Buscar
martes, 27 de febrero de 2024 10:13h.

PAKISTAN El primer ministro del pueblo: el triunfo de Imran Khan contra viento y marea - por FM Shakil

 

fr pkst
Federico Aguilera Klink destaca esta reseña de otra de las injerencias imperiales. El pueblo pakistaní se define y se resiste, pero los militares a sueldo de Estados Unidos mantienen su imposición

PAKISTAN El primer ministro del pueblo: el triunfo de Imran Khan contra viento y marea

FM Shakil

THE CRADLE

 

A pesar de enfrentar la oposición colectiva de Washington y sus aliados locales, el carismático líder encarcelado de Pakistán ha obtenido una sorprendente victoria electoral contra sus detractores, aunque los militares todavía mantienen el poder.

IMRAN KHAN
IMRAN KHAN

Imran Khan, ex jugador de críquet convertido en político de 71 años encarcelado en Pakistán, sorprendió a Estados Unidos y sus aliados en Islamabad con la sorprendente victoria de su partido en las elecciones parlamentarias del 8 de febrero.

Encerrado tras las rejas y cumpliendo una sentencia acumulativa de 30 años por tres casos de corrupción, el triunfo del partido Pakistán Tehrik-e-Insaf (PTI) de Khan desafió todos los pronósticos, apoderándose de la mayoría de los escaños , “humillando a los gobernantes militares del país y creando una crisis política” en el proceso.  

Su destitución del cargo en abril de 2022 tras una moción parlamentaria de censura, que según él fue orquestada por Estados Unidos , parecía un revés temporal. La audaz decisión de Khan de visitar Moscú el 23 de febrero de 2022, en vísperas de la invasión rusa de Ucrania y el deterioro de sus vínculos con Occidente, enfureció aún más a Washington y al establishment militar paquistaní.

Los gobernantes militares de facto del país, aterrorizados por la "inesperada" victoria electoral de Khan, están planeando actualmente establecer un gobierno de unidad sin el PTI de Khan, buscando disminuir su influencia parlamentaria mediante una combinación de deserciones (tanto forzadas como voluntarias) aprovechando varias facciones políticas. para lograr sus objetivos.

El regreso del PTI en un juego amañado 

Según la Comisión Electoral del país (ECP), que anunció los resultados preliminares más de 60 horas después de finalizar las elecciones, los candidatos independientes –presentados por el PTI– obtuvieron 93 escaños en la Asamblea Nacional (AN). Anteriormente, el recuento del ECP mostraba que el PTI había conseguido 100 escaños, pero más tarde, los miembros independientes que no formaban parte del PTI se enumeraron por separado. La Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N) obtuvo 75, el Partido Popular de Pakistán (PPP) obtuvo 54, el Movimiento Muthahida Qaumi Pakistán (MQM-P) obtuvo 17, y otros partidos más pequeños y regionales y miembros independientes no pertenecientes al PTI consiguieron 26 escaños. . La AN tiene un total de 266 escaños, excluyendo 60 reservados para mujeres y no musulmanes.

El abogado Gohar Ali, que asumió el cargo de presidente del PTI después del encarcelamiento de Khan por transgresiones éticas y financieras, dijo a The Cradle : "Conseguimos 170 escaños en la Asamblea Nacional y estamos listos para establecer un gobierno tanto en el centro como en el Punjab. y las provincias de Khyber Pakhtunkhwa”. 

Añade que la Comisión Electoral de Pakistán (ECP) ha retirado el emblema simbólico del bate de críquet del PTI, en una medida petulante que subraya cuán tontas se han vuelto las maquinaciones electorales. 

De estos escaños, 100 son los que el ECP ha admitido y ha emitido resultados provisionales, pero 70 escaños, incluidos tres en Islamabad, cuatro en Sindh y el resto en Punjab, se están convirtiendo en derrotados a pesar de que el PTI había ganado. a ellos.

Según Ali, el PTI pudo demostrar un logro tan tremendo a pesar de que su campaña electoral no estaba permitida. Los candidatos del PTI fueron acosados, arrestados y se les prohibió celebrar reuniones públicas. 

“Las redes móviles fueron suspendidas en todo el estado el jueves, lo que obstaculizó la capacidad de los funcionarios del partido de informar a sus partidarios sobre el candidato independiente seleccionado en cada distrito electoral. Nuestros trabajadores no pudieron monitorear los lugares de votación. El nivel de manipulación que se produjo en la encuesta fue excesivamente absurdo", afirma.

Maniobras y manipulación partidistas

El 10 de febrero, Relaciones Públicas Interservicios (ISPR), el canal de comunicación oficial del ejército, emitió una declaración del Jefe del Estado Mayor del Ejército (COAS), general Syed Asim Munir, en la que esbozaba una visión impulsada por políticas para la gobernanza del país. . 

El general Munir enfatizó el imperativo de establecer un "gobierno de unidad" para asegurar la estabilidad necesaria para impulsar el progreso económico de Pakistán.

Un día antes, el rival político de Khan, el líder del PML-N, Nawaz Sharif, se hizo eco de sentimientos similares en su discurso y encargó a su hermano, el ex primer ministro Shehbaz Sharif, que se acercara a partidos clave como el PPP y el MQM-P para explorar alianzas.

Posteriormente, el presidente del PPP, Bilawal Bhutto, y el vicepresidente, Asif Ali Zardari, entablaron conversaciones con Shahbaz Sharif del PML-N, y a Zardari se le encomendó actuar como enlace con otras facciones parlamentarias –incluidos los independientes– para consolidar el apoyo a su coalición prevista. Además, una delegación del MQM-P se reunió con Nawaz Sharif para elaborar estrategias para el futuro.

Las agitadas actividades políticas en Islamabad pretenden frustrar las posibilidades del PTI de llegar al poder reduciendo su fuerza parlamentaria mediante deserciones forzadas o sobornadas. Antes de las elecciones, había especulaciones generalizadas sobre un acuerdo de poder compartido entre el PML-N y el PPP, en el que Sharif asumiría el cargo de primer ministro y Zardari aceptaría el puesto de presidente. La probabilidad de que se forme una coalición entre los dos partidos es muy alta.

Dado que los legisladores del PTI están oficialmente clasificados como independientes, no están obligados a votar por afiliación partidista. Esto da lugar a la posibilidad de que se produzcan deserciones forzadas. Además, sin unirse a un partido político, el PTI no puede asegurarse su parte de los 70 "escaños reservados" de la Asamblea Nacional designados para mujeres y minorías, que se distribuyen proporcionalmente según el voto general de un partido. También es importante señalar que Khan se encuentra actualmente encarcelado y descalificado para postularse a una candidatura política.

Erosión de la integridad electoral de Pakistán

A pesar de estos desafíos, el PTI surgió como el partido más grande después de las elecciones, una fuerza formidable preparada para desempeñar un papel fundamental en la configuración del futuro político de Pakistán. Sin embargo, una consecuencia notable de estas elecciones ha sido la marginación de los partidos religiosos y nacionalistas, particularmente evidente en regiones como Baluchistán y Khyber Pakhtunkhwa, donde el Partido Nacional Awami (ANP) enfrentó importantes reveses.

En declaraciones a The Cradle , Zahid Khan, portavoz central de la ANP, dice:

Una vez más, a los habitantes de las provincias más pequeñas se les ha negado la representación que les corresponde, no como un acto de venganza por parte de los votantes, sino como parte de una estrategia planificada de antemano... Las fuerzas políticas en Punjab y Sindh no están dispuestas a dejarles gobernar a pesar de que el PTI ha suficientes escaños en la asamblea provincial de Punjab y en la asamblea nacional.

En el período previo a las elecciones nacionales, se estaban realizando esfuerzos para socavar las posibilidades de Imran Khan de regresar al poder, orquestados por elementos influyentes dentro del aparato estatal. La Comisión Electoral , responsable de supervisar unas elecciones justas, asestó un golpe al PTI al invalidar sus elecciones intrapartidistas el 22 de diciembre. 

Sin embargo, PTI impugnó rápidamente esta decisión ante el Tribunal Superior de Peshawar, consiguiendo una suspensión temporal del fallo el 26 de diciembre. Sin embargo, este respiro duró poco ya que el tribunal finalmente se puso del lado del ECP, restableciendo la decisión de anular las elecciones internas del PTI y revocar su símbolo electoral.

¿Procesamiento o persecución política? 

Mientras tanto, la maquinaria legal aceleró sus procedimientos, aparentemente destinados a impedir que Khan participara en las próximas elecciones. En un controvertido fallo del 30 de enero, Khan fue condenado a 10 años de prisión por un tribunal de primera instancia por supuestamente revelar ilegalmente información sensible.

En particular, las audiencias tuvieron lugar dentro de los límites de la prisión de Rawalpindi, donde Khan estaba detenido, desviándose de la norma de un tribunal público. Su equipo jurídico protestó contra este procedimiento poco convencional, alegando violaciones constitucionales.

El encarcelamiento de Khan desde agosto se debió a sus críticas vocales a los militares, y este caso en particular gira en torno a un cable diplomático que desapareció mientras estaba bajo su competencia. Khan, aunque negó su participación directa, se refirió al memorando como prueba de interferencia extranjera en su destitución de su cargo en 2022.

El 31 de enero, al día siguiente, un tribunal anticorrupción de Pakistán condenó al ex primer ministro y a su esposa, Bushra Khan, a 14 años de prisión cada uno, acusados ​​de vender ilegalmente artículos estatales. Esto ocurrió apenas un día después de que Khan fuera sentenciado a 10 años de prisión en un caso separado. Tras la tercera condena impuesta recientemente a la asediada ex estrella del cricket, las condiciones también implican una prohibición de 10 años para ocupar cargos públicos y partidistas.

En otro caso, un tribunal local impuso una sentencia de siete años a Khan y su esposa por celebrar un matrimonio que el tribunal consideró “no islámico”, sentencia declarada a principios de este mes en un caso iniciado por el exmarido de Bushra. Bibi.

Si aún quedaban dudas sobre las acusaciones de Khan sobre la interferencia de Estados Unidos en los delicados procesos democráticos de Pakistán, los acontecimientos recientes parecen validar sus afirmaciones. Este no sería el primer caso en el que Washington y sus redes de inteligencia socavan a un líder populista elegido democráticamente en la región, haciéndose eco de precedentes históricos como el golpe de 1953 contra el primer ministro iraní Mohammad Mossadegh.

* Gracias a FM Shakil y THE CRADLE y a la colaboración de Federico Aguilera Klink

https://thecradle.co/articles-id/22760

FM SHAKIL
FM SHAKIL
THE CRADLE THE CRADLE Publicado originalmente en THE CRADLE. La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE
 Publicado originalmente en THE CRADLE. La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE

 

mancheta pequeña