Buscar
09:22h. lunes, 14 de junio de 2021

instinto de supervivencia capitalista

Impuesto Mínimo Corporativo. Una oportunidad para la Justicia Económica Global - por Francisco Morote

 

FRASE MOROTE IMPUESTO

Nota de Chema Tante: Paco Morote y Attac Canarias, que con tanto honor preside, son una buena prueba de la altura del pensamiento económico progresista canario. Hay mucha gente en Canarias que sabe y que dice lo que sabe. Pero a quienes no se les escucha lo que dicen. El Gobierno de Canarias, cabildos y ayuntamientos, deberían atender más a esta gente sabia nuestra y menos a los fatuos expertos importados que suele contratar

Impuesto Mínimo Corporativo. Una oportunidad para la Justicia Económica Global - por Francisco Morote, presidente honorario de Attac Canarias

Impuesto Mínimo Global a empresas. Cecilia Barría en BBC NEWS y Chowdhury y Jomo Kwame Sundaram en IPS, sobre la propuesta de Yellen, Secretaria del Tesoro USA

40 años de estadofobia y publifobia (repulsión a todo lo público) neoliberal han dejado a los estados, incluidos los más desarrollados, tan depauperados que ahora no pueden afrontar la triple crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia del Covid-19. 

Solo con el endeudamiento no basta.

janet yellenLa presión fiscal indirecta y directa sobre la mayoría de la población, con la gente asalariada y pensionista a la cabeza, no asegura la recaudación de los recursos financieros que la situación reclama. El peso de las circunstancias es tal, que el gobierno de los EE UU se ha visto obligado a proponer por medio de su Secretaria del Tesoro, Janet Yellen este impuesto mínimo global corporativo del 21%, como única salida para recaudar el dinero que no puede conseguir sin provocar un malestar y un posible estallido social de consecuencias imprevisibles.

Y no se limita a plantearlo solo para los EE UU sino que reclama su carácter universal, consciente de que de no hacerse así la llamada competencia (desleal) fiscal global sería como un boomerang que se volvería contra sí mismo. Como dice Chema Tante, el asunto tiene una importancia sideral. ¿Es un golpe mortal contra la ortodoxia neoliberal? Es heterodoxia oportunista keynesiana, todo un avance para lo que estábamos soportando en los últimos 4 decenios. 

¿Saldrá adelante la propuesta?

La resistencia interna en EE UU será, seguro, considerable, aunque algunas voces de megamillonarios precavidos e inteligentes, ya venían reclamando hace tiempo más justicia fiscal. Y en el exterior, en la UE, por ejemplo, puede ser bien acogido, aunque su propuesta era más tímida: impuesto mínimo global corporativo sí, pero, creo recordar, del 14 o 15%. 

La reacción del altermundismo y el progresismo

onuDesde luego, que la sorpresa puede paralizar al movimiento altermundista y a las fuerzas progresistas. Es un desconcierto absurdo. Lo que hace el gobierno de los EE UU, lo hace obligado por las circunstancias, no porque se haya hecho altermundista o progresista Liberal, como dicen por allí. Podría llamarse instinto de supervivencia capitalista. El conjunto del altermundismo y del progresismo político hará bien en aprovechar esta oportunidad y exigir que la propuesta se lleve adelante en el marco de la ONU, más que en el del G-20. El golpe que la puesta en práctica de esta iniciativa le propinaría a las multinacionales y a los paraísos fiscales sería muy duro.

Una oportunidad para la Justicia Económica Global que propugna Attac

ATTACPor supuesto Attac global debe tomar nota de lo favorable de la insólita coyuntura y lanzarse de cabeza a dar esta, no por inesperada menos favorable, batalla. Un impuesto universal así supondría una oportunidad extraordinaria para fortalecer financieramente a todos los estados del planeta dotándoles de unos recursos que bien empleados  robustecerían e impulsarían el estado del bienestar.

Una oportunidad para la soberanía alimentaria, energética y ¡científica!

Especialmente valioso podría ser para los países menos desarrollados. Algunos, podrían ir más lejos y no solo impulsar los servicios públicos, sino luchar para alcanzar al menos un cierto grado de soberanía alimentaria, energética y ¡científica! La pandemia ha dejado evidente que independencia y soberanía no son exactamente la misma cosa. Tan solo unos pocos estados han demostrado tener soberanía científica, que les permite estar por encima de los demás: Estados Unidos y Reino Unido pero, también, China y Rusia. Y en su respectiva dimensión, Cuba. En cambio, la Unión Europea y sus países miembros han mostrado una falta de soberanía científica y, por lo tanto, una dependencia deplorable. Especial y admirable es el caso de la pequeña y bloqueada Cuba. Su independencia en este caso es el fruto de su soberanía científica. Que tomen nota tantos países del mundo que no se tomaron en serio apoyar el desarrollo científico nacional, España entre ellos.

 

VACUNA CUBANA

Soberana, la vacuna cubana

 

Nota. Este tema lo abordamos en la reunión virtual de Attac Canarias y Fernanda Gadea, en su calidad de coordinadora de Attac Canarias y de Attac España, lo planteará en las próximas reuniones de la Mesa de Coordinación de Attac España y de la Red Europea de ATTAC.

DEBEMOS ESTAR A FAVOR DE UN IMPUESTO MÍNIMO GLOBAL CORPORATIVO DEL 21% EN EL MARCO DE LA ONU

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Francisco Morote

francisco morote attac

 

MANCHETA nnnn