Buscar
07:02h. viernes, 25 de septiembre de 2020

La mentira permanente, nuestra amenaza más mortífera (Chris Hedges)

 

 

FRASE HEDGES

El segundo regalo de Navidad que me manda Federico Aguilera Klink es el enlace a este ácido artículo que Chris Hedges publica en TRUTHDIG y que reproduce, en traducción de Iker Jauregui, SIN PERMISO. Dice Hedges, con mucho tino, que nuestro más siniestro peligro es la mentira permanente, que ha pulverizado toda la credibilidad que podía esperarse de quienes históricamente eran la garantía de la verdad. La mentira que cunde por doquier, sorprende la buena fe y, fertilizada por el abono de mucho dinero invertido en campaña mentirosas, trastoca y contamina la voluntad popular. Hedges escribe refiriéndose a USA. Pero es obvio que esta peste se extiende por todo el mundo. Y en Canarias tenemos también nuestra triste parte de tanta desgracia. Hedges al final nos manda un mensaje de ánimo, fortaleza y esperanza. Pero yo, Chema Tante, en esta navidad del 17, no me siento capaz de compartir tal optimismo. Terrible, terrible. Y no es ninguna coña.

 

 

Hay que enfrentar al poder con más poder. Debemos construir instituciones y organizaciones paralelas que nos protejan del asalto empresarial y resistan a la dominación de las corporaciones. Debemos distanciarnos lo máximo posible de este Estado vampírico. Cuantas más comunidades autónomas podamos crear, con sus propias divisas e infraestructuras, más podremos dañar a la bestia corporativa. Hay que establecer cooperativas de trabajadores, sistemas locales de suministro alimentario basados en dietas veganas y organizaciones culturales, artísticas y políticas independientes. Tenemos que obstruir por cualquier medio posible el asalto de las corporaciones, desde el bloqueo directo de gaseoductos y pozos destinados al fracking, a la ocupación de las calles a través de actos de desobediencia civil contra la censura y el ataque a las libertades civiles, o la creación de “ciudades santuario”. Y todo ello deberá realizarse como siempre se ha hecho: construyendo relaciones personales y cercanas. Quizás no seamos capaces de salvarnos a nosotros mismos - sobre todo por el rechazo de las élites a hacerse cargo de los estragos del cambio climático- pero podemos crear espacios de resistencia donde la verdad, la belleza, la empatía y la justicia perduren.

 

Todo el contundente artículo de Chris Hedges en

http://www.sinpermiso.info/textos/la-mentira-permanente-nuestra-amenaza-mas-mortifera

https://www.truthdig.com/articles/permanent-lie-deadliest-threat/

chris edges reseña