Buscar
16:32h. Jueves, 17 de Agosto de 2017

El decreto de la venganza - por Carlos Martínez

 

solidaridad la estiba

carlos martínezCuando el jueves (18/05/17) se ha aprobado en las Cortes la validación del decreto contra la estiba, el PP por fin se ha podido resarcir de su anterior derrota y de paso vengarse de los y las estibadoras. El PP desde que perdió la anterior votación, ha comprado votos y ha logrado unir en torno a él a todo el bloque burgués de las Cortes. Todas las derechas ya sean nacionalistas o españolistas se juntaron pues sus intereses son los mismos y todos coinciden en sostener políticas neoliberales. Todos ellos PP,PDeCAT-CiU-, PNV… apoyan e imponen las políticas Troika y UE, por tanto lo único que ha ocurrido es que esto se ha hecho patente.

El decreto de la venganza - por Carlos Martínez, politólogo y ex portuario,  de Alternativa Socialista / SOCIALISTAS y de ATTAC *

 

Cuando el jueves (18/05/17) se ha aprobado en las Cortes la validación del decreto contra la estiba, el PP por fin se ha podido resarcir de su anterior derrota y de paso vengarse de los y las estibadoras. El PP desde que perdió la anterior votación, ha comprado votos y ha logrado unir en torno a él a todo el bloque burgués de las Cortes. Todas las derechas ya sean nacionalistas o españolistas se juntaron pues sus intereses son los mismos y todos coinciden en sostener políticas neoliberales. Todos ellos PP,PDeCAT-CiU-, PNV… apoyan e imponen las políticas Troika y UE, por tanto lo único que ha ocurrido es que esto se ha hecho patente.

El decreto que el ministro Serna ha presentado es incluso peor que el primero. Sus palabras llamando al acuerdo sonaron tan falsas y provocadoras que cuando le llegó el turno al diputado del PP sus provocaciones hicieron saltar a personas presentes en el hemiciclo, que llevan meses sufriendo por su futuro y el de sus familias. El PP además de corrupto, es cruel. Leído y estudiado el decreto Serna, entiendo y apoyo la reacción de estibadores y estibadoras y su huelga que se iniciará el 24, por varias razones que muy brevemente expongo:

El decreto dedica la mayor parte de su articulado a prejubilaciones y bajas incentivadas y no tiene apenas ninguna propuesta positiva, como no sea para las multinacionales del sector interesadas en hacerse con los puertos españoles. Es pues como se ha dicho un ERE encubierto. Es un ERE insisto.

Tiene al menos dos trampas muy claras tendidas a las estibadoras y estibadores. Una la de la formación. La estiba es hoy en día un sector laboral muy especializado y de riesgo, luego la formación es clave, pero al no contemplar la garantía del empleo para los actuales trabajadores y trabajadoras de la estiba, esto puede ser para formar a nuevas y nuevos estibadores para las empresas y sobre todo las ETT que introduce claramente en la estiba el decreto, y formar a personas sin los derechos ni el salario actual de la estiba. Es decir personas precarias y que por sueldos precarios hagan el trabajo de las actuales plantillas, a las que por cierto, nadie ha regalado ni regala nada.

La otra trampa es la de las negociaciones de convenios y los convenios con las empresas. Los sindicatos pueden y deben negociar con las empresas, eso está claro. Pero desde la reforma laboral Rajoy la negociación y los acuerdos, son algo voluntario y sin efecto. Es decir se puede aprobar y acordar un convenio y luego llegar una naviera o estibadora china o de los EE.UU o de las Caimán nueva, (que ese es el objetivo real del decreto y la UE, favorecer a esas multinacionales) y que estas no acepten el convenio, ni nada, pues el decreto les ampara. También las clásicas del sector se pueden apartar y exigir convenios de empresa siempre más desfavorables.

Por tanto, las y los estibadores no tienen más solución que su lucha sindical, su unidad y su espíritu de sacrificio para incluso regresar a los años veinte del siglo pasado volviendo a defender sus derechos y luchar junto al resto de las organizaciones de clase, contra la lacra del precariado y la reforma laboral. A defender su empleo.

El resto de las trabajadoras y los trabajadores, debemos apoyarles y entender que su lucha es por defender un empleo digno, salarios decentes y estabilidad laboral, además de denunciar el precariado y en eso coincidimos todas y todos.

* En La casa de mi tía por gentileza de Carlos Martínez

carlos martínez attac