Buscar
viernes, 30 de septiembre de 2022 22:51h.

Metroguagua o tranvía; lógica o codicia - por Chema Tante

 

 

CHEMA TANTELa decisión entre el metroguagua (versión canaria del BRT, sistema de autobús de tránsito rápido, Bus Rapid Transit en inglés) y el tranvía, es un claro indicador del grado de lógica o de codicia venal en las estrategias políticas.

 

tranmilenio bogotá

TRANVÍA TENERIFEmetroguagua

Una guagua de Transmilenio en Bogotá, Tranvía de Tenerife  y lo que será la metroguagua en LPGC

Metroguagua o tranvía; lógica o codicia - por Chema Tante

La decisión entre el metroguagua (versión canaria del BRT, sistema de autobús de tránsito rápido, Bus Rapid Transit en inglés) y el tranvía, es un claro indicador del grado de lógica o de codicia venal en las estrategias políticas.

El tranvía y el BRT (o metroguagua o Transmilenio, en Bogotá) son las dos grandes opciones a la hora de resolver el complicado problema del transporte colectivo de personas, para frenar el contaminante, costoso y molesto exceso en el uso del coche particular.

Ambos sistemas, el tranvía o la metroguagua comparten una serie de ventajas, de las cuales las más que interesan a las personas usuarias son la rapidez y la regularidad en los horarios. Pero el tranvía, “metro en superficie” o transporte guiado adolece de unos defectos que lo hacen sumamente inconveniente: el altísimo coste, la complicación técnica de su operación, la obligación de mantener unas instalaciones de alimentación de energía y la rigidez, casi imposible de modificar, de su estructura. La metroguagua, por el contrario, ofrece exactamente las mismas cualidades de servicio que el tranvía, a un coste mucho menor, una operación sencilla y la posibilidad de modificar, temporal o permanentemente, el trazado, cuando los acontecimientos o la evolución urbanística lo requieran.

Cuando un partido político y, sobre todo, unas personas que ocupan puestos de decisión de gobierno, optan por el tranvía -debo recordar, porque es un síntoma significativo, que con un coste enorme- ese partido, esas personas, están demostrando que su interés propio prevalece sobre lo que conviene a la gente y al país.

No hay absolutamente ninguna justificación para implantar un sistema de tranvía, rígido, complicado y costoso, cuando la metroguagua cumple idénticos objetivos, a un coste menor, con una operación más dúctil y sin condenar al territorio a sufrir un trazado que no puede ni corregir errores de diseño ni adaptarse a los cambios urbanísticos.

Esto está ocurriendo en Tenerife y en Gran Canaria y esto marca las diferencias entre un concepto de la política al servicio de las personas y otro de la política como instrumento de enriquecimiento particular. Dentro de un par de años, la gente en Las Palmas de Gran Canaria disfrutará de las bondades de la metroguagua, como lo hacen en tantas otras partes del mundo. En cambio, quienes se muevan por Santa Cruz de Tenerife hasta La Laguna seguirán sufriendo los inconvenientes del tranvía. Eso sí, Carlos Alonso disfrutará de una dorada estancia en Bruselas.

Y no es de extrañar que quienes se mantienen en el emperretamiento por el tranvía en Tenerife, sean las mismas personas y partidos que, ante el monumental problema del congestionamiento de las vías de tránsito interurbano, no buscan las soluciones lógicas, de restringir el uso del vehículo privado y potenciar el transporte colectivo. Todo lo contrario, esas personas y esos partidos -el genuflexo Clavijo, Alonso, -a coalición poco canaria, el partido llamado popular, lo que proponen y pretenden es construir más carreteras. Hasta que también éstas se saturen y asi poder construir todavía más… “Ganando el veinte por ciento y echar al pueblo a sufrir” que diría Carlos Puebla.

http://www.laprovincia.es/las-palmas/2016/12/15/metro-guagua-recibe-50-millones/890706.html

http://www.lavanguardia.com/politica/20161215/412643540628/el-efsi-aprueba-50-millones-para-la-futura-linea-metro-guagua-de-las-palmas.html

CHEMA TANTE