Buscar
17:07h. sábado, 30 de mayo de 2020

Una frase de Martin Luther King, que viene muy a cuento

Juan Carlos de Sancho me manda esta imagen de Luther king, con una frase suya que resulta muy oportuno recordar en estos tiempos tenebrosos, cuando un  fascismo con nueva cara encadena nuestra existencia. Ruego seguir leyendo ahí adentro...

Sé que es un tópico envilecido por la reiteración gratuita llamar a alguien fascista, apelar al fascismo como insulto. Pero no sze trata de eso, hoy. Yo estoy hablando de un fascismo de verdad. La idea esencial del fascismo es que es natural, y, por tanto, debe ser legal, legítimo y lícito, la supremacia del fuerte sobre el débil. Y a lo largo de la historia, siempre el concepto de fuerte que ha manejado el fascismo es el e la fortaqleza económica. Lo que ocurre es que, en todas las etapas anteriores, ese poder ha utilizado la fuerza bruta -no ejercida directamente por le fuerte eocnómico, sino por sicarios- y ahora ese mismo fuerte económico recurre a otro tipo de violencia. Pero, en su esencia, estamos ante el mismo fenómeno. Este fascismo, que es el mismo de siempre, considera que solamente los ricos tienen derechos, que solamente tiene derecho a algo aquel que pueda pagarlo. Y que los demás, los débiles económicos, los que no tenemos dinero solamente podemos vivir mientras estemos en condiciones de trabajar para los ricos. Si eso no es fascismo, ya me contarán ustedes qué es.

Y, volviendo a la certera frase de Martin Luther King, la pregunta ahora es ¿cómo atajamos esta agresión legal, pero ilegítima?