Buscar
jueves, 06 de octubre de 2022 10:11h.
digo
Política

Donde dije digo, digo Pedro (Javier Gallego en LO LLEVAMOS CRUDO. EL DIARIO)

 

FRASE GALLEGO

El coherente veterano militante socialista Antonio Aguado señala en el blog de Javier Gallego, LO LLEVAMOS CRUDO, alojado en EL DIARIO, este atinado artículo que saca al aire las vergüenzas de un gobierno que se dice socialista y que hasta parece que en ocasiones respira como tal, pero, inmediatamente, se pliega sumisamente a las exigencias de la oligarquía, sea la industria de la muerte, las pensiones o la legislación laboral, este gobierno de Sánchez actúa de manera que parece que no hacía falta tumbar a la horda ppera. Ni siquiera con lo de los huesos de Franco está haciendo exactamente lo que esperamos. O lo del título de la duquesa bailonga.

Sociedad

Juez Alba: ¿Y ahora qué les digo a los alumnos? - por Santiago Pérez

 

santiago alba

santiago pérezNota de Chema Tante: Son muy pocas, prácticamente ninguna, las veces en que no haya estado yo de acuerdo con el profesor Pérez. La inmensa mayoría de ellas, además, con el agradecimiento de quien siempre aprende algo de tanta sensatez, tanta sabiduría política, tanto conocimiento jurídico como demuestra siempre el socialista -éste sí que sigue siéndolo, y por muchos años- lagunero. Y esta vez publico muy privado este artículo en el que Santiago Pérez atina como nunca. Porque, aunque sea mucho, el daño que han pretendido hacer a una persona y a un partido el juez Alba y quienes le han secundado e impulsado en su execrable proceder, ése daño no constituye el peor perjuicio. Lo más grave, y es algo real, ha sido el pésimo ejemplo, el desánimo, el sentimiento de indefensión, que se han inspirado a la sociedad en general, siempre potencial objeto directo del derecho, y a las personas profesionales, o en formación, en materia jurídica, en particular.  Por un interés mezquino, político o material, estas personas le han causado a las sociedades que conforman el estado español, un mal que .será muy difícil de aliviar. Santiago Pérez está en primera linea de los y las profesionales del derecho con honestidad -la mayoría- que, desde las aulas, desde los tribunales, desde las fiscalías y desde los despachos, tienen por delante la tarea de recuperar la Justicia para nuestros pueblos.

Sociedad

Vuelvo a la carga y digo que no vale - por Nicolás Guerra Aguia

"...    Sin embargo, una señora fiscal de Madrid solicita 74 años de cárcel para 14 jóvenes acusados de “desórdenes públicos, daños, resistencia, faltas y atentado a agentes de la autoridad”. Ninguno lo es por “homicidio imprudente”. Las penas exigidas superan los dos años, lo cual implica su cumplimiento en la cárcel y, para diez acusados, pide seis años. Como no ajusto ni encajo bien las piezas, recordé aquellos versos de Agustín Millares que titulan este artículo de opinión. Si en el anterior contrasté dos actuaciones fiscales dispares, en este vuelvo a la carga y digo -con todos mis respetos- que algunas leyes actuales no me valen."

Nota de Chema Tante: Me permito la licencia editorial de encabezar con su conclusión este gran artículo con cuyo contenido me identifico absolutamente.

Política

Miguel Guerra: “Le digo sin problemas a Soria que es un caradura y un anticanario”

SB-Noticias.- El sociólogo Miguel Guerra, miembro del Consejo de Administración de Radio Televisión Canaria (RTVC), dijo en La Trapera de Radio San Borondón que es de un descaro vergonzoso que el ministro José Manuel Soria diga en los medios que no conoce a nadie que rechace las prospecciones porque nadie lo ha parado por la calle para decírselo: “Eso es de un cinismo intolerable”.

Sociedad

“Los recortes en el sistema sanitario español están poniendo vidas en peligro” Y en Canarias, no le digo nada...

EL CONFIDENCIAL repica este informe aparecido en el British Medical Journal, sobre un estudio  liderado por la doctora Helena Legido-Quigley, profesora de salud global en la London School of Hygiene & Tropical Medicine. Y no se olvide que en Gran Bretaña se sabe mucho de los desastres que ocasionan las intervenciones ultraliberales en los servicios públicos. En especial, en el sistema público de salud, que en aqel país era paradigmático de buena gestión y que fue masacrado por Tatcher. Como es habitual en este tipo de desgracias, lo que se cuenta aquí es perefectamente aplicable anuestra realidad canaria. Tanto en salud, como es educación y en todo lo que tenga que ver con servicios públicos, consumidos en la fogalera del recorte del gastos social.