Buscar
viernes, 19 de abril de 2024 07:36h.

“McGenocidio”: intervienen una lona gigante para pedir el boicot a McDonald’s EL SALTO / Coacción jurídica selectiva - por David Bollero

fr mcg
Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista, recomienda esta información. Y yo, Chema Tante, no puedo evitar recordar a la antigua consejera de Turismo canaria, Yaiza Castilla, conocida por su adhesión a la comida basura, que llegó a la infamia de incluir a McDonalds en "la oferta gastronómica de nuestras islas". Habría que peguntar a Yaiza McDonalds qué piensa del genocidio en Gaza.

McGenocidio”: intervienen una lona gigante para pedir el boicot a McDonald’s

EL SALTO

Sindicatos de Vivienda y otras organizaciones llaman a no consumir en McDonald's por su complicidad con el genocidio de Gaza. El boicot a esta multinacional ya le ha causado una bajada de ventas, según reconocen.

“Llamame McGenocidio”. En la mañana de este 18 de febrero, varios integrantes de Sindicatos de Vivienda y otras organizaciones se han descolgado de un edificio de Madrid y han intervenido un cartel gigante de McDonald's llamando al boicot a esta multinacionales de comida basura estadounidense. Cinco personas fueron detenidas por la policía al terminar la acción. Fueron liberadas a última hora de la tarde.

La acción pretendía señalar la complicidad de esta multinacional con el genocidio de Gaza y llamar al boicot a esta empresa de comida rápida. Un boicot que empieza a tener resultados: las ventas de McDonald’s han bajado en todo el mundo en el último trimestre por las acciones de boicot realizadas en diversos países, según reconoce la empresa. 

La bajada de ventas se ha notado más, según el director ejecutivo de McDonald's, Chris Kempczinski, en las franquicias en los países musulmanes, especialmente en Indonesia y Malasia, pero también en algunos países europeos como Francia. Tras anunciar sus resultados del último trimestre, las acciones de McDonald’s caían un 3,83%. 

 

La bajada de ventas se ha notado más, según el director ejecutivo de McDonald's, Chris Kempczinski, en las franquicias en los países musulmanes, especialmente en Indonesia y Malasia, pero también en algunos países europeos como Francia

Entre las razones de estos resultados, destaca el posicionamiento del propietario de la franquicia israelí de McDonald, Alonyal Ltd: tras comenzar la masacre de Gaza se ofreció a alimentar de forma gratuita a los soldados israelíes y a todos los que estuvieran en primera línea de frente. Las llamadas a no consumir McDonald’s no son nuevas. El movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS) lleva años pidiendo el boicot a esta compañía por su complicidad con las políticas de Tel Aviv. En los años 2000, durante la segunda Intifada, para protegerse de los efectos indeseados del boicot en los países árabes y musulmanes, franquicias de países como Qatar, Kuwait, Omán, Turquía o Arabia Saudí donaron dinero a Palestina. En esta ocasión han intentado repetir la operación: la franquicia de Bahréin llegó a donar en octubre 100.000 dólares para ayudar “en los esfuerzos de socorro del pueblo de Gaza”.

 
EL SALTO

 https://www.elsaltodiario.com/ocupacion-israeli/mcgenocidio-intervienen-una-lona-gigante-pedir-boicot-mcdonalds-apoyo-israel#:~:text=Ocupaci%C3%B3n%20israel%C3%AD-,Ocupaci%C3%B3n%20israel%C3%AD,bajada%20de%20ventas%2C%20seg%C3%BAn%20reconocen.

EL SALTO

 -----------------

 

Coacción jurídica selectiva

David Bollero

PÚBLICO

No bloquearon ninguna vía ni infraestructura pública. No zarandearon vehículos de la Guardia Civil. Tampoco asediaron el domicilio particular de una presidenta autonómica, con sus hijos menores aterrorizados por la turba en el exterior. Sencillamente, se descolgaron por la fachada de un edificio y modificaron la pancarta publicitaria de una cadena de comida rápida para protestar por el apoyo de ésta a la matanza que está cometiendo Israel en Gaza. Y fueron detenidos. 

Tal y como relata con un amplio reportaje fotográfico el compañero Álvaro Minguito en El Salto, el pasado domingo varias organizaciones encabezadas por Sindicatos de Vivienda se han descolgado para llamar al boicot de la cadena de comida rápida McDonald’s con una gigantesca bandera palestina y un impactante "Llámame McGenocidio". Esta era la protesta contra las donaciones de comida y sustanciales descuentos del 50% que está ofreciendo McDonald’s Israel a los soldados y agentes de seguridad del país desde que Benjamin Netanyahu comenzó el genocidio

Aunque desde EEUU la compañía se ha desmarcado de esa campaña alegando que es responsabilidad de la propietaria de la franquicia en Israel, ésta no parece ser explicación suficiente. Cuando una marca apoya un genocidio, y eso es innegable que sucede en Israel, sale caro. No es la primera vez que McDonald’s apoya una ocupación ilegal que vulnera los derechos humanos, ya lo hizo en el Sáhara Occidental invadido por Marruecos al abrir una tienda en El Aaiún

Así las cosas y sumándose a la necesidad de actuar contra el genocidio que ejecuta Israel, en contraste con la pasividad complicidad internacional, diversos colectivos se manifiestan y llaman al boicot de quienes apoyen la matanza. Casi 30.000 gazatíes asesinados, la mitad de ellos niñas y niños, no sólo justifican, sino que reclaman medidas de este tipo para acabar con la impunidad que disfruta Tel Aviv.  

EEUU multa a McDonald's por tener a más de 300 menores trabajando ilegalmente, entre ellos dos de diez años

EEUU multa a McDonald's por tener a más de 300 menores trabajando ilegalmente, entre ellos dos de diez años

Este acto de protesta terminó con la detención de las activistas, acusadas de desórdenes públicos. Y, claro, es inevitable mirar a la tractorada. ¿Cómo es posible que en las decenas de tractoradas no autorizadas que han bloqueado las principales vías de comunicación de múltiples ciudades no se hayan producido detenciones y, en muchas de ellas, ni siquiera sanciones administrativas? ¿Cómo es posible que ni siquiera en el escrache que se produjo en el domicilio de la presidenta Navarra María Chivite hubiera detenidos? Durante las tractoradas no comunicadas hemos visto apedrear a guardias civiles y mover sus vehículos ante la pasividad de los agentes de la Benemérita, que después negociaban cierres alternos de las autovías, pese a tratarse de movilizaciones no autorizadas.  

El agravio comparativo es obvio y, lógicamente, demanda una explicación. ¿Por qué los activistas del boicot a McDonald’s no fueron sencillamente identificados para posterior sanción administrativa? ¿Por qué fue necesario llevárselos detenidos y esposados? Ni un solo manifestante de las tractoradas ha aparecido esposado en los medios de comunicación, pese a haber protagonizado incidentes mucho mayores, con barricadas incendiadas incluidas.  

¿A qué se debe este doble rasero, a la causa por la que se protesta o a las personas que protagonizan la protesta? Lo que parece evidente es que no se debe al número, puesto que otras manifestaciones masivas –y autorizadas- de movimientos de izquierda su número no ha sido obstáculo para que el calor negro –como llaman los antidisturbios a dar rienda suelta a la porra- y las detenciones se sucedieran. Es preocupante, mucho, comprobar que al hecho probado de que en España la justicia no es igual para todos y todas, tampoco lo es el hecho previo, el ejercicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y su coacción jurídica selectiva.

* Gracias a David Bollero y PÚBLICO y a la colaboración de Antonio Aguado

https://blogs.publico.es/david-bollero/2024/02/19/coaccion-juridica-selectiva/#md=modulo-portada-bloque:section;mm=mobile-medium

DAVID BOLLERO
DAVID BOLLERO
PÚBLICO La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE
 La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE

 

mancheta pequeña