Buscar
14:00h. Lunes, 27 de enero de 2020
piel
Firmas

Náufraga en tu piel, Irma Ariola - por Rosario Valcárcel

 

Foto presentación Irma Ariola,

Y hablando de sexo, “Naúfraga en tu piel” el último libro de poesía de Irma Ariola Medina Cuevas, pero seguro que no el último en publicar, habrán más, muchos más porque su creatividad es imparable, nos muestra un arrastre poético amoroso, un tratamiento de la homosexualidad femenina, repleta de fascinación por el sexo, por un sexo que ocupa todos sus versos.

Firmas

Fundació per la Pau, o la piel de cordero del verdadero “Régimen criminal” - por Tamer Sarkis Fernández

Jordi Armadans, Director de la llamada Fundació per la Pau (por la Paz), habla con el semanario El Triangle (nº 1133) y engaña al entrevistador cuando declara que “el Régimen es lo bastante criminal para hacer aquello que probablemente hizo”. Se refiere al atentado químico en Goutta, Siria, que dio rápido fuelle a las maniobras anglo-franco-estadounidenses para un ataque directo pesado aéreo y naval, aunque truncado a la postre dado el escepticismo o prudencia de poblaciones y cámaras legislativas ante la inconsistencia de “pruebas” e “imputaciones”. Ésas cuya repetición auto-convence ya a pocos más que a propagandistas bélicos al estilo del entrevistado.

Sociedad

Cambio de piel. Francisco se desprende de Bergoglio - Horacio Verbitsky

Ah, si esta gente vaticana recordara y acatara el octavo de sus propios madamientos...
Me parece relevante, en este importante artículo de Horacio Verbitsky en el digital argentino PÁGINA 12,  la referencia a la vieja práctica, tan utilizada por la derecha, de descalificar a quien denuncia, cuando no se dispone de argumentos con los que rebatir la propia denuncia. Le guste o no le guste a la Curia romana y al jesuitismo oficial, el caso de los dos jesuitas, Yorio y Jalics, detenidos y torturados en la ESMA, no con la connivencia, sino con la complicidad e incluso la denuncia de la Jerarquía Católica argentina, incluyendo a Bergoglio, está más que comprobado. Y el relato, documentado de Verbitsky me ha recordado el grave contencioso que mantiene la Iglesia católica oficial con la Iglesia Católica no oficial pero más auténticamente cristiana: los sacerdotes, monjas y personas católicas laicas que cumplen el mandato de su fundador con su compromiso social.