Buscar
23:21h. lunes, 30 de noviembre de 2020

La enmienda a la totalidad estima que la actual dirección del PCE ha transgredido el mandato congresual

La Conferencia Política del PCE se pronunciará sobre la enmienda a la totalidad promovida por la Plataforma

 

FRASE PCE

La Conferencia Política del PCE se pronunciará sobre la enmienda a la totalidad promovida por la Plataforma

 

Una nueva enmienda a la totalidad se votará en la Conferencia Política del 3 de octubre, además de la que se presenta por el PCM interesando la celebración de un Congreso Extraordinario.

La Plataforma Interna de Opinión auspiciada por más de 170 militantes del PCE con el nombre de «Plataforma por el respeto y aplicación del XX Congreso del PCE«, promueve una enmienda a la totalidad que diversos adherentes y simpatizantes de esta han presentado con el aval suficiente para que se vote en el próximo evento conferencial del 3 de octubre próximo. Esta nueva enmienda a la totalidad interesa una nueva confluencia política y electoral en un proceso de unidad popular respetuosa con los acuerdos del XX Congreso del PCE.

La enmienda expone que «el XX Congreso de nuestra organización en diciembre de 2017 determinó, con claridad meridiana, que los procesos de confluencia para las elecciones tenían que llevarse a cabo «en torno a la ruptura con el régimen» de la Transición -página 57, segundo párrafo del Documento Político-, así como que en este proceso de confluencia «el PCE (debía) ser la fuerza de vanguardia de la Ruptura» -página 16, párrafo 4 del Documento Político- y que «la alternativa (pasaba) por la articulación de un bloque social y popular, de carácter rupturista que sea capaz de organizar un contrapoder al legalmente establecido» -página 17, párrafo 7 del Documento Político-.

Además, recuerda que las bases del proyecto de Estado del PCE para España son el «Estado Republicano», el «Estado Soberano», así como la «nacionalización de los recursos naturales y los sectores estratégicos de la economía, reestructuración de la deuda y pago únicamente de las obligaciones legítimas del Estado. Protección de la soberanía frente al capital monopolista internacional y la oligarquía nacional», con la «recuperación de la soberanía plena, salida de la OTAN, la UE y el Euro» y el «Estado Federal» con «el reconocimiento de los derechos nacionales, históricos, lingüísticos y culturales de las distintas naciones que componen a día de hoy el Estado Español», incluyendo el «ejercicio del derecho de autodeterminación» -página 19, párrafo 4 del Documento Político.

              La enmienda a la totalidad estima que la actual dirección del PCE ha transgredido el mandato congresual ya que se aparta de los principios del marxismo-leninismo que se restablecieron en el reciente XX Congreso, así como del Documento Político y de los Estatutos aprobados en diciembre de 2017, y que han sido ignorados en la configuración del proceso de confluencia de los últimos procesos electorales.

El texto señala más adelante que «el acuerdo de coalición de Unidas Podemos con el PSOE, que integra al PCE, y la participación en el Gobierno de ministros pertenecientes a nuestra organización, en lugar de una opción de acuerdo programático, constituye una importante y pesada hipoteca. Coloca al PCE a remolque de una socialdemocracia que apuesta por la consolidación del régimen posfranquista del 78 en lugar de su ruptura, y por la aplicación y consolidación de políticas neoliberales contrarias a los intereses de la clase obrera y las capas populares. Este nuevo escenario político contraviene el mandato congresual que demanda una confluencia social, política y electoral de signo rupturista y republicana y una defensa consecuente de los intereses obreros y populares desde la lucha de clases y la más amplia movilización social, dentro y fuera de la institución parlamentaria burguesa. Hipoteca que, por cierto, ya se ha hecho sentir con los aplausos de Alberto Garzón y Yolanda Díaz a la institución feudal de la Monarquía borbónica.»

Los promotores de la enmienda a la totalidad estiman que «debe construirse una nueva confluencia política y electoral en un proceso de unidad popular con el máximo de organizaciones políticas y sociales de carácter progresista en los términos previstos en el Documento Político del XX Congreso, es decir, de ruptura con el régimen del 78, proceso constituyente democrático y republicano, promotora de la recuperación del sindicalismo de clase y combativo, junto con la imprescindible reivindicación de un conjunto de medidas que atienda a los intereses inmediatos de la clase trabajadora y capas populares –condiciones de trabajo dignas, acceso a la vivienda, sanidad pública, enseñanza pública, pensiones suficientes, etc.-».

Añade la enmienda, finalmente, que «debemos promover que el PCE recupere, de una vez por todas, la total independencia de clase respecto de la burguesía y de cualquier confluencia o alianza en la que decida participar, liberándolo al mismo tiempo del proceso de hibernación en el que se encuentra desde hace varias décadas mediante el rescate de todas sus competencias políticas, sociales y electorales», así como «impulsar urgentemente pasos concretos y decididos para facilitar un proceso de reunificación de los comunistas del Estado Español, tarea imprescindible que asegure el buen fin de la puesta en marcha de la confluencia política y electoral que se aprobó por amplia mayoría en el XX Congreso del PCE.»

 

pce

* En La casa de mi tía por cortesía de HOJAS DE DEBATE, con la colaboración de Arturo Borges Álamo

HOJAS DE DEBATE

https://hojasdebate.es/politica/la-conferencia-politica-del-pce-debatira-la-enmienda-a-la-totalidad-de-la-plataforma/

 

MANCHETA 21