Buscar
viernes, 29 de septiembre de 2023 12:30h.
báez
Firmas

Día internacional por los derechos de las trabajadoras sexuales: estigma e invisibilización institucional - por Aurora Báez Boza

 

fr a b b

Yo, Chema Tante, recomiendo este reportaje y digo lo que siempre he dicho respecto a la prostitución. Toda demanda de abolición que no se acompañe de demandas efectivas de creación de empleo, de la defensa de los derechos laborales y la protección contra el abuso y el apoyo a familias monoramentales, es un brindis al sol, que no pàsa del simbolismo. Nos guste o no, a mí no me gusta, la realidad es que la inmensa mayoría de trabajadoras sexuales lo son porque o no encuentran otro trabajo o han sufrido abusos. No se puede pedir a una trabajadora sexual que deje su oficio, para morirse de hambre o ir a correr de nuevo el riesgo de tener que prostuituirse en empresas, sometidas al chantaje de mandos y patronos. No es un fenómeno general, por supuesto, pero sí lo es frecuente, y es posible por la existencia de multitud de personas en paro, que permite la extorsión. Abolición, sí, cuando haya trabajo. Abolición, sí, pero respetando a las personas.

Economía
CAPITALISMO E IGUALDAD: INCOMPATIBILIDAD ASEGURADA

¿Y con la desigualdad qué hacemos?, Juan Miguel Báez, en PÚBLICO

 

frase báez

Juan Miguel Báez, en PÚBLICO aborda un asunto que está clarísimo. Lo señala Francisco Morote, de Attac Canarias. Y yo, Chema Tante, digo que está clarísimo porque, aunque no se quiera asumir, el neoliberalismo, que predica la buena voluntad de las empresas y fortunas, miente. Sin intervención del estado, no hay ihualdad ni justicia. Y solamente el estado, recaudando impuestos y evitando abusos, puede asegurar la igualdad. Asegura, claro, cuando se consiga, que de momento, está lejos

Firmas

Vamos a cabildear: - por El Padre Báez

 

el padre báezDejado el verano –o gran parte del mismo- atrás, es hora hagamos frente a las mentiras, a las tramas, a las manipulaciones, y a las artimañas del cabildo.

Firmas

Magistral lección de un guanche a otro guanche -por El Padre Báez

 

el padre báez Aunque ambos eran de la misma condición, nobles, por razones de tierras y posesiones, uno era más pobre que el otro, y no por el vicio de robar, sino para poder comer, iba por donde los rebaños y se buscaba el baifo para su comida, y aunque era público y notorio, nadie -dada su condición de hombre importante y con cargo- más que permitírselo lo soportaban, pero no con agrado, como se puede comprender.

Firmas

Un nuevo paréntesis, por favor - por El Padre Báez

el padre báez... para resaltar algo que me parece primordial en la conducta de los guanches entre ellos mismos, caso único e inaudito en terrenos de lucha y sean éstas las que fuere: el guanche ganador, nunca asumía ese papel, y aún perdiendo el otro, le otorgaba el premio,