Buscar
03:15h. Miércoles, 08 de abril de 2020

Destituida la consejera de Sanidad de Canarias por la gestión del coronavirus, EL DIARIO CANARIAS AHORA. Comenta Chema Tante

 

FRASE SANIDAD

El coherente veterano militante socialista Antonio Aguado señala y yo, Chema Tante, comento esta información que difunde EL DIARIO CANARIAS AHORA, sobre la manera que ha encontrado, aprovechando que el Guiniguada está en Vegueta, el presidente socialista Ángel Víctor Torres de satisfacer las exigencias de las empresas sanitarias canarias que hacen su agosto con la privatización encubierta de  la concertación y que no estaban cómodas con Teresa Cruz. No cabe duda de que la amorosa atención que Julio Pérez siempre ha dispensado al  sector privado será mucho más conveniente para estas empresas. ¿La pandemia? Eso ya se arreglará pronto, que hay que mirar  primero a lo más importante.

Comenta Chema Tante:

CHEMA TANTENo soy muy versado en temas futboleros, pero como se lo meten a uno por lor los ojos -en tiempos normales, me refiero- siempre me ha llamado la atención que cuando un equipo va proa al marisco, lo único que se le ocurre al presidente tolete (la mayoría de ellos lo son, especialmente en esta Canarias nuestra) es enseñarle la, puerta al entrenador. Con ello, el presidente totorota pretende esconder sus propias vergüenzas, largándole el cochino muerto al otro. Es una estupidez, porque los equipos son eso, equipos y si falla algo, la culpa es del equipo o, en última instancia, de quien lo formó. 

Esto es lo que ha pasado en nuestra desafortunada nacionalidad canaria, donde el presidente tolete -aquí pasa lo mismo que en el fútbol- pretende distraer la atención de sus propias fallas, con un cambio chapucero e impremeditado, en medio del pandemónium coronaviríco, de la Consejería de Sanidad. Julio Pérez, un tecnócrata de maneras versallescas, conocido por su cinismo supino y sus querencias con las empresas privadas, viene a sustituir a Teresa Cruz. Casi nada.

El presidente tolete Ángel Víctor Torres no había hecho el mas mínimo caso, antes de esta situación crítica, a las voces que de todas partes le advertían  de las fuertes deficiencias de gestión en la sanidad pública canaria. Unas fallas tan importantes que no era posible achacarlas simplemente a la responsable directa, porque eran una cuestión de política general. El presidente tolete no asumió las advertencias que le informaban de que buena parte del problema radicaba y radica en que cachos importantes del presupuesto de sanidad se derivan generosamente a las empresas privadas, mediante ese resorte maligno y escondido de privatización que es la concertación. La sanidad pública canaria ha estado desatendida, no por la consejera Cruz, sino por todo el gobierno, con su presidente socialista y tolete, Ángel Víctor Torres, a la cabeza. Si la sanidad canaria carece de las estructuras, los materiales, los recursos humanos y los presupuestos necesarios para encarar en condiciones la pandemia, es porque el dinero se ha derramado sobre las empresas privadas concertadas. Lo empezó la corrupción canalla de CC, pero el gobierno del Pacto de las Flores no ha hecho nada por arreglarlo y ahora, con Julio Pérez y quién lo sustituya después a él, será lo mismo. Lo mismo, porque no puede ser peor.

Y Julio Cruz, ya se lo digo yo al mundo y a ustedes, no va a solucionar un problem tan profundo. Porque a Cruz se la han cargado, para satisfacer a los capos de la sanidad privada concertada. Y Julio Pérez está mucho más del bando de allá que del de acá.



Torres ha preferido dar un vuelco a la gestión al frente de la Consejería de Sanidad en lugar de atender las exigencias de un sector de su partido en la isla de Tenerife, que veía en las presiones para remover a la consejera la mano negra de la sanidad privada. Ese sector económico ha influido tradicionalmente en los sucesivos gobiernos de Coalición Canaria (tanto cuando ha gobernado en solitario como cuando lo ha hecho con el PP e incluso con el PSOE) para intentar mantener sus privilegios en los conciertos sanitarios, establecidos en Canarias desde tiempos predemocráticos y renovados automáticamente hasta que, en 2016, un consejero socialista, Jesús Morera, trató de cambiarlos y ocasionó la ruptura del pacto de gobierno.

https://www.eldiario.es/canariasahora/sociedad/Destituida-consejera-Sanidad-Canarias-coronavirus_0_1009650233.html

el diario

MANCHETA 9