Buscar
sábado, 20 de abril de 2024 16:42h.
despreciado
Economía
la emergencia climática no será resuelta por las fuerzas del mercado o un "negocio como de costumbre" lavado de verde

Cambio climático: el despreciado papel de los trabajadores, Chris Baldry y Jeff Hyman en SOCIAL EUROPE

 

FRASE SOCIAL EUROPE

Un importante texto de  Chris Baldry y Jeff Hyman en SOCIAL EUROPE que abre paso a muchas reflexiones y conclusiones. Lo digo yo, Chema Tante. Primero, el nocivo concepto de que las empresas -y, por tanto, le mundo, deben ser dirigidos en exclusiva por sus propietarios. Se trata, por supuesto, del desprecio que siente la gente rica hacia la gente pobre, que le lleva a no tener en cuenta sus ideas y propuestas. Si a eso se añade el predominio de la tesis neoliberal de que el beneficio es el único objetivo lícito, cuyo logro legitima toda acción, nos encontramos con el desastre que sufrimos. Y, segundo, el problema de los sindicatos. Baldry y Hyman, que escriben en Europa, reclaman la intervención sindical. Sin embargo, en este estado español de derecha, en el que los sindicatos hegemónicos se han conformado con el papel de gestores laborales y aceptan sentarse en la mesa patronal para arañar unas migajas, esa intervención no tiene sentido.

Sociedad

Ignacio Rodríguez: "CC ha despreciado al sindicalismo nacionalista"

IGNACIO RODRÍGUEZAl incansable sindicalista canario Ignacio Rodríguez lo entrevista en EL DIARIO CANARIAS AHORA, el no menos incansable periodista canario Enrique Bethencourt. Ambos conversan sobre la historia del sindicalismo en las islas, que es lo mismo que tratar de la política isleña.

 

 

Política

El Ministro Soria, despreciado por sus paisanos…Ángel Rivero

Desde su EN CANARIAS, Ángel Rivero certifica la manera en que a Soria le sale el tiro por la culata. El ministro de REPSOL pretendía darse un bañito de buena imagen en su ciudad natal. Un truco habitual entre nlos politicastros que ven que se kes traslucen las vergüenzas. Pero se metió un partigazo. Porque hay que verle la cara a que a uno le insulten en, como dice el mismo Soria "su propia casa".