Buscar
viernes, 27 de enero de 2023 00:00h.

"Con la nueva Ley del Suelo, no habría caso Arona" ¿Estás oyendo, genuflexo Clavijo? - por Chema Tante

 

reverón

 

 

 

 

 

 

 

Mientras Clavijo, siempre genuflexo ante la monarquía española, y ante los poderes económicos, mantiene su embustera matraquilla sobre las excelencias de su Ley del Suelo, alegando que "no tienen nada que decir contra ella" quienes se opone, aquí tenemos, en plenos tribunales, la mejor comprobación de que esa ley ampararía a los saqueadores del dinero público y de los recursos naturales propiedad del pueblo canario.

Mientras Clavijo, siempre genuflexo ante la monarquía española, y ante los poderes económicos, mantiene su embustera matraquilla sobre las excelencias de su Ley del Suelo, alegando que "no tienen nada que decir contra ella" quienes se oponen, aquí nos encontramos, en plenos tribunales, la mejor comprobación de que esa ley ampararía a los saqueadores del dinero público y de los recursos naturales propiedad del pueblo canario.

Lo que se ha sabido en el juicio avala las fundadas sospechas de que Reverón y su banda son unos rateros, sospecha pendiente de la confirmación por la sentencia, pero sospecha inamovible. Y, si un tipo como Reverón considera -y yo creo que tiene razón- que la nueva Ley del Suelo le exoneraría de responsabilidad, no puedo entender qué es lo que todavía están defendiendo el genuflexo Clavijo y, en especial, la gente del partido sedicente socialista y obrero.

Porque es totalmente comprensible que la coalición empresaria llamada canaria apoye esa ley, porque para eso nació y para eso existe: para favorecer la trapaceria de los empresamangantes y de los caciquillos locales. Pero del partido que ostenta las dignas siglas de socialista y obrero cabría esperar una actitud más consecuente.

Porque la verdad es que la Ley del Suelo del genuflexo Clavijo cristalizaría el viejo anhelo de las empresas rapiñeras y de los sátrapas locales: para dejar de tolerar las barbaridades urbanísticas y las corrupciones, que siempre tiene el riesgo de que salga una fiscalía o un tribunal que remueva las cosas, lo mejor es dejar las manos libres, Muerto el perro, se acaba la rabia. Desaparecida la ley, se termina el delito y la responssabilidad. Y eso es la Ley del Suelo: una no ley.

http://eldia.es/sur/2016-04-28/2-Solicitan-absolucion-todos-acusados-falta-pruebas.htm