequeños y civiles… Declaro mi oposición a participar de cualquier manera en la realización, facilitación de las actividades criminales de la OTAN y de la Unión Europea; me niego a ser cómplice del derramamiento de sangre de los pueblos, en cualquier parte del mundo donde planeen los verdaderos terroristas, el gobierno de los Estados Unidos, los estados mayores de la OTAN y los dirigentes de la Unión Europea

Y cuenta la prensa que Amalia terminó su mitin con este parrafito que se las trae porque nos sorprende  positivamente en boca de profesionales de la milicia, por la decencia de su planteamiento ético y porque sirve de ejemplo político para cuantos militares (incluidos los españoles, que también empiezan a manifestar su análisis crítico de la situación y de la política otanesca) tengan el valor que se les supone y que algunos ya han demostrado sobradamente para decir alto y claro que no queremos que la OTAN nos meta en guerra.

Finalmente, Amalia añadió: «Por lo tanto, hoy cada persona debería preguntarse ¿qué he hecho yo para impedir todos estos planes bélicos que se están desarrollando a nuestro alrededor? y si cada uno de nosotros elige realmente la posición de defender los intereses del pueblo, si todas las personas honestas se unen, entonces preservaremos la paz, defenderemos la felicidad de nuestros hijos, la felicidad y la prosperidad de los pueblos.»

* Gracias a José María Alfaya González y Miguel Medina Fernández-Aceytuno y HOJAS DE DEBATE

https://hojasdebate.es/por-la-paz/crece-el-numero-de-militares-que-se-movilizan-en-favor-de-la-paz/

HOJAS DE DEBATE Publicado originalmente en HOJAS DE DEBATE. En La casa de mi tía con autorización
 Publicado originalmente en HOJAS DE DEBATE. En La casa de mi tía con autorización
mancheta pequeña