Buscar
viernes, 02 de diciembre de 2022 06:50h.
barba
Política

Nuestro símbolo en las instituciones y la intolerancia española, Pedro Delgado

En SIETE SITIOS, Pedro Delgado comenta la gratificante anécdota protagonizada por el ayuntamiento de Arrecife y el Cabildo conejero que, alentados por la Coordinadora 22 de octubre han tenido la buena idea -que ojala se mantuviera- de izar en los respectivos mástiles institucionales la auténtica bandera nacional canaria. La que enarbolamos con cariño quienes sentimos de verdad la identidad canaria. La bandera estrellada, no esa cosa alejada del pueblo con el escudo de los perros, o esa aberración de las franjas horizontales que colocan muchos alcaldes ignorantes en las fiestas de sus pueblos o, como hace Paulino, el recientemente ardoroso nacionalista soberanista, en la cabecera de su blog:

Economía

Cuando descubras que eres contrario al TTIP puede ser tarde, Ana Barba

"Mi frutero cree que es de derechas" " Así inicia Ana Barba este excelso artículo en PÚBLICO, que tiene que ser difundido y explicado a la masa alegre y confiada que cree haber superado, con sufrimiento, pero con vida, la vil agresión ultraliberal que llaman crisis.Porque, aun en pleno desarrollo, que diría Walter Martínez, la ofensiva arrolladora de derechos, libertades y condiciones laborales, la abyecta horda que dirige la Unión Europea está urdiendo otra estrategia, no la final, que va, pero sí de una gravedad definitiva. La TTIP. El Tratado de LIbre Comercio, que pondrá las constituciones y las leyes de los estados miembros de la UE a los pies de las grandes multinacionales. Un tratado DEL que como cita Ana que dice Stiglitz.  “no se entiende tanto secretismo, a no ser que lo que están tramando sea realmente malo”.