Buscar
14:03h. Lunes, 30 de marzo de 2020

El Supremo permite que las empresas puedan hacer un ERE y luego subcontratar el servicio

No diré que me haya sorprendido esta información que trae Mercedes Serraller en EXPANSIÓN. 

No me resulta nuevo ver que los y las integrantes del Tribunal Supremo actúen al dictado del gobierno y de los partidos a quienes deben sus cargos. Pero sí proclamo que crece en mí el terror contemplando como la maldad, la codicia, el sentimiento antidemocrático y la estupidez, siguen conduciendo a este estado de derecha rumbo al naufragio económico.

La permisividad sin freno a los excesos de las empresas es algo más que un atropello a los derechos ciudadanos, a las libertades económicas y a la condiciones laborales. Es un tremendo error económico. 

En el supuesto que avala ahora el Supremo, se espolea a las empresas para que dejen sin empleo a sus plantillas, que serán sustituidas por personal de las otras empresas a quienes sustituyan. Un personal que será, obviamente, peor pagado y sufrirá peores condiciones de trabajo.

Como consecuencias directas, más gente va al paro y, ecnima, la competitividad general se resentirá. Porque, contra lo que piensan los y las tecnócratas neoliberales, peores condiciones laborales y salariales no mejoran la competitividad. Porque descienden los costes, pero baja exponencialmente la calidad., Y, esto es algo que enseña la teoría económica y el marketing, la competitividad depende de la combinación de dos variables: precio, por supuesto, pero también calidad.

http://www.expansion.com/2014/11/15/economia/1416080044.html?a=1f9647f73d935bacb30444d391441bd7&t=1416202545&cid=SMBOSO22801&s_kw=twitter