Buscar
martes, 27 de septiembre de 2022 00:01h.
bueno
Política
Los estadounidenses siempre han tenido un amor especial por las peleas falsa

En realidad, socavar la hegemonía global de EE. UU. Es bueno: notas desde el borde de la matriz narrativa, Caitlin Johnstone en su web

 

FRASE JOHNSTONE

Caitlin Johnstone en su web escribe este texto que digo yo, Chema Tante, se apoya en argumentos, simples pero incontrovertibles, para certificar que quien discuta y se oponga a la opresión de USA y sus acólitos europeos y sajones, tiene toda la razón. Y el relato oficial del imperio está derrumbándose, ante el embate de las redes sociales Es lo que dice Federicoi Aguilera Klink: "Johnstone lo deja claro" 

Economía
CAPITALISMO: 40 AÑOS DE MANIQUEISMO NEOLIBERAL

Lo público: malo, lo privado: bueno. ¿Quién dijo tamaña estupidez?, Marcelo Colussi en ALAI

 

frase colussi

Marcelo Colussi en ALAI, insiste en desmontar la mentira de la supuesta ineficacia de lo público. Lo señala Francisco Morote, de Attac Canarias. Y yo, Chema Tante, digo que Colussi trae  nuevos argumentos, para demostrar lo que siempre ha sido evidente. La falacia neoliberal que descalifica la acción pública para, de esa manera, justificar el abuso empresarial privado. Entre esos nuevos argumentos, Colussi nos trae con tino el ejemplo de lo que ha pasado con las vacunas de la covid-19. Investigación con fondos públicos, explotación lucrativa y abusadora por parte de empresas privadas, Y dejando a amplias masas de población mundial a merced del coronavirus. Neoliberalismo que roba y mata, desde lo privado, aprovechándose de lo público.

Política

Entonces, ¿de qué sirve ser bueno?, Cristina Fallarás en PÚBLICO - Dime a quién avalas y te diré qué eres - Comenta Chema Tante

 

FRASE FALLARÁS TANTE

Cristina Fallarás nos propone en PÚBLICO un ejercicio torturante. Leer, sin sus nombres, los cargos ostentados por la insalla infame que ha firmado la famosa carta de aval a Juan Carlos Borbón "por los elevados servicios a la patria". Yo, Chema Tante, le sugiero a quién lo haga que se siente primero y haga acopio de sosiego. Y después propongo otro ejercicio suplementario. Recuerden los ostentosos signos de riqueza actual de esta gente y calculen cuántos años de trabajo con los sueldos que se perciben en los altos cargos del estado hacen falta para adquirirlos. Y también meto mi cuchara comentadora en el asunto. El artículo de Fallarás lo recomienda el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado