Buscar
martes, 27 de febrero de 2024 21:16h.

La lucha contra la violencia machista toma las calles en Canarias

25N CANARIAS
25N CANARIAS

La lucha contra la violencia machista toma las calles en Canarias


EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Red Feminista de Gran Canaria convocó hoy a la manifestación del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, bajo el lema ‘Violencia Machista: El tiempo de silencio ¡se acabó!’

La manifestación partió desde Santa Ana hacia San Telmo, donde se leyó el manifiesto. En él la red recordó el número de feminicidios, “1.237 desde 2003. Este año 51, cuatro de ellas en Canarias, la última Evarista, de 91 años, en Tenerife”, criticó los recortes el el presupuesto del Instituto Canario de Igualdad (ICI) en los fondos de emergencia social destinados a mujeres víctimas de violencia para 2024 y recordó las nuevas formas de agresiones que propician las tecnologías. 
En el manifiesto, además de otros asuntos, también se interpela a YouTubers, TikTokers e influencers para que ayuden “crear una sociedad más igualitaria y justa, libre de violencia”, y a no “normalizar” la violencia.
“Queremos hacer nuestro el lema de las mujeres del fútbol. Queremos que sea el lema de todas y de todos, de la gente que sabe que sin igualdad no hay futuro y quiere vivir sin violencia machista. Por eso hoy nos mostramos de nuevo unidas”, termina el texto. 


 

Manifiesto 25N2023
Violencia Machista: El tiempo de silencio ¡se acabó!

1.237 mujeres han sido asesinadas en España desde 2003. Este año 51, cuatro de ellas en Canarias, la última Evarista, de 91 años, en Tenerife. Desde 2013, 49 niños, niñas y adolescentes han sido asesinadas por sus padres para infringir el mayor dolor a sus madres. Son unas cifras dramáticas que, sin embargo, solo cuentan los feminicidios cometidos por la pareja o expareja. De conformidad con la ley canaria son ya 105 vidas cegadas en las islas desde 2003, además de la de 8 niños y niñas.
Por ellas, por nosotras, el tiempo de silencio ¡se acabó!

Pero aún siendo los asesinatos la cara más terrible de la violencia de género, no es la única que sufrimos las mujeres. La violencia machista sigue creciendo en Canarias. Tenemos la cuarta tasa más alta del país. A ello hay que añadir el incremento de casos de violencia contra la infancia y la adolescencia, incluyendo las agresiones sexuales. Solo en Las Palmas de Gran Canaria un 95% más. 
Con estos alarmantes datos de violencia machista debe priorizarse la salvaguarda de las vidas de las mujeres y sus hijos e hijas por encima de todas las cuestiones: poniendo más recursos, creando más trabajo interinstitucional, con más financiación, más visión integral y más implicación en todos los ámbitos del Estado. No podemos permitir recortes como el de este año en el ICI en los fondos de emergencia social destinados a mujeres víctimas de violencia, ya que sin ellos se las deja, a ellas y a sus familias en situación de extrema vulnerabilidad.

Por ellas, por nosotras, el tiempo de silencio ¡se acabó!
Grabaciones no consentidas, agresiones en la calle, violaciones en grupo,… Nos violan, intimidan, agreden y asesinan. Y según avanza las tecnologías nos vemos sometidas a nuevas formas de agresión, no solo las mujeres por el hecho de ser mujeres, también contra nuestras hijas e hijos.
 
Exigimos el fin del señalamiento al feminismo, e interpelamos a aquellos y aquellas YouTubers, TikTokers e influencers, que no formen parte del problema, que tomen conciencia de que, en ocasiones, están incitando a sus seguidores, mayoritariamente menores de edad, a pinchar en enlaces de pornografía, sin conocer el significado de las relaciones afectivo-sexuales por no tener una madurez ni educación adecuadas.
Ayuden, ustedes que tienen altavoces, a crear una sociedad más igualitaria y justa, libre de violencia, unamos fuerzas.
Por ellas, por nosotras, el tiempo de silencio ¡se acabó!
 
440.000 personas adultas españolas sufrieron abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica cuando eran menores de edad. Una veintena de centros en los que se han cometido esos abusos sexuales por parte de algún sacerdote o religioso están en Canarias.
No podemos permanecer inmóviles. Exigimos que se tomen medidas urgentes desde las organizaciones y las administraciones, para proteger tanto a las mujeres, como a los niños y a las niñas, así como a repararles el daño.
Por ellas, por nosotras, el tiempo de silencio ¡se acabó!
La violencia “sigue normalizada y justificada” por algunos hombres. Sin ir más lejos, el agrio sabor que dejó el mundial a las jugadoras de la selección española, en particular a Jeni Hermoso. Todo el mundo lo vio, pero eso no bastó. Hemos tenido que volver a explicar que un beso no consentido es una agresión sexual. Mintieron y manipularon con vídeos e imágenes, con el único fin, de favorecer la actitud del ya, ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Actitud que se replica en muchos otros ámbitos de la sociedad. Debemos luchar no sólo contra los agresores, sino contra los cómplices que toleran y apartan la mirada. 
Exigimos el fin de la camaradería, de los silencios incómodos y del dejarlo estar. Cada persona es responsable de frenar la violencia machista en su ámbito cercano. Debemos hacer del “se acabó” una proclama cotidiana que ponga fin al machismo en todas sus formas.
Celebramos los seis años de la aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, ratificado por los grupos parlamentarios, el Gobierno estatal, las comunidades autónomas y las entidades locales. Un “hito histórico” en nuestro país para combatir la violencia contra las mujeres y, sin embargo, sigue sin estar claro que la violencia machista tiene muchas caras, no solo es física, también es psicológica, sexual, simbólica, institucional y económica.  
Por ellas, por nosotras, el tiempo de silencio ¡se acabó!
Por eso hoy, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, también debemos recordar la vulnerabilidad de las mujeres y menores en procesos migratorios y en los territorios bélicos, como Ucrania, Gaza, y todas las guerras que constantemente olvidamos, por las que pedimos, IMPLORAMOS el alto al fuego.
Queremos hacer nuestro el lema de las mujeres del fútbol. Queremos que sea el lema de todas y de todos, de la gente que sabe que sin igualdad no hay futuro y quiere vivir sin violencia machista. Por eso hoy nos mostramos de nuevo unidas.
Violencia machista: El tiempo de silencio ¡SE ACABÓ!

FEMINISTAS 25 N LPGC 2
 25 N LPGC 
 
FEMINISTAS 25 N LPGC
 25 N LPGC
25 N GC
25 N LPGC
25 N GC
25 N LPGC

EN SANTA CRUZ DE LA PALMA

En Santa Cruz de La Palma, la nutrida manifestación cubrió el trayecto desde Correos hasta la Plaza de España, haciendo paradas a modo de estaciones de un Via Crucis, para leer poemas referidos a la violencia del terrorismo machista y culminado con la realización de un mural colectivo

1700950339646
25 N LP

 POEMAS LEÍDOS

Miradnos,  de Elvira Sastre 

ELVIRA SASTRE
ELVIRA SASTRE

Miradnos.
Somos la luz de nuestra propia sombra,
el reflejo de la carne que nos ha acompañado,
la fuerza que impulsa a las olas más minúsculas.

Somos el azar de lo oportuno,
la paz que termina con las guerras ajenas,
dos rodillas arañadas que resisten con valentía.

Miradnos.
Decidimos cambiar la dirección del puño
porque nosotras no nos defendemos:
nosotras luchamos.

Miradnos.
Somos, también, dolor,
somos miedo,
somos un tropiezo fruto de la zancadilla de otro
que pretende marcar un camino que no existe.
Somos, también, una espalda torcida,
una mirada maltratada, una piel obligada,
pero la misma mano que alzamos
abre todas las puertas,
la misma boca con la que negamos
hace que el mundo avance,
y somos las únicas capaces de enseñar
a un pájaro a volar.

Miradnos.
Somos música,
inabarcables, invencibles, incontenibles, inhabitables,
luz en un lugar que aún no es capaz de
abarcarnos, vencernos, contenernos, habitarnos,
porque la belleza siempre cegó los ojos
de aquel que no sabía mirar.

Nuestro animal es una bestia indomable
que dormía tranquila hasta que decidisteis
abrirle los ojos con vuestros palos,
con vuestros insultos, con este desprecio
que, oídnos:
no aceptamos.

Miradnos.
Porque yo lo he visto en nuestros ojos,
lo he visto cuando nos reconocemos humanas
en esta selva que no siempre nos comprende
pero que hemos conquistado.

He visto en nosotras
la armonía de la vida y de la muerte,
la quietud del cielo y del suelo,
la unión del comienzo y del fin,
el fuego de la nieve y la madera,
la libertad del sí y el no,
el valor de quien llega y quien se va,
el don de quien puede y lo consigue.

Miradnos,
y nunca olvidéis que el universo y la luz
salen de nuestras piernas.

Porque un mundo sin mujeres
no es más que un mundo vacío y a oscuras.
Y nosotras
estamos aquí
para despertaros
y encender la mecha.

----------

Fortuna, de Ida Vitale

IDA VITALE
IDA VITALE

Por años, disfrutar del error
y de su enmienda,
haber podido hablar, caminar libre,
no existir mutilada,
no entrar o sí en iglesias,
leer, oír la música querida,
ser en la noche un ser como en el día.
No ser casada en un negocio,
medida en cabras,
sufrir gobierno de parientes
o legal lapidación.
No desfilar ya nunca
y no admitir palabras
que pongan en la sangre
limaduras de hierro.
Descubrir por ti misma
otro ser no previsto
en el puente de la mirada.
Ser humano y mujer, ni más ni menos.

---------------------

Una vez estuve con un hombre que sembraba el frío

de Andrés Ortiz Tafur

(Los últimos deseos)

ANDRÉS ORTIZ TAFUR
ANDRÉS ORTIZ TAFUR
ANDRES ORTIZ TAFUR

------------------------

Un clásico, de Samuel Trigueros

SAMUEL TRIGUEROS
SAMUEL TRIGUEROS

                                                   Incluso en verano                                                    
Llevaba una chaqueta roja abotonada a la piel.
Las gafas las compró por un euro.
Le dijo que le quedaban chulas.
Se dibujó unos labios menos tristes.
Los altos botines de gamuza negra
 eran una caricia que subía

hasta la cima de sus piernas.

   Cada vez que perdió el llavero de corazón,
él le dio otro,
cada vez más grande,
para que no extraviara el camino a casa.
Ella abrió la puerta dorada de la jaula dorada
con la enorme llave dorada.
Entró.
Él la esperaba en el sofá,
iluminado el rostro con el clásico.
Como un rayo
ella recordó que olvidó poner
en el carrito de la compra el six-pack de Ámbar.
El empleado de la morgue
coloca en una bolsa una chaqueta roja,
unas gafas rotas,
unos botines negros
como dos piernas quebradas,
y anota: María X.
Edad aparente: 27 años.
Heridas múltiples,
incluso en el corazón.
El asesino insiste que la amaba
y pregunta a los policías cómo finalizó el partido. 

25 N LA PALMA
25 N LA PALMA

 

25 N LA PALMA
25 N LA PALMA

 

25 N LA PALMA
25 N LA PALMA
25 N LP
25 N LP

 

25 N LP
25 N LP

-------------------------------

EN SANTA CRUZ DE TENERIFE

La manifestación de denuncia del terrorismo machista recorrió las calles chichareras, desde la Plaza Weyler 

25 N TFE
25 N TFE
25 N TFE
25 N TFE
25 N TFE
25 N TFE

 

25 N TFE
25 N TFE
25 N TFE 4
25 N TFE 4

 

mancheta oct 23 2