Buscar
00:32h. Viernes, 28 de febrero de 2020

Adiós, Unión Europea (Rafael Poch)

 

adios europa pedripol

RAFAEL POCH"Muy recomendable", dice Julián Ayala, al destacar este artículo impresionante de Rafael Poch en LA VANGUARDIA, y reproducido por REBELIÓN (lo cual es en si mismo otra excelente recomendación). El corresponsal del medio en París construye este texto a partir de sus otas para la conferencia que ofreciera en Barcelona el 1 de enero, para el Consell Català del Moviment Europeu. Y resulta en verdad una triste paradoja que una institución con vocaión europeístatenga que escuchar y asumir la certificación del derrumbe del proyecto. Porque eso es lo que está ocurriendo y Poch relata con maestría. La codicia neoliberal de unos y los desatinos saqueadores de otros se han cargado lo que nació como una idea de paz, progreso compartido y solidaridad con todo el mundo. Han destrozado una ilusión que ya se había hecho realidad generosa y constructiva y la han convertido en instrumento para la opresión y la rapiña, en un resorte para la recuperación de las viejas pulsiones de imperialismo hegemónico. Leyendo este artículo, yo, Chema Tante, pienso que ni en el pináculo de sus extasis demenciales Hitler hubiera podido soñar una Europa dominada por el fascismo como la que nos está amenazando en estos tiempos.  Poch nos habla de "la “lepenización de Goldman-Sachs”: una síntesis y entendimiento entre la extrema derecha y el establishment neoliberal" y se le encoge a uno el alma y se le desata el terror.

¿Qué le queda a la soberanía popular, al sujeto que vota en unas elecciones nacionales? Muy poco. Y encima, esa desposesión ha sido santuarizada, blindada en normas y tratados para hacerla irreversible.

“No puede haber opción democrática contra los tratados europeos”, ha dicho Jean-Claude Juncker. (5)

El maltrato de Grecia, castigada su sociedad con un programa de austeridad aún más estricto por haber rechazado el anterior en referéndum, ha ofrecido el último ejemplo de desprecio  de la voluntad popular. El Brexit ha demostrado la estricta jerarquía y desigualdad en el trato, porque la voluntad popular expresada por el referéndum británico (mucho más ajustada que la griega), sí ha sido reconocida, aunque con mal humor.

¿Qué clase de club es ese del que no se puede salir, ni plantear reforma de sus estatutos, sin provocar convulsiones y amenazas? Manifiestamente no solo un club defectuoso en su diseño, sino también autoritario. Esta historia del desprecio de los referéndums ya tiene 24 años y 9 consultas a su cuenta. 

http://blogs.lavanguardia.com/paris-poch/2017/02/01/adios-union-europea-42041/

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=222401

 

Por la imagen:

@pedripol

http://www.pedripol.com/politica/adios-europa-adios/

RAFAEL POCH RESEÑA