Buscar
martes, 29 de noviembre de 2022 00:00h.
digo
Política

Mario Draghi: Dónde dije Diego, digo Merkel y Goldman Sachs

Las siete palabras milagrosas que largó Draghi y despertaron esperanzas en los gobiernos ilusos que siguen creyendo que están en el buen camino, se quedaron en humo. El hombre, hablando al dictado de su jefa de ahora, Merkel y del de ayer, Goldman Sachs, ha dicho claramente que quien quiera ayuda, que la pida y acepte la condicionalidad.
El chantaje se cierra: la economía española no resiste intereses del 7 % y una prima de riesgo desbocada (616 puntos, a las 8 de la mañana canaria de este jueves 3). Por lo tanto, hay que aceptar la ayuda y la condicionalidad (más recortes, en la senda griega, para entendernos). 
Pues, ante las trampas chantajistas, la única salida lógica es plantar cara.