Buscar
martes, 27 de septiembre de 2022 09:07h.

El pío y caritativo Fernández Díaz, dice que las cuchillas de Melilla "causan erosiones superficiales"

Recordarán ustedes las maneras en que la jerarquía de la iglesia católica ha justificado, a lo largo de la historia, las más dolorosas torturas y los crímenes, sea de la Inquisición, del absolutismo o del franquismo. Esa máxima diabólica del "Dios lo quiere", con que los hipócritas sepulcros blanqueados han traicionado las enseñanzas de su Dios, que exhorataba al amor al prójimo. Fernández Díaz, ministro del Interior es un beato numerario del Opus Dei, un tipo conocido por su ardor confesional. Y, como toda la gente de su secta, un sujeto que no tiene ni idea de la bondad que impregna la doctrina cristiana.