Buscar
viernes, 01 de julio de 2022 23:27h.

V Aniversario…

Relaciones diplomáticas entre China y Panamá - por Franklin Ledezma

 

f FNK LDZ

 

V Aniversario…   

 

Relaciones diplomáticas entre China y Panamá - por Franklin Ledezma Candanedo, periodista y escritor *

 

El 13 de junio de 2017 se establecieron las relaciones diplomáticas entre la República de Panamá y la República Popular China, al acoger juiciosamente el gobierno nacional  el principio de una sola China. El 25 de julio de ese mismo año, Panamá abrió su embajada en Pekín, después de cumplir los procesos respectivos, convirtiéndose  en la representación No. 173 extranjera con sede en la capital de la China continental.

En fecha histórica ambos países suscribieron un comunicado conjunto, el 1 de diciembre de 2018, mediante el cual nuestro país reconoció que “existe una sola China en el mundo, el Gobierno de la RPC es el único gobierno legítimo que representa a toda China, y Taiwán forma parte inalienable del territorio chino”.  

Es oportuno aclarar que el citado principio consiste en el reconocimiento de que solo existe un Estado único denominado China, que comprende China continental, Hong-Kong, Taiwán y Macao, y que su representante legítimo es la RPC. La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), mediante Resolución 2758,  del 25 de octubre de 1971, “Restitución de los legítimos derechos de la República Popular China”, adoptó este principio.

Por su parte, el gobierno de la República Popular de China, en septiembre de 2017, anunció que una embajada de su país sería abierta en la Ciudad de Panamá, la cual fue inaugurada el 19 de septiembre de ese mismo año, siendo  su primer embajador el honorable señor Wei Qiang, quien asumió el cargo el 21 de octubre.

Destacamos, en esta coyuntura histórica fundamental, la presencia de nacionales chinos en Panamá, quienes desde siglos pasados han contribuido al 

desarrollo integral de nuestro país, aporte que hizo posible inicialmente, la construcción del primer ferrocarril en la América Meridional y, décadas después, el canal interoceánico, lo que hizo realidad nuestra vocación transístmica, como centro de intercambios múltiples.

Obreros chinos en la construcción del ferrocarril y del canal de Panamá.

Registros históricos demuestran que la compañía del ferrocarril trajo inicialmente 1,000 obreros de esa nacionalidad, mientras que en obra recientemente publicada se sostiene que entre 1852 y 1854 llegaron 1,267. Destacamos que estos trabajadores fueron engañados por la empresa, a quienes se les ocultaron las adversidades, el clima, las fieras y los mosquitos.

Por otra parte, se desconoce la cantidad de muertos chinos en esta obra, ya que la compañía no llevaba ese tipo de estadísticas para la gente de color, para evitar el pánico y se ahuyentaran las inversiones. Y es que el contrato suscrito con el gobierno neogranadino estipulaba un plazo de cumplimiento, el cual, si se vencía sin culminar la obra, la compañía perdería la inversión y el objeto del contrato pasaría a Colombia. Por esto se contrató a los chinos, que aunque no eran los más fuertes,  sí eran  los más disciplinados y productivos.

Puntualizamos que con los obreros chinos que murieron en la construcción del ferrocarril, que permitió su inauguración en 1855, lo mismo que los que fallecieron en la obra canalera hasta su culminación en 1914, sin que se conozca la cantidad exacta,  existe una deuda de gratitud impagada para que se les reconozca como mártires de las citadas obras.

Un recorrido de la presencia china en Panamá, permite observar el extenso legado histórico cultural, con aportaciones concretas de estos ciudadanos que conviven con nosotros,  en todas las ramas del humano quehacer, lo que nos ha permitido avanzar y crecer material e intelectualmente.

Es tiempo de agradecerle a China, país que nunca nos ha invadido ni masacrado, el decidido respaldo de su gobierno a las justas aspiraciones del pueblo panameño para lograr la soberanía en todo nuestro territorio y la eliminación de una ofensiva quinta frontera, a través del Tratado Torrijos-Carter.

Al respecto, es necesario tener presente una muestra concreta de ese apoyo permanente de China a la justa lucha generacional patriótica, en las palabras del reconocido internacionalista panameño Julio Yao Villalaz, expresadas con motivo de la reunión del Consejo de Seguridad en Panamá (1973):

 “El más importante apoyo vino de la China cuando, a pregunta nuestra a su embajador Huang Hua sobre la neutralidad de canales internacionales, el presidente Mao Tsé Tung envió este telegrama: ‘La República Popular China apoya cualquier propuesta de Panamá, incluyendo el retiro inmediato de las bases militares de EE.UU.”

Debemos agradecerle al pueblo y gobierno de China, que jamás ha intervenido militarmente en Panamá y que en todo momento ha estado y está dispuesta a 

realizar  sustantivos aportes, para que logremos el crecimiento integral sostenible, a pesar y por encima de los repetidos ataques que padece y las sanciones impuestas por el imperio hegemónico, cuyo funesto intervencionismo en Panamá durante 176 años -1846-2022- ha dejado y deja mortales consecuencias. Nos congratulamos, en este V aniversario, del establecimiento de relaciones diplomáticas Panamá-China.

 

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Franklin Ledezma

FRANKLIN LEDEZMA CANDANEDO
FRANKLIN LEDEZMA CANDANEDO




 

 

 

MANCHETA MAYO 22