Buscar
miércoles, 27 de septiembre de 2023 00:31h.
servicio
Economía
Me Riu por no llorar

Al servicio de RIU. Juan G. Luján, en su SOMOS NADIE y en la SER

 

fr j g l
Federico Aguilera Klink y yo, Chema Tante, recomendamos este post del intrépido Juan García Luján sobre este nuevo desatino de Ángel Víctor, que ha sabido actuar en la presidencia de Canarias con el mismo nivel de vileza que sus antecesores. Y miren que es tarea difícil emular a sujetos como Paulino el futbolero o el genuflexo Clavijo. O de aquel al que el maestro Alemán llamaba "el Hermoso Manuel" y sin olvidar tampoco a otro que no fue presidente, pero como si lo fuera o fuese y que el admirado maestro denominaba "el malvado Mauricio". Claro que para comparaciones con José Carlos el conductor indocumentado, ahí tenemos otro que tal, que se llama Julio Pérez, que sí tiene carnet de conducir y lo que haga falta. Porque en Canarias también nos gozamos nuestros papas negros, como en el Vaticano. Al final, todos compiten por cumplir el objetivo: retirar obstáculos a las empresas saqueadoras de Canarias. Es que sepan ustedes que las campañas son muy caras, que las sedes cuestan un pico, que hay que colocar a mucho coleguilla y que retirarse con la pensión que toca tampoco es plan. Y todo esto, como no deja de recordar García Luján en sus "dos folios de vellón", bajo la bobalicona mirada de Noemí, más, lo digo yo, Chema Tante, con las taimadas sonrisas de Román y Casimiro, que "también diban en la rueda de presentes", que diria Pancho Guerra...