Buscar
14:15h. miércoles, 27 de mayo de 2020

Bruselas sí paga traiciones, y Nadia Calviño lo sabe muy bien - por Chema Tante

 

FRASE TANTE CALVIÑO 2

 

Bruselas sí paga traiciones, y Nadia Calviño lo sabe muy bien - por Chema Tante *

Se puso como una fiera, Nadia Calviño, cuando se enteró de que el PSOE, el partido que encabeza el gobierno del que ella forma parte, ha honrado su compromiso de inicio de legislatura con Unidas Podemos. Porque cuando Calviño aceptó su orondo cargo, sabía perfectamente que quien la nombraba había firmado el 30 de diciembre de 2019, un papel que dice textualmente, en perfecto español: Punto 1.3.- Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012.

Claro que Calviño fue enviada por Bruselas para vigilar desde dentro el proceso político en este estado español, misión que aceptó porque es el trampolín perfecto para lo que de verdad le preocupa a ella, continuar de manera fastuosa su carrera como funcionaria de la Unión Europea de los mercaderes. Y nunca pensó Calviño que el Presidente del gobierno que ella aceptó integrar, fuera a cumplir con su palabra.  Por eso, esa noche del 20 de mayo, cuando se enteró de que Sánchez y el PSOE habían acordado con Iglesias y Unidas Podemos y otro partido de izquierda, seguir adelante -ya estaban tardando- con el punto citado, Calviño montó en cólera, porque sintió que su futuro europeo podía peligrar.

Pero lo cierto y real es que Calviño es ministra y vicepresidenta de un gobierno que existe en virtud de ese acuerdo de 2019. Por tanto, su resistencia a aceptar que se cumpla lo firmado, es una traición donde las haya.

Las declaraciones de la mayordoma de Bruselas en el gobierno del estado español, rechazando la derogación de un cuerpo de normas laborales completamente lesivas para las trabajadoras y los trabajadores, contiene afirmaciones inaceptables. Dice que "los contribuyentes no nos pagan para crear problemas sino para solucionarlos". Pues bien. El problema que hay que solucionar es mantener una legislación laboral que solamente ha generado contratos precarios, inestabilidad laboral y miseria. Porque es cierto que se ha creado empleo, pero un empleo en términos de abuso. Porque el derrumbe de los derechos laborales ha causado que las clases trabajadoras, indefensas, han tenido que aceptar el chantaje empresarial, porque la alternativa a ese trabajo oprimido por las empresas, es el paro, la miseria, el hambre. Sin la cobertura legal que las protegía, las clases trabajadoras han sido objeto de los atropellos de las empresas. No hará falta recordar aquí los salarios mezquinos, la extorsión con los horarios, los abusos con los contratos temporales, hurtando descansos y vacaciones, el "trabajas desde el lunes y el viernes te vas al paro"... Claro, derogar la Reforma Laboral es un problema para Calviño, porque es un problema para las empresas, que es lo único que tiene delante de la cara la ministra.

Y la mejor demostración de cuanto digo, es la exasperación de la patronal. Quien conoce a las empresas sabe que nunca aceptan nada que pueda limitar sus capacidad de maniobra y sus ganancias. Si la Reforma Laboral impuesta por el neoliberalismo fuera beneficiosa para las trabajadoras y los trabajadores, yo proclamo que ni los partidos de derecha ni las patronales la hubieran aceptado.

Dice también la funcionaria comunitaria en comisión de servicio de control en el Gobierno del estado español, que sería contraproducente y absurdo debatir la derogación de la Reforma Laboral, en medio de la pandemia. No habrá que decirle a Calviño que no hay debate que valga para una cosa decidida y pactada y que cualquier momento es bueno y adecuado para cumplir con la palabra, porque a la eurotecnocracia, eso de cumplir con la palabra tiene  un sentido único, que se cumpla, con ella. Pero es que es precisamente ahora, de aquí al final del estado de alarma, como contempla el acuerdo del PSOE/UP con EH BILDU, el momento no solamente adecuado sino ineludible, porque las empresas van a empezar a despedir a gente sin la menor piedad y sin ninguna cobertura. La derogación de la Reforma Laboral será contraproducente, en todo caso, para los intereses de las empresas.

El lamentable espectáculo que ha tenido lugar este 21 de mayo no lo han causado unas fuerzas políticas que han acordado lo que han creído conveniente, ni aquellas de ellas que firman con una tercera el cumplimiento de lo ya decidido. Lo ha causado y protagonizado una funcionaria comunitaria que, si supiera lo que es vergüenza, debería presentar su dimisión, caiga lo que caiga en Bruselas. Y también una patronal que solamente quiere mantener el control férreo sobre sus plantlllas.

Demuestra el cinismo de alguna gente de la política y de las empresas, que se arme esta tempestad airada, cuando se dice que se va a cumplir lo firmado, y no cuando se firmó, en el momento de la negociación para formar gobierno.

Este viernes 22 de mayo, habrá un Consejo de Ministras y Ministros, en el que Calviño e Iglesias se enfrentarán. Una, defendiendo los intereses de Bruselas y de las empresas, el otro, los de las trabajadoras y los trabajadores. Me parece a mí que la cosa está muy clara.

Ahora sabremos si en este estado español mandan quienes ganan las elecciones o si mandan Bruselas y el poder del dinero.

https://www.elconfidencial.com/economia/

https://laultimahora.es/un-acuerdo-que-no-gusta-a-calvino/

https://www.elmundo.es/economia/2020/05/21/5ec6acd1fdddffd8078b464d.html

Lo escribe y lo sostiene Chema Tante

CHEMA TANTE

MANCHETA 21