Buscar
13:23h. domingo, 29 de mayo de 2022

No más dilaciones ni burlas a la ley, ¡El mamotreto debe ser demolido!

Con este título, la Plataforma por el Derribo del Mamotreto y contra la Corrupción ha redactado un documento que ha hecho llegar a todos los partidos y coaliciones que el próximo 24 de mayo concurren a las elecciones municipales en Santa Cruz de Tenerife.

No más dilaciones ni burlas a la ley, ¡El mamotreto debe ser demolido!

 Con este título, la Plataforma por el Derribo del Mamotreto y contra la Corrupción ha redactado un documento que ha hecho llegar a todos los partidos y coaliciones que el próximo 24 de mayo concurren a las elecciones municipales en Santa Cruz de Tenerife.

El objetivo es lograr que la lucha por el derribo del ilegal edificio de aparcamientos de Las Teresitas no finalice en esta legislatura ni que tampoco se olvide la exigencia de responsabilidad política -a nuestro juicio jurídica también- del alcalde José Manuel Bermúdez y los partidos que han apoyado sus reiterados desplantes a la justicia y a la democracia, como la cacicada del alcalde en el último pleno municipal de impedir que se votara una moción, y su continuado e incomprensible empeño de no acatar las sentencias judiciales ni las resoluciones de los plenos municipales  que han  determinado la demolición total del mamotreto.

Para ello, hemos invitado a todas las candidaturas a refrendar el documento citado. El acto de la firma tendrá lugar el próximo viernes, 15 de mayo, desde las 11 hasta las 13 horas, en el salón Guajara del Hotel Príncipe Paz de esta capital.

 

 

A continuación, el documento enviado a las formaciones políticas.

 

No más dilaciones ni burlas a la ley

¡EL MAMOTRETO DEBE SER DEMOLIDO!

 

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, continúa erre que erre en su empeño de no acatar las reiteradas sentencias judiciales que determinan la demolición total del inconcluso edificio de aparcamientos de Las Teresitas conocido popularmente como “el mamotreto”. La Providencia judicial del 6 de abril último es clara y contundente: el mamotreto tiene que derribarse, salvo que exista algún planeamiento urbanístico que permita salvar la parte del edificio que no invade el dominio público marítimo-terrestre. Pero tal planeamiento no existe, como demuestra el propio informe remitido por la Oficina Técnica del Ayuntamiento al Juzgado el 20 de abril pasado. Por tanto, al alcalde Bermúdez y al grupo de gobierno municipal sólo les queda una opción: cumplir la sentencia que considera ilegal e ilegalizable el mamotreto y derribar todo lo edificado.

No se explica, pues, la persistencia de la máxima autoridad municipal de Santa  Cruz en “sostenella y no enmendalla”. O, mejor, sí se explica, o al menos nosotros sí nos la explicamos: el derribo del mamotreto pone en cuestión los intereses de los poderes económicos a los que ATI-Coalición Canaria y Partido Popular han servido fielmente durante todos estos años en que han detentado el poder en la ciudad; los intereses del “capitalismo de amiguetes” que hasta ahora no se había encontrado en una situación semejante. El mamotreto no es una infamia urbanística aislada, sino un ejemplo más del maridaje político-económico que durante casi 40 años ha sido la pauta de gobierno en la capital tinerfeña. Es un símbolo de la especulación urbanística y la corrupción política que ha sido la marca oficial de la ciudad.

Sólo así se explica la cacicada del alcalde en el último pleno municipal al decidir dejar sobre la mesa una moción, apoyada por toda la oposición e incluso por su socio  de gobierno, el Partido Socialista, que pedía la demolición del adefesio de Las Teresitas. Cuando los intereses de sus socios económicos están en juego, CC y PP no dudan incluso en rozar la prevaricación para defenderlos.

Esta forma de entender la política sólo a favor de los de arriba debe terminar,   por ello la Plataforma por el Derribo del Mamotreto y Contra la Corrupción solicita a los partidos y coaliciones que se presentan a las próximas elecciones municipales de mayo de 2015 lo siguiente:

1º.- Que se comprometan a gobernar desde el pueblo y para el pueblo, a poner los intereses de la mayoría por encima de los intereses de los caciques y oligarcas.

2º.- Un compromiso por la exigencia de la total demolición del “Mamotreto”. Un edificio ilegal e ilegalizable -dos acuerdos plenarios del Ayuntamiento y varias sentencias judiciales firmes lo han ratificado- que se ha consolidado como el más  significativo y simbólico caso de corrupción no solo de nuestro municipio sino de toda la isla de Tenerife.

 

Santa Cruz de Tenerife, a 12 de mayo de 2015