Buscar
16:15h. lunes, 08 de marzo de 2021

De vergüenza, lo que está sucediendo en el gobierno del progrerío

La batalla campal de Linares. "Una sola chispa puede incendiar la pradera" - por Maribel Santana

 

FRASE MARIBEL

 

La batalla campal de Linares. "Una sola chispa puede incendiar la pradera" - por Maribel Santana, activista, historiadora *

En estos días, los medios de des-comunicación han hecho visibles los acontecimientos que vive el pueblo andaluz de Linares, causados por una brutal agresión de dos policías, supuestamente vecinos de esa localidad, contra un padre y una hija.  La respuesta a esa agresión fue la salida en masa de la gente de todos los lugares de Linares. Pero este hecho no es la base fundamental de lo que sucede, sino la gota que colma el vaso.

Decimos la gota que colma el vaso porque podría además ser por otros casos, ya que los barrios populares no pueden más con tanta tralla y violencia a todos los niveles. Violencia por parte de un sistema de gobierno que no les soluciona sus problemas más vitales.  Esta batalla solo refleja la crisis social y económica que acaba explotándoles en la cara a quienes mantienen el orden.

El miedo a que se le extienda las masas  como un volcán en erupción y se salga de la maceta, recordemos a  Mao Tse-Tung “una chispa puede incendiar la pradera”.  Ante  este miedo de los hechos ¿cómo se les ocurre responder? Pues a la vieja usanza, enviando más efectivos del cuerpo represivo, para que sofoquen las iras populares que, sean conscientes o no, ahí están al pie del cañón, como vómitos expulsados por tanto mal social.   Al parecer, un manifestante recibió un impacto  de un disparo, quedando botado en la calle inmóvil no sabiéndose qué tipo de impacto, creyeron al final o se especulaba que fue un disparo de arma pero no se sabe tampoco que arma fue.  

Todo apunta a  que el relato confirma los hechos. Tras unos intercambios verbales sin mayor importancia, como millones de ellos todos los días de nuestra rutina, se desencadena rápidamente una furia semejante a los perros de presa, rabiosa, ciega de odio, sobre el padre y la hija, una menor de 14 años.

Al padre le atizaron tantos golpes  que puede perder el ojo derecho y a la niña también le asestaron golpes en la cara. Por parte de un subinspector y un policía de esa comunidad.  Semejantes criminales, se cuestiona la gente que de donde salían. Claro, el pueblo cree que los policías son el orden y al ver tanto des-orden le costaba descifrar  lo que veían. Pero el pueblo está un poco despistado y tiene que aprender donde está el origen o las causa que explica los fenómenos.

Para más inri estaban fuera de servicio estos agresores, quiere decir que menos mal que no llevaban pistolas, si no, podría haber culminado todo con una balacera tremenda, visto el perfil de estos descerebrados,  qué vamos a dudar.

Fue gracias a los transeúntes que pasaban por el lugar de los hechos, que pudieron grabar la paliza asestada a estas dos personas, padre e hija, con mucho miedo y disimulo porque a ver, con estos perros rabiosos, quien podía hacer nada y el video se pudo difundir por las redes sociales.

A partir de aquí la gente se fue informando  y deciden salir a las calles a protestar, pero la televisión de los poderes, les llama alborotadores y gamberros, porque no dan el brazo a torcer, que desde luego son gente harta de tanto despropósito y  represión.

Resolución para los policías, como siempre, poniendo parches, si te pasaste  de lo conveniente, castigo. Borrón y cuenta nueva, al fin y al cabo son dos perros que los pueden reponer, pringados que utiliza el sistema.  Embrutecidos,  semianalfabetos, carne de cañón del capitalismo.

 Pero la gente no sabe que las personas individuales, no es la importancia fundamental, sino el sistema que las pone y las quita cuando quiere. La gente no sabe que es la estructura del sistema, o las herramientas que le sirven para acallar a tantas masas  oprimida. Que es la estructura y el cimiento de un estado lo que no sirve, caduco y podrido. Intentan pintar el edificio, cuando el problema es tirarlo abajo. Nadie ha dicho que a estos policías no se les eche del cuerpo y se les castigue, lo que nos cuestionamos, es que esto no soluciona nada.

Esto es más de lo mismo de la Ley mordaza que mantiene el gobierno progresista, esta ley como las del franquismo, yo no noto diferencia de aquel régimen a este que intenta engañarnos poniendo formas para disimular la esencia. Digo que esta ley tiene a parte del pueblo, intelectuales, políticos, artistas y otros colectivos, partidos, organizaciones y gente en las cárceles institucionales de dicho sistema, castigando a los trabajadores, periodistas o funcionarios, que se despide de sus trabajos, simplemente porque hacen chistitos, o cantan y  cuentan lo que todo el mundo sabe. Que la monarquía puesta ahí por Franco, no se toca, cuando en otras partes del mundo que se consideran democracias, pueden verbalizar (para eso y de eso se trata) sobre las monarquías a nivel de libertad de expresión.

Lo que llama la atención es como quieren quitarse de encima el franquismo sacando del hoyo al dictador para meterlo en otro y no suprimen la herencia del mismo dictador, cuando colocó  por todos los morros a los Borbones  y aún están impolutos, inamovibles, como un regalo caído del cielo, y luego son gobiernos progresistas, socialistas, y lo mejor que nos podía tocar.

De vergüenza, lo que está sucediendo en el gobierno del progrerío, sin hacer nada sobre el asunto. Cada cuatro años de lo único que se acuerda es de ir por los barrios a adular a las masas con el vótame, vótame, vótame, para seguir luego administrándole a los capitalistas sus necesidades.

Militares en nuestra nación Canaria se pasean por todo el suelo y espacio social con toda impunidad, metralleta en mano, insinuante o amenazante y nadie les dice nada porque a la menor queja de los vecinos, se les tiene en cuenta como alborotadores., sospechosos..

Metiendo las narices en los países soberanos y a modo hasta de dictarles lo que tienen que hacer son sus política interna, es lo que saben y no se miran para adentro.

Rememorando a Brecht.

. “Las revoluciones se producen en los callejones sin salida. Cuando la verdad es demasiado débil para defenderse y tiene que pasar al ataque”

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Maribel Santana 

MARIBEL SANTANA 2

 

MANCHETA 9