Buscar
viernes, 30 de septiembre de 2022 00:00h.
bravatas
Economía

Chipre enseñó los dientes y, aún con bravatas, la Troika recula. Y la Iglesia, está a la altura

Yo no sé en qué terminará todo esto. Pero, hoy por hoy, lo cierto es que la Troika y el Eurgorupo se han tenido que comer sus palabras. Se desinflaron rápido las imposiciones draconianas, donde le decían al gobierno chipriota lo que tenían que hacer: meterle mano -mucha- a los depósitos de la gente y -poco- a los beneficios de las empresas. Y se han desinflado, porque los chipriotas dijeron que ni hablar. Yo estoy convencido de que si Chipre mantiene una postura gallarda, los ultraliberales se echaran atrás. Lo he dicho muchas veces; si debes mucho, el preocupado es tu acreedor, La clave está en no aceptar la extorsión. Entre tanto, parece que los rusos se niegan a ayudar. Pero la Iglesia ortodoxa chipriota ha dado el tipo. Se han ofrecido a ayudar, hipotecando sus bienes. Aprende, Rouco Varela.