Buscar
viernes, 30 de septiembre de 2022 00:00h.
declarados
Sociedad

La iglesia se apropia de templos declarados públicos hace 85 años

 

catedral zaragoza

El Arzobispado de Zaragoza inscribió a su nombre la catedral de La Seo en 1987, mientras la comunidad autónoma financiaba su rehabilitación

La voracidad eclesiástica católica apostólica romana es una auténtica cachetada a la moral que tanto predican sus clérigos. La figura esperpéntica que instaurara el aznarato, que permite a las curias locales mamarse cuánto edificio o terreno se les ponga a tiro de incensiario, ha permitido que los mitrados se hayn convertido en acaudalados propietarios. La noticia de PÚBLICO que firma Antonio Bayona e indica Antonio Aguado es simplemente una muestra del latrocinio escriturado de esta insalla de sepulcros blanqueados, que mejor hicieran estudiando la doctrina impartida por su Maestro, a ver si abandonan el saqueo.