Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 10:08h.
dividendos
Economía

Dinamarca veta las ayudas por el coronavirus a empresas que repartan dividendos, recompren acciones o que operen en paraísos fiscales. Nuria Vila en LA VANGUARDIA

 

FRASE VILA DINAMARCA

En plena efervescencia del debate sobre las ayudas públicas para sostener a empresas privadas por las dificultades derivadas de la pandemia, Dinamarca da un ejemplo que debería ser asumido por muchos gobiernos, con el del estado español a la cabeza. Otro gobiernos, como Polonia, también han cerrado el paso a las ayudas a empresas que ocultan sus activos en guarida fiscales, para librarse de las cargas tributarias. Pero Dinamarca ha ido más allá, como nos cuenta Nuria Vila en LA VANGUARDIA.  Empresas que paguen dividendos o recompren sus acciones tampoco recibirán apoyos públicos. Y es lo lógico, porque en esta brutal crisis económica, consecuencia de la sanitaria, no todas las empresas están peligros y muchas, incluso, se han beneficiado notablemente con ella. Y, en el caso del estado español, además, la experiencia indica que muchas empresas se han aprovechado de las ayudas que reciben, sin mucha justificación, en numerosos casos.

Sociedad

El dueño de la sanidad privada en Canarias utilizó una offshore para recibir los dividendos de sus hospitales

pedro luis cobiella hospiten

Pedro Luis Cobiella, se lucra con la gestión rentable de la sanidad pública canaria y oculta al fisco del estado español  lo que gana con su imperio sanitario por todo el  mundo

Raúl Sánchez, en EL DIARIO, ofrece y comenta esta información sobre otro granuja que esconde los beneficios de sus empresas en guaridas fiscales. Cobiella ha sido el gran favorecido por la abyecta política de privatización de la gestion del sistema público canario de salud, vía concertación. Ya saben, eso que se inventó la coalición empresaria nada canaria, mucho antes que el Pp godo. Esa historia por la que todas las actuaciones médicas rentables las encomienda el Servicio Canario de Salud a unas clínicas privadas, en tanto que lo que cuesta atender se queda en los hospitales públicos. Y, lo digo yo, Chema Tante: ni Cobiella ni nadie tiene ninguna necesidad de cobrar ni guardar sus beneficios en empresas situadas en lugares distintos de donde operan o tienen sus sedes. Si la hacen es, sencillamente, para cometer el delito -penal y sobre todo, social- de hurtar ese dinero a la presión fiscal. Claro que luego dicen que tienen sus cuentas al día con los impuestos. Al día, lo que declaran. Lo otro, escondido. Que se sepa. 

Economía

El expolio silencioso: los dividendos que reparten las empresas

En el importante sitio EL DATO OCULTO, Miguel Galán publica una información horripilante. En 2014, las empresas han repartido 24.000 millones de euros en dividendos. Una cifra que puede duplicarse si cristializa el proyecto de ENDESA de repartir 20.000 millones, que irían a parar a la iteliana ENEL. Más dinero en lo privado, mucho menos, en lo público, para el sufrimiento general.

Economía

Los bancos reparten hasta cuatro veces su beneficio en dividendos a sus accionistas

Sí. Lo hemos leido bien. La banca española, que siempre se las ha echado de templanza y mesura, que se atreve a repartir admoniciones al prójimo sobre la necesidad de la buena gestión y la honestidad, se engaña a sí misma y engaña a sus accionistas repartiendo beneficios no habidos. Ya decía el FINANCIAL TIMES en abril que "la banca española es insolvente" ¿No lo va a ser, si reparte dinero que no tiene? ¿cómo se llama eso?