Buscar
viernes, 01 de julio de 2022 23:18h.

esto es lo que hay, esto es Canarias

El diputadísimo la vuelve a liar, pero no importa, estamos en Canarias - por Eloy Cuadra

 

 

F E C CURBELO

Nota de Chema Tante: Suscribo todo lo escrito en este artículo por Eloy Cuadra. Y agrego que estoy convencido de que una de las causas esenciales de que Canarias esté "en cabeza de todo lo malo y a la cola de todo lo bueno" es que un cacique insular, con los votos de 6.000 personas, obtenga tres escaños en un territorio de dos millones  de habitantes y con ello se convierta en el dueño y señor de facto de todo el Archipiélago. Esto es intoierable, y los demás partidos, de gobierno y de oposición en Canarias, se hacen cómplices, por no cambiar un sistema electoral perverso, no sea que el cacique se irrite y monte el pollo.

El diputadísimo la vuelve a liar, pero no importa, estamos en Canarias - por Eloy Cuadra, escritor y activista social *


Circula por ahí una noticia con vídeo incluido -circula pero no mucho-, con el señor parlamentario de la isla colombina saliendo de un céntrico y conocido karaoke de Santa Cruz de Tenerife de madrugada en un estado algo perjudicado -se le ve incluso tambalearse-  con la mala suerte de que es abordado como personaje público que es por un ciudadano que educadamente le hace algunas preguntas y lo graba con el móvil. La improvisada entrevista dura hasta que alguien del séquito del señor diputado se lanza contra el muchacho y suena un golpe seco que parece una torta. No sé hasta qué punto es correcto o no lo que hace el ciudadano, pero parece claro que si existe algún tipo de intromisión en la intimidad, cosa que dudo porque es un personaje público que está en la vía pública, lo lógico y legal era solventarlo llamando a la Policía para que levantara la conveniente acta si procedía y obligar al joven a borrar el vídeo. Cuenta la noticia que el chico fue agredido y ha puesto la conveniente denuncia con parte de lesiones incluido. 

En este punto nos quedan algunas preguntas. ¿Es de recibo que un personaje público de la relevancia de este señor diputado aparezca en público en ese estado tan perjudicado?, ¿pedirá disculpas o dimitirá por el incidente, por ser además reincidente?, ¿hablarán de este lamentable asunto los medios de comunicación generalistas de prensa, radio y televisión oficialistas políticamente correctos?, ¿será reprobado el señor parlamentario por el Parlamento de Canarias o por el propio gobierno?, ¿hará algo la oposición política? Y a todas estas preguntas déjenme decirles, no va a pasar nada, da igual que hace años ya le sucediera algo parecido en un puticlub en Madrid, y el hombre dijera que se meaba en las putas, da igual lo que haga y dónde lo haga, como si mañana mismo se caga en la mesa del presidente del Parlamento de Canarias, y cuando digo caga lo digo literalmente, no pasará nada.

En cualquier otro lugar de Europa medianamente decente este hombre ya habría dimitido o lo habrían cesado, pero aquí no va a pasar nada porque esto es Canarias, una república bananera donde las haya, gobernada por mafias y personas corruptas o éticamente bastante deficitarias, una república bananera donde este señor diputado además de mandar en Visocan -la empresa pública de viviendas- o en la consejería de turismo tiene la llave que abre las puertas de todos los gobiernos posibles, a la derecha y a la izquierda, presentes y futuros, y es por tanto muy poderoso, por arte de magia de la ley electoral más antidemocrática que existe y la ciudadanía más permisiva y pasiva que conozco. 

Y esto es lo que hay, esto es Canarias. Cuando escuchen hablar de las mil calamidades y miserias que sufre el pueblo canario, piensen en esto, de tal palo tal astilla, a razón de la altura a la que está el nivel ético y moral de la clase dirigente, así sufre el pueblo, no hay más. 

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Eloy Cuadra

ELOY CUADRA
ELOY CUADRA

 

 

MANCHETA MAYO 22