Buscar
viernes, 14 de junio de 2024 10:16h.

La izquierda es también culpable de estas desgracias - por Chema Tante

Cuando, limitado por la brevedad obligada en un titular, digo "izquierda", no me refiero a todas las personas de izquierda, sino a quienes dirigen las organizaciones y se enzarzan en pleitos y acusaciones, desertando de su deber esencial de defender a la gente. Las agresiones neoliberales las ejecuta la derecha, que es la principal responsable de tanta crueldad. Pero las organizaciones de izquierda, que neutralizan su lucha, no con su división, sino con sus hostilidades mutuas, tienen tambien mucha culpa de lo que está pasando. Porque pudiendo, no lo impiden. Dejen de pelear entre ustedes y enfréntense con todas sus fuerzas contra el verdadero enemigo del pueblo. La derecha.

La izquierda es también culpable de estas desgracias - por Chema Tante

Cuando, limitado por la brevedad obligada en un titular, digo "izquierda", no me refiero a todas las personas de izquierda, sino a quienes dirigen las organizaciones y se enzarzan en pleitos y acusaciones, desertando de su deber esencial de defender a la gente. Las agresiones neoliberales las ejecuta la derecha, que es la principal responsable de tanta crueldad. Pero las organizaciones de izquierda, que neutralizan su lucha, no con su división, sino con sus hostilidades mutuas, tienen tambien mucha culpa de lo que está pasando. Porque pudiendo, no lo impiden. Dejen de pelear entre ustedes y enfréntense con todas sus fuerzas contra el verdadero enemigo del pueblo. La derecha.

Desde el glorioso Frente Popular que venciera a la derecha en febrero de 1936 y recuperara la República para el pueblo -que luego le arrebatara de nuevo la felonía franquista- en casi 80 años, los partidos de izquierda en el estado español no han sido capaces, no ya de aliarse eficazmente en la lucha, sino de dejr de hostigarse entre ellos. Y, así, han permitido pasar al fascismo, una y otra vez.

En la Guerra. En 1945, cuando las acusaciones mutuas dieron excusas a las llamadas democracias occidentales para apoyar al Franco pronazi contra los pueblos del estado español. Durante toda la larga noche de la dictadura declarada. Y en todos estos años de dictadura enmascarada de democracia. Las mujeres y los hombres de los pueblos del estado español han luchado, sufrido y muerto en las trincheras, en las fábricas, en las calles, en el exilio o en las prisiones. Pero, quienes han dirigido los partidos de izquierda han impedido que tanto y tanto sacrificio sirviera para la liberación, porque se han mantenido en un enfrentamiento permanente, para ver quién tiene la pureza y la perfección. Y, con eso, el fascismo y el neoliberalismo, que la misma cosa es, ha pasado y vuelto a pasar, oprimiendo a la gente. 

Ustedes, dirigentes de los partidos de izquierda en todo el estado español que dan, con sus riñas estúpidas, argumentos y libertad de acción al enemigo, deberían entender que su comportamiento les hace cómplices y frena la resistencia al fascismo de nuestros días, el neoliberalismo.

De la misma manera que, como ejemplo espantoso, en mayo del 37, quienes murieron en Barcelona -comunistas o anarquistas, me da igual- fueron blanco de las balas que el pueblo les había dado a sus organizaciones para que combatieran al fascismo, no para que se mataran entre sí, de esa misma manera, digo, los votos y el apoyo que a ustedes que dirigen hoy los partidos de progreso les da el pueblo, se los da para que se enfrenten a la agresión neoliberal, no para que se dediquen a acusarse y maltratarse. 

El enemigo no está de este lado, está enfrente. Los partidos de izquierda, ni siquiera les pedimos que se unan, pero sí que es obligado que colaboren. Y, sobre todo, que no se peleen más. Cumplan con su deber, porque, no sé si lo saben, parece que no; pero el fascimo está pasando otra vez.