Buscar
03:44h. Viernes, 26 de Abril de 2019

Cáritas cree "insultante" el rechazo del plan contra la pobreza


Cáritas Diocesana ha considerado "insultante" el rechazo del Parlamento de Canarias, tras el voto en contra de CC y PSC-PSOE, a una proposición no de ley (PNL) presentada por el Grupo Mixto para la puesta en marcha de un plan de choque contra la pobreza y la exclusión social en el archipiélago.
Cáritas cree "insultante" el rechazo del plan contra la pobreza Imprimir E-Mail

Image

Cáritas Diocesana ha considerado "insultante" el rechazo del Parlamento de Canarias, tras el voto en contra de CC y PSC-PSOE, a una proposición no de ley (PNL) presentada por el Grupo Mixto para la puesta en marcha de un plan de choque contra la pobreza y la exclusión social en el archipiélago.

Cáritas ha señalado que este rechazo "deja claro" que las personas que tienen la obligación de defender los intereses de la ciudadanía --especialmente de la parte más débil de la sociedad-- se encuentran "demasiado alejadas de la realidad social de las islas, manteniendo debates estériles y actitudes que son insultantes hacia las personas que viven situaciones de exclusión".

Cáritas no entiende cómo desde el año 1999 no se ha elaborado un plan de choque contra la pobreza y cómo en estos años se han rechazado por la Cámara tres propuestas que pretendían sentar unas bases mínimas para conocer, reconocer y actuar sobre los canarios que "se levantan cada día sin más futuro ni presente que tratar de sobrevivir en situaciones de auténtica pobreza".

Para esta entidad social, "es obligación del Parlamento de Canarias --y del resto de los parlamentos-- velar y proteger a las personas mayores; a las menores de edad; a las desempleadas; a las más desfavorecidas; a las que no tienen hogar o están a punto de perderlo; a quienes no pueden acceder a la educación, a la alimentación adecuada o al trabajo, y a todas aquellas que son víctimas de una realidad que muchos de los actuales miembros de la llamada clase política, que mientras por un lado contribuían a construir con sus decisiones, por otro se presentaban como la solución a los problemas".

"Nos duele más que aquéllos que asumieron una obligación legal y moral con la sociedad a la que libremente decidieron representar, hayan sido una vez más incapaces de ponerse de acuerdo aunque fuera tan solo en una declaración de intenciones oficial de trabajar por las personas más apartadas de la sociedad, condenándolas una vez más a la desesperanza", añade Cáritas.

Por todo ello, la institución insta a los diputados a superar sus intereses partidistas y personales y a que asuman su papel de representantes y su obligación de defender los derechos sociales, y acuerden un plan de choque contra la pobreza y la exclusión social" que sea real, que se le dote económicamente y que se ponga en marcha de forma inmediata.