Buscar
miércoles, 17 de abril de 2024 08:05h.
rencor
Política

Gallardón no se va por dignidad, sino por rencor, Se va, pero sigue Rajoy; y cuidado con Catalá

La aparición del ppío execrable integrista, intolerante, ignorante Ruiz Gallardón fue una muestra de cinismo frailuno. Revstido de su sotana virtual, el hombre se deshizo en muestras de agradecimiento, de reconocimiento a Rajoy, de humildad. Pero no pudo ocultar que lo que le reconcome el alma es el rencor y la frustración Yo me alegro muchísimo de la desaparición de semejante individuo del panorama político. Si es que desaparece, que ya veremos.