Buscar
23:53h. martes, 30 de noviembre de 2021
apple
Economía

Apple también es inviolable, Juan Carlos Escudier en PÚBLICO

 

frase escudier

Juan Carlos Escudier comenta el cinismo jurídico, político y administrativo reinante en la Unión Europea, que se evidencia en el tratamiento que se da a las prácticas estafadoras de las multinacionales, alentadas por los gobiernos filibusteros. El artículo lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado y yo,, Chema Tante, agrego que todo esto se llama neoliberalismo. Todas las leyes y sentencias se encaminan a proteger la aplicación de la máxima de la búsqueda del beneficio a cualquier coste. Y esos gobiernos que estafan a otros los recursos que les corresponden tributariamente, son lo que afean a esos otros gobiernos no ser tan eficientes en el robo y la rapiña. Y que nadie se engañe. La Comisión Europea le metió su multa a Irlanda por lo de Apple, para salvar la cara. Pero sabía perfectamente lo que iba a hacer a posteriori el Tribunal. Me van a decir los eurotecnócratas que el Tribunal hace algo sin contar con los otros. Y a la inversa. Una manada de piratas.

Economía

Apple tiene que pagar sus impuestos (Owen Jones)

 

owen jones impuestos apple

Ya se sabe que en el estado español, las medidas neoliberales han dado sus frutos y las grandes empresas no pagan impuestos. El caso de El Corte Inglés es un paradigma de ello. Pero esta vergüenza no es más que la transposición de la realidad europea. Todos los estados de la Unión se han convertido, de esta suerte, en auténticos paraísos fiscales para las multinacionales. Vean el caso de Irlanda y Apple, tan estrepitoso que hasta la propia Comisión Europea, poco sospechosa de buscarle las pulgas al capital ha tenido que halarle de las orejas al gobierno irlandés y exigirle que le cobre a Apple. Owen Jones, desde EL DIARIO THE GUARDIAN reflexiona sobre las muchas calamidades sociales y económicas que se derivan de esta insufrible benevolencia tributaria con corporaciones que cuentan sus beneficios por decenas de miles de millones. Una benevolencia tanto más lacerante cuanto que convive con el agobio fiscal a las pequeñas empresas, a las rentas de trabajo y al consumo. La injusticia instalada en el poder.