Buscar
07:09h. Jueves, 21 de noviembre de 2019

Brito y Sabaté, candidatos de PODEMOS a los cabildos de GC y Tfe. "Construir una Canarias unida y fuerte"

Juan Manuel Brito: “No se puede construir Canarias sólo desde las islas, pero no se puede prescindir de las islas para construirla”. Según Fernando Sabaté Podemos surge en Canarias para “seguir uniendo a nuestro pueblo y para seguir construyendo una Canarias unida y fuerte”

Juan Manuel Brito: “No se puede construir Canarias sólo desde las islas, pero no se puede prescindir de las islas para construirla”

Según Fernando Sabaté Podemos surge en Canarias para “seguir uniendo a nuestro pueblo y para seguir construyendo una Canarias unida y fuerte”

Los candidatos al Cabildo de Gran Canaria y Tenerife lanzan un guiño de unidad frente a los insularismos

Las Palmas de Gran Canaria 20 de mayo de 2015. Los candidatos a la presidencia de los cabildos insulares de Tenerife y Gran Canaria, Fernando Sabaté y Juan Manuel Brito respectivamente, ofrecieron una rueda de prensa conjunta en Las Palmas de  Gran Canaria para anunciar medidas de colaboración entre ambas instituciones y transmitir a la ciudadanía que Podemos está comprometido con una idea global y unitaria de Canarias”. Ambos candidatos, acompañados por la secretaria autonómica de Podemos Canarias, Meri Pita, aseguraron que Podemos tiene una idea de construir una Canarias fuerte y autocentrada basada en la colaboración y que esa es la idea que van a defender en los siete Cabildos.

Juan Manuel Brito aseguró que para que los Cabildos jueguen un papel importante en el nuevo escenario político es necesario “democratizarlas, hacerlas más transparentes y abrirlas a la ciudadanía”, para lo que exigió una reforma del estatuto que plantee tal democratización.  Según el candidato a la corporación insular, la idea de la “defensa de Gran Canaria” que algunos están planteando es una defensa muy alejada de los intereses de su gente. “Nosotros entendemos que defender Gran Canaria es defender a las personas, defender sus derechos y no defender a uno pocos que quieren enriquecerse”. Brito también insistió en la necesidad de una mayor colaboración entre los cabildos y no estar desarrollando una “política competitiva” entre las diferentes islas.

Para el candidato de Podemos, el discurso de Bravo de Laguna es un discurso “de los años 80, un discurso trasnochado, propio de una murga de carnaval, pero que llevado a la política es nefasto para Gran Canaria”. Asimismo, según Brito, el actual presidente del Cabildo ha convertido la institución en una oficina para hacer negocios y que su salida del Partido Popular responde conflictos de intereses entre los grandes grupos empresariales de la isla.

Según Fernando Sabaté Podemos surge en Canarias para “seguir uniendo a nuestro pueblo y para seguir construyendo una Canarias unida y fuerte”. Para el candidato al Cabildo tinerfeño, “el mal llamado pleito insular ha sido un pleito de las élites dominantes y que no ha sido una cuestión del pueblo canario”. En este sentido Sabaté quiso recordar que los Cabildos insulares surgieron como consecuencia de una especie de rebelión de las islas no capitalinas que se estaban viendo perjudicadas por los pleitos de las élites de Tenerife y Gran Canaria.

“Un modelo construido desde cada isla y desde el conjunto del archipiélago, mucho más autocentrado, mucho más articulado, nos traslada a un escenario de cooperación frente al conflicto y esa es la política que vamos a defender con uñas y dientes desde Podemos, desde el Cabildo de Gran Canaria, desde el de Tenerife y desde los siete cabildos insulares”, Concluyó Fernando Sabaté.

Preguntados sobre el modelo turístico y la promoción, ambos aseguraron que mientras  se apueste por un modelo centrado en la atracción de más de turistas y en los bajos salarios habrá competencia. Por eso ambos apostaron por la promoción conjunta, ya que aseguraron que las islas en general y Tenerife y Gran Canaria en particular tienen ofertas turísticas que son complementarias, y lo que hace falta es una estrategia común para avanzar hacia un modelo turístico sostenible y redistribuidos de la riqueza, que no esté únicamente centrado en la construcción de más camas turísticas.