Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 23:31h.

José Luis Centella, secretario general del PCE, en Canarias


Este jueves 24 de enero José Luis Centella, secretario general del PCE, ofreció una charla, retransmitida en directo por RADIO SAN BORONDÓN. Aunque seguramente el digital ofrecerá el audio de esta intervención, la importancia de algunas de las cosas que dijo el hombre me mueven a atreverme a citarlas, de memoria. Confío en no traicionar el espíritu de lo dicho, aunque es inevitable que sea una transcripción parcial, incompleta.

Insisto en que se trata un resumen de citas al oido:

"La reforma laboral no la ha diseñado y aplicado el gobierno del Pp para mitigar el paro, sino que está dentro de la operación general de despojo de derechos"

"Ahora, cuando empiecen a vencerse los convenios colectivos y haya que negociar centro por centro, empresa por empresa, se verá la magnitud del problema de pérdida de derechos, de indefensión de los trabajadores y las trabajadoras"

"La pérdida creciente de puestos de trabajo de la mujer tiene una doble incidencia. Además de ser injusta, que lo es, significa un retroceso en la lucha obrera, que pierde una buena parte de sus efectivos"

"Ante la [llamada] crisis, hay tres actitudes que pueden adoptarse: La resignación. Esperar que sea otro quien solucione la cuestión. Actuar, participando en la lucha social y política"

"La [llamada] crisis, tiene solución. Se trata de recomponer la perdida economía productiva y de imponer una reforma fiscal, para que los ricos responsables de la crisis sean quienes la paguen"

Izquierda Unida se ofrece para canalizar las opiniones populares y conseguir que el próximo debate parlamentario sobre el estado de la nación sea un debate abierto, en el que lleguen a la Cámara los criterios de la gente"

Para el futuro, Izquierda Unida propone una "Convocatoria Social" que reuna a las personas para oponerse a la derecha"

Yo, Chema Tante, ya he dicho que soy escéptico en cuanto a las posibilidades de unión de la izquierda. No porque no sea conveniente, que lo es, sino porque la historia nos demuestra que es imposible y que, incluso, siempre salimos más peleados de los intentos de unión. Por eso creo que la iniciativa de Convocatoria Social, por encima de las siglas puede ser una buena idea. Insisto en que en este momento, lo más aconsejable es que cada organización conduzaca su estrategia como mejor considere, con la única condición, que suplico cumplir, de no pelearse con las demás. La clave es asumir de una vez que el enemigo de la gente y de la democracia está en el piso de arriba, no entre nosotros y nosotras.