Buscar
lunes, 28 de noviembre de 2022 00:00h.
carrasco
Firmas

Una columna para Mahsa - por Ana Carrasco

 

fra ana crrsc

Nota de Chema Tante: Publico con entusiasmo este artículo de Ana Carrasco que recomienda Irma Ferrer -vaya par de mujeres- porque comparto en todo su pensamiento. Lloramos, condenamos, maldecimos, los asesinatos de miles, millones, de mujeres víctimas del terrorismo machista. Porque el martirio de Mahsa está muy lejos de ser excepción. Pero no por eso luchamos por la liberación de las mujeres. Aunque no las mataran, ojalá,  seguiríamos en la brega. Las mujeres tienen derecho a su libertad, no porque las masacren, sino porque tienen derecho a ello. A Mahsa la asesinaron. a una chiquilla la agredió este lunes en Adeje una mala bestia, igual que el caso de la esposa cordobesa maltratada que narra Carrasco. Claro que la gravedad es incomparable. Pero el espíritu es el mismo. Es el sentido fascista de que el fuerte macho tiene derecho a maltratar a la débil mujer. El de Córdoba, el de Adeje, se sienten tan satisfechos como sus congéneres iraníes o afganos. Y no dejaré de decir que pienso que si en Adeje, en lugar de ser una chica, hubiera sido un tipo, la mala bestia se lo habría pensado, antes de actuar como lo hizo. Porque el machismo, a ver si se enteran, en Teheran, en Córdoba, en Kabul, como en Adeje, es cobarde. 

Comunicados

Europa Laica ante el caso de Ángel Hernández, procesador por ayudar a su mujer María José Carrasco a dejar este mundo de una forma digna. Necesidad de una Ley de Eutanasia y suicidio asistido

 

EUROPA LAICAEl hecho de que tras cuarenta años de democracia este derecho  siga sin regularse tiene mucho que ver con la falta de voluntad de fuerzas políticas y  las presiones de la Iglesia católica que no solamente pretende imponer su moral privada  a toda la sociedad sino que también hace negocios con los cuidados paliativos. Esta misma Iglesia es la que llama, en estas elecciones, a votar a los partidos políticos que no defiendan la eutanasia ni el aborto, intentando, de esta forma, crear bloques políticos fundados en las creencias religiosas.